Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ex presidente de Túnez pide la destitución y el procesamiento de Saied

El ex presidente tunecino Moncef Marzouki en Túnez, el 7 de septiembre de 2019 [Yassine Gaidi/Anadolu Agency].

El ex presidente de Túnez, Moncef Marzouki, ha pedido la destitución y el enjuiciamiento del presidente Kais Saied antes de celebrar las elecciones presidenciales y legislativas. Hizo su comentario durante un discurso en directo en Facebook el martes.

"El discurso de Saied sobre el establecimiento de disposiciones transitorias significa la anulación de la Constitución, lo que significa dirigirse a la promulgación de leyes hechas a medida", dijo Marzouki. "En cuanto se promulguen estas leyes, él [Saied] controlará nuestro destino, y esto será un reconocimiento explícito de la muerte de la Constitución".

Saied anunció el lunes la continuación de las medidas excepcionales que introdujo en julio. "Se han puesto en marcha disposiciones transitorias", añadió durante su visita no anunciada a la gobernación de Sidi Bouzid. Calificó de "teatrales" las protestas contra las medidas.

Sin embargo, Marzouki reiteró su convicción de que "Saied es un presidente golpista y sólo puede ser calificado como tal, y su legitimidad está erosionada y terminará". Destituirlo y procesarlo, junto con todos los que han contribuido a la tragedia de Túnez es, dijo, "una probabilidad seria".

LEER: El presidente de Túnez anuncia que va a cambiar la ley electoral

Dirigiéndose a los partidarios de Saied, el ex presidente dijo: "Entiendo vuestro enfado contra el antiguo régimen, y comparto este enfado con vosotros, y también creo que el liderazgo de Ennahda en alianza con los partidos de la corrupción fue un gran desastre. Sin embargo, debéis saber que esto no niega que la propia medicina fuera una enfermedad, y que este hombre [Saied] es todo palabrería, y nos llevará a todos al abismo. Debéis dejar de apoyarle".

En un discurso contundente, Marzouki también hizo un llamamiento a las instituciones de seguridad, militares, judiciales y mediáticas de Túnez para que trabajen para detener lo que describió como una "farsa". Sugirió que los diputados se reunieran de cualquier manera posible, aunque el parlamento haya sido suspendido por Saied. El presidente del Parlamento, Rached Ghannouchi, "debe presentar su dimisión" para que los diputados puedan elegir a alguien que le sustituya. En conclusión, insistió en que "Saied se ha convertido en un peligro inminente y debe ser detenido".

Categorías
ÁfricaNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines