Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Descubra la Fortaleza de Nizwa, Omán

Gran parte del patrimonio cultural actual de Omán está definido por su turbulento pasado. El país alberga cerca de 1.000 fortalezas, castillos y torres de vigilancia que se erigen como monumentos de su rica historia.

A pesar de su inestable ubicación entre los rivales regionales Arabia Saudí e Irán, de compartir frontera con un Yemen devastado por la guerra y de estar situado en una ruta marítima petrolera clave que ha sido escenario de varios ataques a petroleros, el Sultanato de Omán es uno de los destinos más seguros y fascinantes del mundo para viajar.

Descrito como "la Suiza de Oriente Medio", Omán ha conseguido durante mucho tiempo mantenerse neutral y disfrutar de una relativa paz y tranquilidad en una región sumida en la agitación y el conflicto.

Pero este pintoresco y tranquilo país costero no siempre fue el bastión de la tranquilidad que es hoy. Situado en la encrucijada de Europa, Asia y África, Omán sufrió frecuentes invasiones y colonizaciones debido a su situación estratégica en rutas comerciales vitales. Pero también se convirtió en una potencia colonial, compitiendo con los imperios portugués y británico por el poder y el comercio en el Golfo y el Océano Índico.

Gran parte del patrimonio cultural actual de Omán está definido por su turbulento pasado. El país alberga casi 1.000 fortalezas, castillos y torres de vigilancia que son monumentos de su rica historia. Dondequiera que vaya en Omán, cerca de la playa, en las montañas o en lo más profundo de su desierto, seguro que se topará con una de estas formidables estructuras.

Esta foto tomada el 29 de noviembre de 2018 muestra a un hombre descendiendo por una escalera en el Fuerte de Nizwa, una fortificación del siglo XVII en la ciudad del mismo nombre, a unos 160 kilómetros al suroeste de la capital Mascate [GIUSEPPE CACACE/AFP vía Getty Images].

A dos horas en coche de la capital, Mascate, se encuentra una de las fortalezas más antiguas y grandes de Omán, el Fuerte de Nizwa, que se erigió como baluarte defensivo contra las fuerzas de asalto. Se encuentra en la antigua ciudad oasis de Nizwa, antigua capital de Omán en los siglos VI y VII d.C. y ruta comercial estratégica.

El fuerte de Nizwa combina un castillo y una fortaleza y fue la sede administrativa del poder de varios imanes y valíes que gobernaron el imanato de Omán. El fuerte fue construido a mediados del siglo XVII por el imán Sultán Bin Saif Al Ya'rubi, que derrotó a los últimos ocupantes portugueses y los expulsó de Omán. La estructura se levantó sobre las ruinas de un fuerte más antiguo que data del siglo XII.

La construcción del fuerte tardó 12 años en completarse. Presenta una antigua arquitectura omaní y está marcado de forma única por su forma circular. Rodeado de enormes plantaciones de verdes palmeras datileras, el monumento nacional está diseñado en dos niveles.

Con un diámetro exterior de casi 45 metros, posee la mayor torre de fortaleza del Sultanato y, posiblemente, de toda la Península Arábiga. La torre constituye el componente principal del fuerte, reforzado con arena y grava. Sus siete pozos, almacenes y numerosas celdas permitieron a sus defensores resistir largos asedios.

El castillo también alberga un museo que muestra las tradiciones de la nación y cómo vivían los omaníes en la antigüedad. Desde la cima del fuerte se pueden contemplar unas impresionantes vistas panorámicas del oasis y las montañas de Hajar.

Esta foto tomada el 29 de noviembre de 2018 muestra una vista de la ciudad de Nizwa desde las murallas de la fortificación del siglo XVII del mismo nombre, a unos 160 kilómetros al suroeste de la capital Mascate [GIUSEPPE CACACE/AFP vía Getty Images].

Aunque no está reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como el fuerte Bahla de Omán, por ejemplo, el fuerte de Nizwa es una de las atracciones turísticas más populares del país. Fuera del fuerte se encuentra el bullicioso zoco de Nizwa, uno de los mercados más antiguos de Omán.

Con una profunda conexión con las raíces islámicas del país, la propia ciudad de Nizwa está impregnada de historia y ofrece a los visitantes una visión de la historia de Omán. Conocida como capital espiritual de Omán, Nizwa fue en su día un centro de comercio, religión, educación y arte, descrito por el explorador musulmán Ibn Battuta como "una ciudad al pie de una montaña, envuelta por huertos y arroyos, y con bazares finos y mezquitas espléndidas y limpias".

El príncipe Carlos de Inglaterra, príncipe de Gales, sostiene una espada y un escudo mientras su esposa Camilla (detrás), duquesa de Cornualles, observa durante una visita al fuerte de Nizwa, a unos 140 kilómetros al norte de Mascate, el 18 de marzo de 2013 en el Sultanato de Omán [MOHAMMED MAHJOUB/AFP vía Getty Images].

Categorías
Destinos: Descubriendo Oriente MedioNoticiasOriente MedioSmall SlidesVideos y Fotos HistoriasYemen

Jehan Alfarra es una escritora palestina y periodista multimedia que cubre asuntos de Oriente Medio y se especializa en noticias políticas y asuntos sociales palestinos. También es autora colaboradora del libro "Gaza Writes Back".

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines