Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán se enfrenta a una coalición hostil

Los partidarios del presidente electo de Irán, Ebrahim Raisi, animan en el santuario del Imán Reza en la ciudad de Mashhad, en el noreste de Irán, el 22 de junio de 2021. [MOHSEN ESMAEILZADEH/AGENCIA DE NOTICIAS ISNA/AFP vía Getty Images]

Parece que Israel está teniendo éxito en la creación de una estrategia internacional para castigar a Irán por el ataque a uno de sus petroleros. Lo ha hecho obteniendo el reconocimiento de varios países influyentes de que el ataque fue premeditado. Esto significa que el Estado ocupante tiene derecho a responder a lo que se acepta como un ataque deliberado contra el barco.

Israel se ha aliado con Estados Unidos y Gran Bretaña para emprender una acción de represalia conjunta contra Irán. Las noticias internacionales afirman que ambos países han acordado que Israel responda al ataque.

El objetivo de la respuesta probablemente ya se ha determinado. Parece que los tres aliados han acordado que el objetivo debe ser lo suficientemente importante como para que un ataque sea doloroso para Irán, pero no lo suficientemente grave como para abrir la puerta a una guerra a gran escala. Israel podría, por ejemplo, destruir una plataforma de lanzamiento de drones iraníes.

Mientras tanto, Irán se prepara para desplegar a sus apoderados regionales, especialmente a Hezbolá. Esto se debe a que Israel está atacando sitios iraníes en Siria que están vinculados a Hezbolá y está impidiendo el suministro de petróleo y armas al grupo. La milicia libanesa ha estado en el centro de la guerra de los petroleros, que lleva meses, y es la mejor situada para amenazar a Israel con dolorosos ataques de represalia.

LEER: Irán asegura no estar detrás del ataque a un petrolero operado por Israel frente a Omán

Irán está buscando apoyo internacional para disuadir la participación de Estados Unidos. Creo que recurrirá a Rusia para ello, ya que Moscú rechaza la injerencia flagrante en el Golfo y busca soluciones a los ataques de petroleros por parte de Irán e Israel.

Se sabe que el presidente electo de Irán, Ebrahim Raisi, no es del agrado de Occidente; después de todo, estaba en la lista de "terroristas" de Estados Unidos. También se sabe que los Estados árabes del Golfo lo consideran un hombre de línea dura, por lo que es rechazado por los vecinos de Irán. Sin embargo, ha sido elegido presidente y otros países deben tratar con él si quieren tratar con Irán. Los gustos personales no deben determinar los intereses nacionales.

El Golfo está a punto de estallar e Israel ha aprovechado para construir una alianza con Estados Unidos y Gran Bretaña contra Irán. Un ciudadano británico murió en el último ataque, por lo que el Reino Unido puede exigir una compensación o ser un socio en una respuesta adecuada.

La situación se está calentando. Los Estados árabes del Golfo deben elegir ahora lo que les conviene a ellos y a sus intereses.

Este artículo apareció por primera vez en árabe en el Centro de Información Palestina el 2 de agosto de 2021

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIránIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines