Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los habitantes de Jerusalén se enfrentan al intento israelí de demoler las tiendas de campaña de una sentada

Las fuerzas israelíes utilizan gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que se manifiestan en apoyo de las familias palestinas amenazadas de desalojo forzoso de sus hogares en el barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, el 17 de julio de 2021. [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu]

Activistas palestinos y jerosolimitanos se reunieron ayer en dos tiendas de campaña instaladas en el barrio de Sheikh Jarrah en un intento de frustrar los intentos israelíes de desmantelar las tiendas que se utilizan para celebrar concentraciones contra los planes de la ocupación de desplazar por la fuerza a los palestinos de la zona para dejar paso a los colonos judíos ilegales.

Los residentes de Sheikh Jarrah y los activistas se reunieron en las dos tiendas de campaña después de que se entregara una orden de demolición israelí a los organizadores de la sentada, dijo el residente Nabil Al-Kurd.

El domingo, agentes del municipio israelí de Jerusalén irrumpieron en Sheikh Jarrah y entregaron una orden de demolición de las tiendas, alegando que estaban levantadas en una zona pública.

Murad Attiya, de Sheikh Jarrah, dijo que la ocupación israelí suspendió la orden de demolición después de que los activistas y residentes se reunieran en la zona.

"Está claro que la ocupación israelí retrocedió y congeló la demolición después de que los jóvenes y los periodistas se reunieran aquí", dijo Attiya. "Están comprobando si los palestinos siguen preocupados por Sheikh Jarrah o no".

LEER: Israel congela un importante acuerdo petrolífero con los Emiratos Árabes

El palestino Mahmoud Salah, de Silwan, fue detenido en la sentada, mientras que otros dos palestinos fueron retenidos en la puerta de la mezquita de Al-Aqsa.

Los ataques israelíes contra manifestantes palestinos que exigen el fin del desplazamiento forzoso de familias de sus hogares en la Jerusalén Oriental ocupada para dejar paso a colonos ilegales se han intensificado desde mayo. Las fuerzas de ocupación israelíes irrumpieron en la mezquita de Al-Aqsa en numerosas ocasiones, y dispararon y maltrataron a los fieles palestinos mientras rezaban las oraciones nocturnas del Ramadán. En respuesta, las facciones de la resistencia dispararon cohetes contra Israel.

Israel, que golpea continuamente la asediada Franja de Gaza durante todo el año, incrementó entonces sus ataques y arrasó numerosos bloques de viviendas, matando a 254 palestinos, entre ellos 66 niños. También murieron cinco israelíes.

Las autoridades de ocupación israelíes también cerraron repetidamente las aguas de pesca de Gaza y bloquearon todos los cruces de entrada y salida de la Franja, aprisionando a sus dos millones de habitantes. Unas 60.000 personas se han visto afectadas por los cierres arbitrarios del mar. Informes anteriores han demostrado que al menos el 90% de los pescadores de Gaza viven por debajo del umbral de la pobreza.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines