Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un sindicato británico denuncia el apartheid israelí

Pancarta de ASLEF en Londres, Reino Unido, el 13 de diciembre de 2016 [Dan Kitwood/Getty Images].

Uno de los principales sindicatos británicos, ASLEF, ha publicado un artículo en su revista mensual en el que pone de relieve el apartheid israelí. Se trata de una muestra más de la creciente conciencia del racismo sistémico que sufren los palestinos bajo la brutal ocupación militar israelí.

Bajo el título "No hay paz sin justicia", el artículo fue escrito por Hussein Ezzedine, secretario de la rama de Edimburgo del sindicato de maquinistas, que cuenta con 22.000 miembros. Denunciaba el sionismo como una ideología racista y pedía a los lectores que se unieran al movimiento mundial de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). El BDS pretende acabar con el racismo estructural en la Palestina ocupada, al igual que las sanciones internacionales desempeñaron un papel destacado en el desmantelamiento del régimen del apartheid en Sudáfrica.

"En realidad es muy sencillo", escribió Ezzedine al señalar que el sionismo es una ideología racista. "Hay un ocupante y un ocupado. Hay limpiadores étnicos y los limpiados étnicamente. Hay discriminación y víctimas de la discriminación".

Instó a los lectores a reflexionar sobre su visión de Israel. "Tenemos que cambiar la narrativa. No se puede dejar caer una colonia entera sobre una tierra habitada, machacar a sus habitantes durante décadas y luego alegar defensa propia cada vez que toman represalias".

No puede haber igualdad, argumentó el funcionario de la ASLEF. "Por su propia naturaleza, [Israel] coloca a un pueblo por encima de otro".

Sus observaciones se hacen eco de la conclusión de Human Rights Watch, que declaró que Israel es un Estado de apartheid. El destacado grupo israelí de derechos humanos B'Tselem también calificó a Israel de Estado de "apartheid" que "promueve y perpetúa la supremacía judía entre el mar Mediterráneo y el río Jordán".

VIDEO: Las fuerzas israelíes inician la demolición del barrio de Silwan en Jerusalén

Tras destacar "las brutales realidades de este proyecto colonial [israelí] y lo que se ha convertido en la ocupación militar más larga del mundo en los tiempos modernos", el artículo ofrecía una serie de sugerencias sobre cómo la gente puede dar apoyo práctico a los palestinos, incluyendo el apoyo al BDS. "Debemos defender el sencillo principio de que los palestinos tienen los mismos derechos que el resto de la humanidad".

Como era de esperar, el artículo ha sido condenado por uno de los principales grupos antipalestinos de Gran Bretaña. "Los miembros judíos de la ASLEF estarán muy preocupados al ver que el sindicato publica una diatriba tan unilateral y ofensiva contra el sionismo", dijo la presidenta de la Junta de Diputados de los Judíos Británicos, Marie van der Zyl en el Jewish Chronicle. También denunció el artículo como "una perspectiva vergonzosamente sesgada del conflicto Israel-Hamas".

Este comentario parecía ser un intento de la Junta de Diputados de desviar la atención del verdadero problema, que es la ocupación y colonización de Palestina por parte de Israel durante 73 años, y no un "conflicto" con Hamás.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioReino Unido

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines