Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Traumatizados por las demoliciones de casas de Israel, los niños palestinos se sienten "abandonados"

4 de cada 5 niños palestinos se sienten "abandonados por el mundo".

Un nuevo estudio realizado por una importante ONG ha revelado los detalles del "espantoso" trauma psicológico infligido a los niños palestinos por la cruel campaña de demolición de viviendas de Israel. Las víctimas muestran niveles extremadamente altos de miedo, ansiedad y depresión, dice Save the Children.

El estudio realizado por la organización internacional ha revelado que cuatro de cada cinco niños de la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Este, cuyas casas han sido demolidas por las autoridades israelíes, dicen sentirse abandonados por el mundo. Las conclusiones del informe publicado hoy surgen cuando los residentes palestinos de los barrios de Sheikh Jarrah y Silwan, en Jerusalén Este, se enfrentan al desalojo de sus hogares, a la espera de las decisiones del Tribunal Supremo israelí.

Según los últimos informes, se espera que el Tribunal de Distrito israelí de Jerusalén examine el 2 de agosto el desplazamiento forzoso de cuatro familias palestinas del barrio de Sheikh Jarrah de Jerusalén. La amenaza de desalojo provocó la indignación mundial y desencadenó la reciente ofensiva de Israel contra Gaza en la que murieron 250 palestinos, entre ellos 66 niños. La decisión del tribunal se ha pospuesto anteriormente y existe la posibilidad de que se vuelva a retrasar. Las cuatro familias forman parte de un grupo de más de 500 palestinos, compuesto por 28 familias, que se enfrentan a la expulsión forzosa del barrio.

Para su informe "Esperanza bajo los escombros: el impacto de la política de demolición de viviendas de Israel en los niños palestinos y sus familias", la ONG de derechos del niño consultó a 217 familias palestinas de Cisjordania y Jerusalén Este. Todas ellas han sufrido la demolición de sus hogares por parte de las autoridades israelíes en los últimos diez años.

El 80% de los niños consultados dijeron que habían perdido la fe en la capacidad no sólo de la comunidad internacional, sino también de las autoridades e incluso de sus padres, para ayudarles y protegerles. Manifestaron sentimientos de impotencia y desesperanza respecto al futuro.

Los niños también mostraron signos de trauma y profunda ansiedad. "No dejamos de movernos para encontrar un lugar donde vivir", dijo un niño de 14 años entrevistado para el informe. "La inestabilidad me está volviendo loco. Siento que, vaya donde vaya, vendrán a por mí y destruirán mi vida".

LEER: Historias horribles sobre niñas palestinas en cárceles israelíes

Según un joven de 15 años, "Todo lo que tengo son recuerdos tristes. Todavía me siento traumatizado por los soldados y sus perros que atacaron e hirieron a mi padre [durante la demolición]. Tengo pesadillas con las excavadoras arrancando todas las piedras de nuestra casa, y los sonidos de las explosiones todavía me persiguen".

Save the Children afirma que la mayoría de los niños consultados mostraban altos índices de angustia, incluyendo sentimientos de tristeza, miedo, depresión y ansiedad. Los niños describieron tener pesadillas frecuentes, sentir que no hay un lugar seguro para ellos y estar paralizados por el miedo.

Destacando el impacto devastador en las familias en general, el informe encontró que la gran mayoría - 80 por ciento - de las familias reportaron un impacto devastador en su situación financiera, con más de un cuarto de los sostenedores de la familia perdiendo su trabajo después de la demolición. Además, su situación se ve agravada por la espiral del coste de la vida. A pesar de ello, muy pocas familias declararon haber recibido indemnizaciones o ayudas económicas para reconstruir sus vidas.

El trauma psicológico que Israel inflige a los adultos es igualmente angustioso. El informe reveló que "la mayoría de los padres (76%) y cuidadores se sienten impotentes, incapaces de proteger a sus hijos tras perder sus hogares. También sienten vergüenza (75%), irritación y rabia (72%), además de estar emocionalmente distanciados de sus hijos (35%)".

Señalando la devastación causada por el programa ilegal de demolición de casas de Israel, Jason Lee, Director de País de Save the Children en los territorios palestinos ocupados, dijo: "Estos espeluznantes resultados deberían ser un grito de alarma para la comunidad internacional: los niños y sus familias se sienten abatidos e impotentes. Desde 1967, las autoridades israelíes han demolido 28.000 hogares palestinos. Cada demolición ha desarraigado a un hogar entero, acabando con los sueños y las esperanzas de 6.000 niños y sus familias en los últimos 12 años".

Lee hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que responsabilice a Israel de sus numerosas violaciones y advirtió que el Estado ocupante seguirá demoliendo hogares y escuelas si no afronta las consecuencias de su comportamiento criminal.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines