Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El asesinato racista de un marroquí provoca indignación en España

Migrantes marroquíes descansan tras llegar a Ceuta el 19 de mayo de 2021 [Diego Radamés/Agencia Anadolu].

Los ciudadanos de toda España piden que se tomen más medidas para hacer frente al racismo en el país tras el brutal asesinato de un inmigrante marroquí en el sur de la región de Murcia, informa la Agencia Anadolu.

Younes Bilal, de 37 años, recibió un disparo a quemarropa por parte de un ex militar mientras pasaba un rato con sus amigos en una cafetería de la ciudad de Mazarrón el domingo, según informan los medios locales.

Los testigos dijeron que el presunto asesino primero discutió con una camarera de la cafetería por pasar demasiado tiempo hablando con Bilal, utilizando en voz alta un lenguaje abusivo para todos los musulmanes.

Bilal se levantó de su asiento para enfrentarse al hombre, pidiéndole que respetara a la camarera y a los musulmanes.

Después de eso, el ex militar supuestamente se fue a casa, se cambió de ropa, cogió una pistola y volvió al café.

"Sin decir nada, se puso delante de Bilal, le apuntó con su pistola después de hacer un disparo al aire, y le dijo: 'A ver si tienes el valor de levantarte ahora'", relatan los familiares al diario español El País. "Younes se levantó y el hombre le disparó tres veces en el pecho".

Su mujer y su hijo estaban cerca. Les llamaron y vieron su cuerpo muerto en el suelo.

LEER: España estudia incluir los enclaves norteafricanos en el Espacio Schengen

El presunto asesino huyó del lugar de los hechos, pero fue detenido más tarde y sigue bajo custodia.

Al día siguiente, su esposa Andrea encabezó una protesta para pedir justicia y condenar el ataque racista. Cientos de vecinos salieron a mostrar su apoyo, y esta semana están previstas más protestas en toda España.

En las redes sociales también se ha producido una oleada de apoyo e indignación bajo los hashtags #TodosSomosYounes, #MoroccanLivesMatter y #JusticeForYounes.

Muchos sugieren que esto es sólo una manifestación del creciente sentimiento antimusulmán en el país, que ha aumentado especialmente en la región de Murcia.

En febrero, unos vándalos intentaron incendiar una mezquita en la localidad murciana de San Javier y pintaron con spray "Muerte al Islam" en sus ventanas.

"La situación aquí ha ido empeorando desde hace mucho tiempo, ya que cada vez más trabajadores inmigrantes llegan a la región para trabajar en las granjas, viviendo en condiciones muy precarias", dijo Juan Guirado, portavoz del grupo local antirracista Convivir Sin Racismo, al periódico español El Diario.

"Este asesinato es la punta del iceberg del racismo estructural... Cada acción racista que queda sin consecuencias, cada intento de no reconocer el problema, crea las condiciones para una nueva escena fatal", twitteó Antumi Toasije, presidente del Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica.

LEER: Las autoridades marroquíes se niegan a prestar servicios a los ciudadanos alemanes

Mientras tanto, la comunidad musulmana local de Mazarrón se reunirá para realizar oraciones especiales el viernes por la noche antes de que su cuerpo sea repatriado a su ciudad natal de Beni Mellal.

"Todos tenemos el corazón roto, pero tenemos que mantener la calma. Llevamos muchos años viviendo juntos y nosotros también somos españoles", declaró a El Diario Noureddine Ebakkal, presidente de la comunidad musulmana local.

Categorías
ÁfricaEspañaMarruecosNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines