Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El apoyo de The Guardian a la fundación de Israel fue uno de sus "peores errores" en sus 200 años

Palestinos participan en una marcha el 2 de noviembre de 2017 en el centro de la ciudad cisjordana de Ramallah para protestar por el centenario de la Declaración Balfour de Gran Bretaña [ABBAS MOMANI/AFP vía Getty Images].

En una sorprendente confesión, The Guardian ha calificado su apoyo a la Declaración Balfour, que prometía una "patria" para el pueblo judío, como uno de sus "peores errores de juicio en 200 años". El periódico británico hizo su sorprendente anuncio el viernes.

"Independientemente de lo que se pueda decir, Israel hoy no es el país que The Guardian preveía o hubiera querido", decía. "Cuando Arthur Balfour, entonces secretario de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, prometió hace 104 años ayudar a establecer un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina, sus palabras cambiaron el mundo". La controvertida Declaración Balfour se hizo cuando los judíos no eran más que el 5% de la población en Palestina.

Observando que los errores más notables provenían de las páginas editoriales, The Guardian parecía asumir la responsabilidad de lo que parece sugerir que es el proyecto fallido de crear una "patria judía" en Palestina. "El The Guardian de 1917 apoyó, celebró e incluso podría decirse que ayudó a facilitar la declaración Balfour", señalaba. El director de la época, CP Scott, era partidario del sionismo, lo que puede haberle "cegado respecto a los derechos de los palestinos".

LEER: Israel está presionando para que haya un conflicto religioso en Jerusalén

En 1917, Scott escribió un artículo que mostraba el tipo de racismo típico de los escritores y políticos occidentales de la época que apoyaban el proyecto sionista. El día en que se anunció la Declaración Balfour, Scott descartó cualquier otra reivindicación de Tierra Santa con la afirmación racista de que "la población árabe existente en Palestina es pequeña y se encuentra en un estado de civilización bajo". Los palestinos musulmanes y cristianos constituían entonces más del 95% de la población.

Esta confesión de The Guardian se produce en un momento en que la condición de Israel como país profundamente racista que practica un sistema de apartheid se ha vuelto imposible de discutir. El mes pasado, la preeminente organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW), se unió a una serie de otros grupos prominentes para declarar que Israel está cometiendo los crímenes de apartheid y persecución.

Antes del informe de HRW, el grupo israelí de derechos humanos B'Tselem calificó a Israel de Estado de "apartheid" que "promueve y perpetúa la supremacía judía entre el mar Mediterráneo y el río Jordán". Haciéndose eco del informe de la ONU de 2017 que concluía que Israel practicaba el apartheid, B'Tselem rechazó la idea errónea popular de que es una democracia dentro de los límites de la Línea Verde (Armisticio de 1949).

Los colonos extremistas israelíes siguen incitando a los palestinos en Jerusalén - Caricatura [Sabaaneh/MiddleEastMonitor].

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaReino Unido

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines