Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

2,7 millones de personas viven en condiciones adversas en el noroeste de Siria

Vista de un campamento de tiendas de campaña mientras los refugiados intentan desalojar sus casas con sus propios medios, después de que el campamento se haya inundado por las fuertes lluvias, en la provincia noroccidental siria de Afrin el 31 de enero de 2021. Las casas y las tiendas de campaña hechas de ladrillos se llenaron de agua y barro [Muhammed Abdullah - Agencia Anadolu].

El diplomático turco que preside la Asamblea General de la ONU dijo el sábado que en Siria se está viviendo la mayor catástrofe humanitaria que el mundo ha visto después de la Segunda Guerra Mundial, informó la Agencia Anadolu.

Volkan Bozkir, acompañado por los funcionarios de la ONU, inspeccionó la zona de transferencia de la ONU en el distrito de Reyhanli, en el sur de la provincia de Hatay.

Bozkir fue informado por Mark Cutts, el coordinador humanitario regional de la ONU para la crisis de Siria, y otros funcionarios de la ONU.

"Aproximadamente 2,7 millones de personas desplazadas viven en condiciones muy difíciles en el noroeste de Siria. Aparte de los que han emigrado a Turquía, Líbano y Jordania, me refiero a los que viven en el norte de Siria. Aproximadamente 3,4 millones de personas corren el riesgo de morir de hambre. La Asamblea General de las Naciones Unidas ha abordado la cuestión de Siria en tres ocasiones, y hemos tenido la oportunidad de debatir todos los aspectos, como la ayuda humanitaria."

LEER: El actual líder del Daesh era un informante "entusiasta" del ejército estadounidense

"Sin embargo, yo personalmente quería venir aquí y observar estas operaciones de ayuda humanitaria", dijo.

Respecto a la ayuda humanitaria de la ONU en Siria, Bozkir señaló: "Lamentablemente, sólo una de las cuatro puertas está abierta, y la ayuda humanitaria de la ONU puede ser entregada a los necesitados en Siria a través de una sola puerta".

"Espero que el Consejo de Seguridad vuelva a aumentar este número lo antes posible. Apoyo los llamamientos y los esfuerzos realizados por la comunidad internacional en este sentido", añadió.

Continuó diciendo que compartirá sus observaciones en Hatay con todos los países miembros de la ONU tras su regreso a Nueva York.

Bozkir también visitó la puerta fronteriza de Cilvegozu y se reunió con las autoridades locales y con funcionarios de la Media Luna Roja turca.

Acompañado por el embajador de Turquía ante la ONU, Feridun Sinirlioglu, y el representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía en Hatay, Serdar Cengiz, Bozkir también visitó la zona de amortiguación.

LEER: El Líbano y Siria discuten la delimitación de sus fronteras marítimas

Más tarde, Bozkir visitó el Centro de Refugio Temporal de Boynuyogun, en el distrito de Altinozu de la provincia de Hatay.

Bozkir también inspeccionó un curso de formación profesional y habló durante un rato con los huérfanos sirios en la Zona Amiga de los Niños de la Media Luna Roja turca y les entregó regalos.

Siria está inmersa en una cruenta guerra civil desde principios de 2011, cuando el régimen de Assad reprimió las protestas prodemocráticas con una ferocidad inesperada.

Desde entonces, más de 5 millones de civiles han sido desplazados, y Turquía ha acogido a más de 3,6 millones de sirios, el mayor número de cualquier país del mundo.

 

Categorías
NoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioSiriaSmall SlidesUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines