Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La designación de EE.UU. está ocultando el colonialismo en Palestina

El presidente estadounidense Joe Biden en Washington, DC, el 1 de marzo de 2021 [Anna Moneymaker-Pool/Getty Images].

En otro movimiento que demuestra que el presidente estadounidense Joe Biden navega entre la era de la administración Trump y el retorno a la política de los dos estados, los informes por países sobre derechos humanos del Departamento de Estado de EE. UU. de 2020 presentaron dos facetas de la política de la administración actual.

El título reza, como durante el mandato del ex presidente estadounidense Donald Trump, "Israel, Cisjordania y Gaza". En el texto, el informe reconoce que las tierras están ocupadas desde 1967, con un descargo de responsabilidad: "El lenguaje de este informe no pretende transmitir una posición sobre ninguna cuestión de estatus final que deba negociarse entre las partes del conflicto, incluidos los límites específicos de la soberanía israelí en Jerusalén, o las fronteras entre Israel y cualquier futuro Estado palestino."

La funcionaria en funciones del Departamento de Estado, Lisa Peterson, dijo que la elección de asignar nombres geográficos era para mayor claridad. "Eso está en línea con nuestras prácticas en general. También creemos que es más claro y más útil para los lectores que buscan información sobre los derechos humanos en esas áreas específicas."

Utilizar el término "ocupación" al mismo tiempo que se asigna una fragmentación al título es la forma que tiene la administración Biden de oscilar entre dos políticas desastrosas. Los medios de comunicación israelíes no se han tomado muy bien que Estados Unidos vuelva a utilizar el término "ocupación" para describir la empresa colonial de los colonos israelíes, mientras que la aclaración sobre la supuesta neutralidad ante cualquier "cuestión de estatus final" se ha citado como la gracia salvadora del informe, para Israel, por supuesto.

Aunque el daño causado a los palestinos por el uso del término "ocupación" no puede atribuirse únicamente a Biden, Estados Unidos, que se autoproclama faro de los derechos humanos, persiste en promover la aniquilación del pasado palestino por parte de Israel.

OPINIÓN: Exportar y bloquear, dos formas de ayudar

Si la claridad geográfica es la excusa que el Departamento de Estado ha utilizado para justificar el título relativo a la Palestina colonizada, ¿por qué hay una discrepancia entre el título y el contenido? Además, si la claridad es el resultado deseado, ¿cómo aclaran Israel, Cisjordania y Gaza el pasado de Palestina?

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, aclaró la posición actual de Estados Unidos. "Nuestro objetivo final aquí es facilitar -ayudar a que se produzca- una solución de dos Estados porque es el mejor camino para preservar la identidad de Israel como Estado judío y democrático, a la vez que se conceden a los palestinos sus legítimas aspiraciones de soberanía y dignidad en un Estado propio".

Sólo el paradigma de los dos Estados cumple la primera premisa a costa de que los palestinos pierdan su tierra y su independencia. El lenguaje del informe del Departamento de Estado de Estados Unidos es otro ejemplo de cómo se afirma la pérdida palestina, basándose en la anterior apropiación de tierras legitimada y normalizada por la ONU. Hasta el punto de que las ciudades y pueblos palestinos destruidos son ahora meros proyectos de importancia para la memoria histórica, en lugar de pruebas del derecho palestino a la tierra.

El lenguaje juega un papel importante que muchos no tienen en cuenta. Décadas de negar a los palestinos su derecho a liberar su tierra han dado lugar a representaciones inexactas del territorio palestino y el debate se simplifica ahora a utilizar la designación de Trump o el término estándar sobre el que hay consenso internacional. Pero Palestina está casi perdida, y el triunfo o la indignación por el título utilizado por el Departamento de Estado de EE.UU. y la aclaración en el informe glosan la realidad colonial que ha vedado a los palestinos su tierra y su exactitud geográfica.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaReportajes y Análisis

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines