Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Recordando la Iniciativa de Paz Árabe de 2002

Una iniciativa de paz liderada por Arabia Saudí y respaldada por los 22 Estados miembros de la Liga Árabe ofreció a Israel una fórmula global de paz basada en el derecho internacional.

Qué? Una iniciativa de paz liderada por Arabia Saudí y respaldada por los 22 Estados miembros de la Liga Árabe ofreció a Israel una fórmula global de paz basada en el Derecho Internacional. A cambio de la retirada completa de Israel de todos los territorios ocupados durante la Guerra de los Seis Días de junio de 1967, los Estados árabes ofrecieron la plena normalización de las relaciones diplomáticas con el Estado sionista y reconocieron su derecho a existir en paz y seguridad en la región.

Dónde? Cumbre de la Liga Árabe celebrada en Beirut, Líbano

Cuándo? 28 de marzo de 2002

 

¿Qué ocurrió?

En el punto álgido de la Segunda Intifada (levantamiento) palestina, desencadenada dos años antes por una visita muy provocadora del ex primer ministro israelí Ariel Sharon a la mezquita de Al Aqsa, en la Jerusalén ocupada, protegida por 1.000 efectivos de seguridad, los Estados árabes ofrecieron a Israel un plan global para poner fin al conflicto en curso con sus vecinos. En una iniciativa encabezada por el entonces monarca de Arabia Saudí, el rey Abdullah, los líderes árabes ofrecieron colectivamente a Israel el reconocimiento de su derecho a existir y la normalización de los lazos diplomáticos a cambio de su completa retirada de las tierras árabes ocupadas desde 1967.

El plan reafirmaba la resolución adoptada en junio de 1996 en la Cumbre Árabe de El Cairo, según la cual una paz justa y completa en Oriente Medio es la opción estratégica de los países árabes y se lograría de acuerdo con el derecho internacional. Esto incluía las Resoluciones 242 y 338 de la ONU, que pedían colectivamente la retirada de Israel a cambio de lazos pacíficos con sus vecinos árabes, así como una solución justa al problema de los refugiados palestinos basada en la Resolución 194 de la Asamblea General de la ONU.

A cambio de la paz, Israel debía aceptar la creación de un Estado palestino soberano e independiente en los territorios palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza ocupados por el Estado sionista desde 1967, con Jerusalén Este como capital. La iniciativa también pedía la retirada total de Israel de los Altos del Golán sirios y de los territorios del sur del Líbano.

La Iniciativa Árabe de Paz contó con un apoyo casi mundial de la ONU, y el presidente estadounidense George W. Bush y el primer ministro británico Tony Blair la respaldaron.

¿Qué ocurrió después?

Mientras los Estados árabes se ofrecían a resolver el conflicto con Israel, la Cisjordania ocupada entró en otra fase brutal de la Segunda Intifada. El 29 de marzo de 2002, un día después de que se anunciara la Iniciativa de Paz Árabe, Israel lanzó la Operación Escudo Defensivo, una operación militar masiva en Cisjordania, supuestamente en respuesta a ataques terroristas. Las fuerzas israelíes irrumpieron en Ramallah, Jenin y Nablus. Más de 500 palestinos y 29 soldados israelíes murieron en esta operación militar que duró cuatro semanas.

La Iniciativa Árabe de Paz no resurgió hasta la cumbre de la Liga Árabe celebrada en Riad en marzo de 2007, en la que se volvió a respaldar plenamente. La Unión Europea, Estados Unidos y la ONU respaldaron el plan como la única forma de avanzar. "La Iniciativa de Paz Árabe es uno de los pilares del proceso de paz... envía una señal de que los árabes se toman en serio la consecución de la paz", dijo entonces el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon.

Israel, por su parte, giró más a la derecha política con la reelección de Benjamin Netanyahu en 2009 como primer ministro. El líder del Likud, que se aseguró un segundo mandato, dirigía (y sigue dirigiendo) un partido que no reconoce ni el derecho de los palestinos a tener un Estado ni la solución para la paz respaldada por prácticamente todo el mundo, enmarcada en la Iniciativa de Paz Árabe.

Netanyahu consolidó su posición y con ella la extrema derecha israelí al ganar otras tres elecciones. Últimamente, la Iniciativa Árabe de Paz ha sufrido un gran golpe. Netanyahu prometió que haría que los países árabes normalizaran los lazos con Israel en el marco del statu quo, en términos favorables al Estado sionista, sin conceder territorio o la condición de Estado a los palestinos. La llegada de Donald Trump a la escena internacional abrió la puerta para convertir en realidad lo que antes eran fantasías de la extrema derecha israelí.

Durante la administración del ex presidente estadounidense (2017-2021), Israel normalizó los lazos con los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Sudán y Marruecos. Los cuatro países abandonaron los principios para la paz establecidos en la Iniciativa de Paz Árabe. Arabia Saudí, que lideró la iniciativa de 2002, sigue comprometida con ella. ¿Pero por cuánto tiempo?

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEn ese díaIsraelLiga ÁrabeOriente MedioPalestinaSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines