Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Fatah: Abbas lucha contra la división en su partido antes de las elecciones palestinas

El presidente palestino Mahmud Abbas (C), con una máscara debido a la pandemia del coronavirus, recita una oración mientras llega a una reunión en Ramallah, Cisjordania, el 3 de septiembre de 2020 [ALAA BADARNEH/POOL/AFP via Getty Images].

De cara a sus primeras elecciones en 15 años, el presidente palestino Mahmud Abbas se enfrenta a una creciente división dentro de su poderoso partido, Fatah, que supone una nueva amenaza para su dominio de la política palestina, informa Reuters.

Una propuesta de ruptura por parte de uno de los aliados del partido de Abbas ha intensificado las especulaciones sobre la posibilidad de que éste cancele la votación presidencial prevista para julio, por temor a un posible desafío por parte de Marwan Barghouti, un popular líder palestino encarcelado por Israel.

La oficina de Abbas niega que tenga planes de retrasar o anular la votación presidencial.

Barghouti, de 61 años, fue uno de los impulsores del levantamiento palestino de 2000-2005 en Cisjordania y la Franja de Gaza ocupadas por Israel. En 2004 fue condenado por un tribunal israelí a cadena perpetua tras ser declarado culpable de múltiples ataques mortales contra israelíes por parte de militantes palestinos. Barghouti siempre ha negado los cargos.

Abbas, de 85 años, lleva más de una década gobernando por decreto la Autoridad Palestina (AP) en las zonas de autogobierno de Cisjordania. En enero, anunció la celebración de elecciones presidenciales y legislativas, una medida que se considera en gran medida una respuesta a las críticas internas y occidentales sobre la legitimidad democrática de su presidencia.

A esas críticas se suma Nasser al-Qudwa, miembro del Comité Central de Al Fatah desde hace mucho tiempo, que la semana pasada anunció que estaba formando una nueva lista que se presentaría por separado a Fatah en las elecciones legislativas, en mayo.

LEER: No hay posibilidad de un acuerdo de paz entre Israel y Palestina

"(Los palestinos) están hartos de la situación actual... del comportamiento interno o del mal comportamiento, de cosas como la ausencia del estado de derecho, la ausencia de igualdad, la ausencia de justicia", dijo a Reuters Qudwa, sobrino del difunto fundador de Al Fatah y líder de la Organización para la Liberación de Palestina, Yasser Arafat.

No es habitual que los líderes de los 19 miembros del Comité Central rompan públicamente con Abbas.

Qudwa, de 67 años, dijo que esperaba que su lista estuviera encabezada por Barghouti, un líder de Al Fatah que desde hace tiempo se ha presentado como posible sucesor de Abbas.

Barghouti no ha dicho si se unirá a la lista o se presentará a la votación presidencial. Tanto él como su abogado declinaron una solicitud de entrevista. Pero los sondeos de opinión sugieren que ganaría cómodamente contra Abbas y los líderes de Hamás, el movimiento islamista que arrebató el control de Gaza a Fatah en 2007.

Los ayudantes de Abbas señalan que la ruptura con Hamás ha contribuido al largo retraso en la celebración de nuevas elecciones.

LEER: Estados Unidos intervino en los resultados de las elecciones egipcias de 2012

Abbas ha intentado resolver la discordia enviando a un simpatizante a visitar a Barghouti en prisión y, a través de emisarios, predicando la unidad del partido después de que Qudwa anunciara su nueva lista.

"Fatah, con fuerza y poder, se presentará unido en las próximas elecciones democráticas para fortalecer la democracia, mantener el proyecto de liberación nacional y proteger la unidad nacional palestina", escribió en Facebook Hussein Al-Sheikh, ministro de Asuntos Civiles de Abbas.

Los funcionarios palestinos se han preguntado en privado cómo se presentaría Barghouti a las elecciones desde la cárcel y qué pasaría si ganara. Cualquier medida para liberarlo podría desatar una tormenta política en Israel.

Dos diplomáticos occidentales dijeron a Reuters que los países europeos estaban instando a Abbas a no dar marcha atrás en su promesa electoral.

"Existe la preocupación de que (Abbas) considere un punto intermedio permitiendo que las elecciones legislativas sigan adelante, pero posponiendo o cancelando las elecciones presidenciales", dijo uno de ellos.

Abbas tiene previsto convocar el lunes una reunión del Comité Central de Fatah, en la que se espera que sancione formalmente a Qudwa.

Qudwa dijo a Reuters que no tiene previsto asistir a las reuniones del comité.

No estaba claro de inmediato el grado de apoyo que obtendría la lista de Qudwa. Alrededor de 250 palestinos se unieron a una conferencia telefónica de Zoom que celebró la semana pasada para anunciar la medida.

La última votación parlamentaria de los palestinos, en 2006, se saldó con una sorprendente victoria del principal rival de Fatah, Hamás. Esto creó una brecha que se profundizó cuando el grupo arrebató el control militar de Gaza a la AP dirigida por Fatah dos años después de que Israel retirara a los colonos y soldados del territorio.

Las elecciones forman parte de un impulso más amplio para la reconciliación entre Fatah y Hamás, que se considera vital para conseguir un amplio apoyo popular para cualquier conversación futura sobre la creación de un Estado con Israel, congelada desde 2014.

Las listas de los partidos para las elecciones legislativas deben presentarse antes del 20 de marzo.

 

Categorías
NoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines