Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. se muestra ambiguo con respecto a Jerusalén, y la AP guarda silencio

El Muro Occidental y la Cúpula de la Roca, en el recinto de la mezquita de al-Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén el 13 de febrero de 2021[EMMANUEL DUNAND/AFP via Getty Images].

El gobierno de Biden está adoptando una posición confusa con respecto a Jerusalén, lo que indica un posible esfuerzo por cuadrar el círculo de llevar a EE.UU de vuelta al seno del consenso internacional sobre Palestina e Israel, mientras mantiene los regalos que el ex presidente de EE.UU Donald Trump entregó en bandeja a Israel. Como de costumbre, Washington está siendo engañoso. También como es costumbre, la AP se mantiene en silencio.

En una reciente sesión informativa del Departamento de Estado de EE.UU, el portavoz Ned Price pareció contradecir la posición diplomática adoptada por EE.UU bajo Trump, declarando que la cuestión de Jerusalén es "una cuestión de estatus final que tendrá que ser resuelta por las partes en el contexto de las negociaciones directas." Tal declaración pone a EEUU en línea con la política de dos estados y el consenso internacional.

Mientras tanto, el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, declaró claramente que reconoce a Jerusalén como capital de Israel, una medida de la era Trump que marcó la probabilidad de una nueva anexión. Aún más revelador fue el titubeo de Blinken cuando se le preguntó si Estados Unidos apoyaría una capital palestina en Jerusalén Este. Jugando con el hecho de que las negociaciones diplomáticas están estancadas, Blinken respondió: "Lo que tenemos que ver es que las partes se reúnan directamente y negocien estas llamadas cuestiones de estatus final."

Si el presidente Joe Biden se empeña en buscar la diplomacia de los dos Estados en el marco del legado de Trump, los palestinos lo van a pasar peor que con su predecesor. El "acuerdo del siglo" era explícito en su determinación de despojar a los palestinos de sus derechos políticos. Una mezcla de la política de dos Estados y el acuerdo del siglo constituye un doble esfuerzo para garantizar que los palestinos sean los perdedores, lo que se verá exacerbado con la marca de la Autoridad Palestina de la política de consentimiento.

LEER: El uso de los presos políticos como moneda de cambio

A falta de una política clara sobre Palestina, la AP ha dado hasta ahora demasiada importancia a las insinuaciones de Biden. Restablecer las relaciones con la AP es, por supuesto, una necesidad, pero Mahmoud Abbas todavía no se ha pronunciado sobre la diplomacia estadounidense-palestina, mientras que Biden aún no ha formulado una política y sigue rondando entre las acciones de Trump y la búsqueda del paradigma de los dos Estados.

Hasta ahora, EE.UU ha declarado que no trasladará la embajada de EE.UU de nuevo a Tel Aviv, respaldando así claramente el reconocimiento de Trump de Jerusalén como capital "indivisa" de Israel. La AP ha preferido no meditar sobre esta importante estrategia. El restablecimiento de las relaciones y la promesa de ayuda humanitaria han infundido en Abbas la determinación de recurrir a la habitual pérdida de tiempo de una conferencia de paz internacional, en la que los participantes pasarán por alto el hecho de que Estados Unidos no puede adherirse al paradigma de los dos Estados sin reconocer que la Jerusalén Oriental ocupada debe servir como capital del Estado palestino.

Abbas y la comunidad internacional siguen aferrándose a la obsoleta hipótesis de los dos Estados, mientras que EE.UU acatará el consenso internacional mientras no tenga que renegar por completo de lo conseguido por Trump. Cuando el ex presidente declaró que Jerusalén era la capital de Israel, Abbas convocó protestas. ¿Qué hará si Biden no respalda explícitamente a Jerusalén Este como capital de un Estado de Palestina? ¿Acusará Abbas a Estados Unidos por su falsedad, o seguirá guardando silencio mientras la AP pueda volver a reclamar una presencia menor en el círculo de las relaciones diplomáticas de Estados Unidos?

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y AnálisisUS

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines