Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un testigo vio a Regeni en la comisaría de El Cairo antes del asesinato

Protesta con velas por el estudiante italiano Giulio Regeni, asesinado en Egipto el 25 de enero de 2018 [Antonio Masiello/Getty Images].

Un testimonio obtenido por los fiscales italianos revela cómo un testigo vio a Giulio Regeni en una comisaría de El Cairo antes de que lo encontraran asesinado al borde de la carretera en enero de 2016, informa The Guardian.

El testigo dijo que los agentes de seguridad actuaron como si estuvieran por encima de la ley y dijo que escuchó conversaciones entre ellos sobre la manipulación del teléfono de Regeni.

La semana pasada, el fiscal de Roma pidió que se emprendieran acciones legales contra cuatro agentes de la Agencia de Seguridad Nacional acusados de torturar y asesinar a Regeni.

En enero de 2016, el cuerpo del estudiante de doctorado fue encontrado tirado al borde de la carretera. Había estado viviendo en El Cairo e investigando sobre los sindicatos independientes.

Las autoridades italianas identificaron a cinco sospechosos en 2018, que trabajaban para el Servicio General de Inteligencia egipcio.

La fiscalía italiana desestimó los cargos contra uno de los sospechosos, concluyendo que la víctima murió debido a una insuficiencia respiratoria causada por los golpes que le propinaron.

En total, tres testigos con nombre en clave Delta, Epsilon y Gamma han declarado sobre Regeni, desde su llegada a la comisaría hasta su viaje a un centro de detención en Dokki donde fue torturado.

VIDEO: Los judíos haredim se rebelan contra las medidas israelíes de lucha contra el coronavirus

Gamma ha declarado que al comandante Magdi Ibrahim Sharif, de la NSA, uno de los acusados, se le escuchó decir en una conferencia en Nairobi:

Pensamos que era un espía inglés, lo cogimos, fui y después de cargarlo en el coche tuvimos que golpearlo.

Delta dijo que vio cómo trasladaban a Regeni a Dokki: "Trajeron a un hombre hacia las 20 o 21 horas. Habló en italiano y pidió hablar con un abogado y con el consulado. Sólo después, tras ver las fotos en Internet, comprendí que era Giulio Regeni".

Los agentes de seguridad dieron instrucciones para que Regeni se quedara en la nevera, la sala de investigación de la seguridad del Estado.

Delta también escuchó una conversación en la que trascendió que los agentes habían apagado el teléfono móvil de Regeni para que no se pudiera localizar la última ubicación del estudiante.

Los fiscales italianos dijeron que Delta era una fuente creíble.

Epsilon dijo a los fiscales que vio a Regeni dentro de la sede de la NSA y del Ministerio del Interior, desnudo de cintura para arriba, con marcas de tortura en el torso y hablando en italiano.

Egipto se ha negado sistemáticamente a cooperar en la investigación y ha intentado cerrarla basándose en lo que, según él, es una incapacidad para identificar al autor.

Giulio Regeni - Caricatura [Sarwar Ahmed/MiddleEastMonitor]

Categorías
EgiptoItaliaNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines