Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Turquía no teme a las sanciones de los Estados Unidos

El Vicepresidente turco Fuat Oktay en Ankara, Turquía, el 15 de diciembre de 2020 [Agencia Arda Küçükkaya/Anadolu]

El vicepresidente de Turquía asegura que su país no teme a las sanciones unilaterales de EE.UU, informó la Agencia Anadolu.

"Como siempre, seguiremos estando del lado del sentido común, en línea con los intereses de nuestra nación. No tenemos miedo de la sanción [unilateral de EE.UU] Turquía no [necesita] ser desalentada por ninguna sanción", dijo Fuat Oktay a los legisladores en su discurso de clausura mientras se debatía el presupuesto de 2021 en el parlamento.

Oktay pidió a los EE.UU que se ganaran la amistad de Turquía en lugar de imponerles sanciones.

"Todo país que excluya a Turquía tendrá menos margen de acción en la región", dijo al tiempo que condenó la "injusta decisión de sanción".

Oktay subrayó que el parlamento turco mostró una fuerte voluntad contra las sanciones.

En una declaración conjunta del miércoles, los partidos políticos turcos instaron a EE.UU a revocar su decisión de imponer sanciones a Turquía por la adquisición del sistema de defensa de misiles S-400 de Rusia.

"Rechazamos la decisión de sanciones de EE.UU que fue anunciada el 14 de diciembre de 2020. Turquía nunca vacila en tomar cualquier paso necesario para proteger su seguridad nacional", se lee en la declaración.

LEER: EE.UU impone sanciones a Turquía, aliada de la OTAN, por el sistema de defensa aérea ruso

Los EE.UU impusieron el lunes sanciones a Turquía por su adquisición del sistema de defensa de misiles ruso.

Las sanciones, que se enmarcan en la Ley de Contrarrestar los Adversos de América a través de Sanciones (CAATSA), tienen como objetivo la Presidencia de Industrias de Defensa de Turquía (SSB), incluyendo a Ismail Demir, el jefe de la SSB, y otros tres funcionarios.

En abril de 2017, cuando sus prolongados esfuerzos por comprar un sistema de defensa aérea de los Estados Unidos resultaron inútiles, Turquía firmó un contrato con Rusia para adquirir el escudo antimisiles de última generación.

Los representantes de los EE.UU han expresado su oposición a su despliegue, alegando que sería incompatible con los sistemas de la OTAN y expondría a los aviones F-35 a posibles subterfugios rusos.

Turquía, sin embargo, subrayó que el S-400 no se integraría en los sistemas de la OTAN, y no supone ninguna amenaza para la alianza o sus armamentos.

Los dirigentes turcos han propuesto repetidamente un grupo de trabajo para examinar la cuestión de la compatibilidad técnica.

 

Categorías
Europa y RusiaNoticiasOriente MedioSmall SlidesTurquíaTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines