Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La normalización con Israel ha incluido la humillación deliberada de los Emiratos Árabes Unidos

Protesta contra el acuerdo de normalización firmado entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel, 16 de agosto de 2020 [mustpakistan/Twitter]

Las rosas con las que los Emiratos Árabes Unidos acogieron al primer avión israelí que aterrizó en el país del jeque Zayed Bin Sultan Al-Nahyan, conocido por su histórica oposición a la normalización, fueron recompensadas por la humillante investigación e inspección de Israel a sus visitantes de los Emiratos. Quien entienda la mentalidad de Netanyahu sabrá que devolver a los pasajeros emiratíes del aeropuerto Ben Gurion e insultar a los que querían rcharse fotos con él ( e incidentes similares) fueron actos intencionados por su parte, y que los sionistas se esforzaban por demostrar a sus partidarios conservadores de extrema derecha que tenían la sartén por el mango en la situación de normalización.

Al mismo tiempo, los emiratíes intentan en vano convencerse de lo contrario. Las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos, que han prohibido las reuniones públicas en el marco de las estrictas medidas preventivas de lucha contra la pandemia, son las mismas que dieron el visto bueno a la celebración de la primera boda judía en los Emiratos, a pesar de que asistieron más invitados de los permitidos por la normativa Covid-19 y no siguieron las normas de distanciamiento social.

La situación más dolorosa para el régimen de Bin Zayed fue el teatro israelí que se burló de los Emiratos y su clima desértico de altas temperaturas. Anteriormente, el Canal 12 israelí ridiculizó al Príncipe Heredero Mohammed Bin Zayed y la firma de un acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos "después de largos años sin luchar en absoluto", afirmando que los Emiratos Árabes Unidos han servido a los intereses de Israel durante siglos. Además, Netanyahu se apresuró a borrar un tweet después de ser burlado en el estado de ocupación por decir que los Emiratos Árabes Unidos son una democracia.

Lo que más sorprende a los analistas políticos israelíes en lo que respecta a la normalización con los Emiratos, es el hecho de que muchos funcionarios de los EAU y otros cercanos a Bin Zayed se han apresurado a aprovechar la situación al servicio de sus propios intereses comerciales en lugar de considerar los intereses supremos del país, por no hablar de la falta de principios o valores de esos mismos funcionarios.

LEER: ¿La primera boda judía en los Emiratos?

¿Cómo podría alguien con sentido común explicar el afán del jeque Hamad Bin Khalifa Al-Nahyan, miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi, de comprar el Beitar Jerusalem Football Club, cuyos aficionados son de los más extremistas y racistas, conocidos por maldecir a nuestro noble Mensajero, el Profeta Mahoma (la paz sea con él), y gritar "Muerte a los árabes" en las terrazas? La palabra "Beitar" tiene un significado histórico particular para los sionistas.

Entre tanto, el Director Ejecutivo del Dubai Multi Commodities Centre, Ahmed Bin Sultan, dijo con orgullo en una entrevista en la televisión israelí que visitó el Estado de ocupación en 2001, 19 años antes de que su país anunciara oficialmente la normalización de sus relaciones con Tel Aviv.

Esa notable identificación con Israel y la sumisión a los sionistas no detuvo la arrogancia de Netanyahu y sus seguidores, que disfrutaron humillando a los Emiratos Árabes Unidos. Entre los actos más arrogantes de Israel estuvo el rechazo inicial de un trato para que los EE.UU vendieran aviones F-35 a los EAU, antes de aprobarlo bajo presión.

Todo esto está sucediendo ya que el régimen gobernante en los Emiratos Árabes Unidos nunca estará de lado de los palestinos. Sin embargo, Palestina no necesita a los Emiratos para defender los derechos de su pueblo, porque Alá (dios) es el verdadero guardián de los palestinos, junto con el pueblo árabe libre que desde todas partes del mundo defienden la libertad y la justicia. Todo lo que pedimos ahora es que Bin Zayed y su séquito logren preservar su dignidad y controlar su sumisión a Israel, lo que nunca resultará en nada más que amargura para ellos.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEmiratos Árabes UnidosIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines