Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Austria comete abusos "políticamente justificados" contra musulmanes

Conmemoración a las víctimas del ataque terrorista en una de las escenas del crimen a lo largo del Seitenstettengasse frente a la sinagoga. El cartel en el suelo reza "No al terrorismo", en el centro de Viena, Austria, el 8 de noviembre de 2020 [HERBERT PFARRHOFER/APA/AFP vía Getty Images]

Un grupo de derechos humanos ha acusado a las autoridades de seguridad austriacas de cometer violaciones de derechos humanos "por motivos políticos" contra los musulmanes, según reveló una declaración emitida el miércoles.

"El Consejo de Ginebra para los Derechos y las Libertades (GCRL) está profundamente preocupado por las violaciones de los derechos humanos cometidas por las autoridades de seguridad austriacas, durante las amplias redadas llevadas a cabo en cuatro provincias, que incluyeron el arresto de al menos 30 árabes y musulmanes", reveló la declaración.

Añadía: "La policía austríaca, el 9 de noviembre, realizó redadas en más de 70 casas en cuatro provincias de Austria, con órdenes de arrestar a 30 musulmanes".

La declaración continuó: "Entre los afectados por la campaña se encuentran varios ex funcionarios del Consejo Austríaco de la Religión Islámica, además de un empleado del instituto encargado de la formación de profesores de religión en las escuelas públicas, y también incluye a académicos, médicos y funcionarios de asociaciones".

OPINIÓN: There's a crisis of extremist ideology in Europe, not a crisis of Islam

El GCRL declaró: "Estas redadas han mostrado un claro desprecio por los principios básicos de los derechos humanos y las normas jurídicas en Austria, así como la intimidación y la exageración con el fin de engañar a la opinión pública por una supuesta operación de seguridad exitosa contra el 'terrorismo político'".

Mientras tanto, el GCRL indicó: "La oficina del fiscal de la región de Estiria dijo en una declaración que 'la operación no tiene conexión con el ataque terrorista en Viena del 2 de noviembre', sino que fue el resultado de 'investigaciones intensivas y exhaustivas llevadas a cabo durante más de un año'".

Según el Ministro del Interior austriaco Karl Nihamer: "La operación de seguridad lanzada por la policía tiene como objetivo 'cortar las raíces del Islam político', indica que el asunto está relacionado con una campaña vinculada a una posición política u orientación religiosa, y no con violaciones legales específicas".

El GCRL también reiteró que "Las operaciones de seguridad basadas en las creencias religiosas, la fe o la orientación política constituyen una grave violación del derecho a la libertad de creencia y la libertad de opinión y expresión, garantizado por la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como por las leyes locales que garantizan la libertad de creencia y expresión".

"La campaña de redadas tuvo una motivación política y se vio empañada por una serie de violaciones de los derechos humanos durante la detención, entre ellas, asaltar hogares por la noche, derribar las puertas de muchos hogares, causar terror a los residentes con total desprecio por los niños y las mujeres, confiscar dinero y documentos sin órdenes judiciales", subrayó el Consejo.

El Consejo de Ginebra reveló además que "A los detenidos y a los habitantes de las casas, incluidos los niños, se les hicieron preguntas ofensivas e irrelevantes que violaban la privacidad, como la oración o las costumbres sociales, así como sobre su postura respecto a la cuestión palestina".

ENTREVISTA: So what did happen during that terrorist attack in Vienna? Osama Joda explains all

Además, la declaración señaló que el GCRL: "Condena firmemente los atentados terroristas, expresa su plena solidaridad con las víctimas y subraya la importancia de enjuiciar a los autores de esos atentados de conformidad con la ley", pero al mismo tiempo "denuncia todo intento de utilizar este incidente para cometer violaciones discriminatorias por motivos de religión o creencias".

El GCRL expresó: "Su preocupación por los actos de motivación política de disolución de asociaciones y cierre de mezquitas sin justificación legal considerándolos una forma de castigo colectivo".

Para concluir la declaración, el consejo pidió al gobierno austriaco: "Revisar los procedimientos y decisiones que contravengan los derechos humanos y la ley, investigar las violaciones cometidas por las autoridades de seguridad, y detener cualquier represión de naturaleza política o sobre la libertad de expresión o de creencias".

Categorías
AustriaEuropa y RusiaNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines