Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

No hay infancia en la Palestina ocupada

Niños en una carretera fangosa en la ciudad de Gaza, Gaza, el 5 de noviembre de 2020 [Agencia Mustafa Hassona/Anadolu]

Los años de ocupación, disturbios y bloqueo han cobrado un gran número de víctimas entre los niños de Palestina y, en particular, los niños de la Franja de Gaza, donde los brotes periódicos de agresión y el deterioro de las condiciones de vida han dejado a una generación necesitada desesperadamente de apoyo psicosocial, e incapaz de disfrutar o experimentar la infancia.

La infancia normalmente significa inocencia, diversión, libertad y amor, pero en Gaza los niños hablan y entienden la política casi desde el primer día.

Ezzeddin Samsoum, de 13 años de edad, de Rafah, fue identificado como "niño héroe" por la valentía que demostró al rescatar a un hombre herido durante las protestas de la Gran Marcha del Regreso del año pasado. Samsoum corrió sin dudarlo y se arrancó su propia camisa para que el hombre dejara de sangrar.

Ezzeddin Samsoum, de 13 años, fue reconocido como "niño héroe" por su valentía durante la Gran Marcha del Regreso cuando rescató a un hombre herido

"No sé lo que significa la infancia, siempre siento responsabilidad y temor por mis seres queridos", dice Samsoum. "Soy un refugiado. Mis abuelos siempre hablan de la belleza de su ciudad, y de que la milicia sionista los expulsó de allí por la fuerza."

He sobrevivido a las agresiones israelíes en Gaza desde el día en que nací. Nadie me ha enseñado sobre la situación. Las acciones diarias de los israelíes contra mi pueblo me enseñan muy bien lo que significa vivir bajo la ocupación.

 

La pandemia de coronavirus ha exacerbado una situación ya de por sí difícil en la que los niños de Gaza viven con un suministro de electricidad limitado, sin poder salir de la Franja debido al asedio sofocante de Israel y con el constante sonido de las bombas y los aviones teledirigidos que zumban sobre sus cabezas.

La dureza de la vida cotidiana ha dejado a la niña de 12 años Zahra Zayed con un solo tema para sus poemas. "He recitado poemas desde una edad temprana. Deseo recitar poemas sobre la infancia y cosas divertidas pero no me quedan palabras para esos temas, debido a la brutalidad de la ocupación y la degradación de mi pueblo", dice.

LEER:  Israel killed 7 Palestinian minors in 2020

Los numerosos ataques israelíes en la Franja de Gaza han dejado heridos a muchos de sus seres queridos. Para la niña de 12 años, los bombardeos, el asesinato, la injusticia, el encierro y la privación son los temas que cubre en su trabajo.

"Durante la agresión de 2014, quedé traumatizada. Debido a la peligrosa situación, nos vimos obligados a huir de nuestra casa a las escuelas de la OOPS porque pensamos que era un lugar más seguro. Pero no había lugares seguros en Gaza. No había refugios. Nada puede protegernos de las huelgas".

Zahra Zayed recitando un poema sobre su tierra

 

Zahra ha participado en varias conferencias en las que recita poemas sobre su anhelo de regresar a los territorios palestinos ocupados.

Desde el año 2000, las fuerzas de ocupación israelíes han matado a 3.000 niños. Algunos frente a los medios de comunicación internacionales, entre ellos Muhammad Al-Durrah, de 11 años de edad.

Juicios en los tribunales militares

Además de la brutalidad y la constante amenaza de guerra que sufren los niños palestinos, los de la Ribera Occidental y Jerusalén Oriental ocupados son frecuentemente detenidos en sus casas en medio de la noche y sometidos a juicio en tribunales militares donde muchos de los procedimientos se realizan en hebreo, idioma que no hablan.

Ashraf Adwan, de 13 años de edad, de la aldea de Eizariya, en la Jerusalén ocupada, fue condenado a tres años de prisión por un tribunal militar israelí y se le impuso una multa de 5.000 shekels (1.461 dólares). Las autoridades israelíes afirman que estaba tratando de apuñalar a varios soldados armados.

LEER:  Israel is subjecting Palestinian children to physical and psychological abuse

Negando las acusaciones, la madre de Ashraf dice: "Es tan amable y tan servicial, nunca actúa violentamente contra nadie, pero estamos regularmente sujetos a la continua humillación y opresión por parte de la ocupación israelí".

"Antes de ser sentenciado, cumplió un año de prisión pero se me prohibió visitarlo, así que aproveché para asistir a sus sesiones en el tribunal para verlo", agrega.

Ashraf Adwan, antes de ser encarcelado

Según Defensa de los Niños Internacional - Palestina, 250 niños palestinos fueron retenidos en prisiones israelíes hasta agosto, según datos de la Autoridad Penitenciaria de Israel.

La DCIP confirma que "Israel es el único en el mundo que arresta a niños y los juzga en tribunales militares".

Entre 500 y 700 niños palestinos son arrestados y juzgados por tribunales militares israelíes cada año.

Desde el estallido de la Segunda Intifada en septiembre de 2000, las fuerzas de ocupación han arrestado a casi 10.000 niños palestinos. Muchos son ahora mayores de 18 años y permanecen bajo custodia israelí.

Esas prácticas son violaciones flagrantes de la Convención sobre los Derechos del Niño, determinada internacionalmente, que Israel firmó y ratificó desde 1991, así como de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

La política de impunidad de que gozan los soldados israelíes en el ámbito nacional, a sabiendas de que no se les exigirán responsabilidades por las violaciones, los alienta a continuar e intensificar su agresión contra los niños palestinos.

El número de niños palestinos menores de 12 años detenidos por las fuerzas de ocupación aumentó el año pasado, con 84 niños de entre 3 y 12 años.

LEER: 400 Palestinian children detained by Israel since start of 2020

Entre los encarcelados se encontraban Nader Hijazi, del campamento de Balata en Naplusa, que sólo tenía tres años en el momento de su detención; Muhammad Mazen Shweiki, de siete años, de Jerusalén; y Zain Ashraf Idris, de siete años, que fue sacado de su escuela después de que las fuerzas de ocupación la invadieran en Hebrón.

La ocupación también sigue convocando a menores para que sean investigados bajo el pretexto de que estaban tirando piedras, entre ellos Muhammad Rabi' Elayyan, de cuatro años, y Qais Firas Obaid, de seis años, ambos del barrio de Issawiya, ocupado en Jerusalén oriental.

Cuando el mundo celebre el Día Internacional del Niño, varias organizaciones de derechos humanos y escuelas de la Palestina ocupada aprovecharán el día para promover la unidad y el compañerismo. Lo que los niños palestinos necesitan es estabilidad y la capacidad de vivir sin miedo a la guerra, la detención, el despojo o la falta de vivienda. Todos los niños tienen derecho a una infancia.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines