Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Omán, sin liquidez, recibe una ayuda de 1.000 millones de dólares de Qatar

La bandera nacional de Omán en la capital Muscat el 18 de septiembre de 2020 [HAITHAM AL-SHUKAIRI/AFP/Getty Images]

Omán ha recibido 1.000 millones de dólares de ayuda financiera directa de Qatar, en un momento en que el sultanato trata de mitigar su crisis económica, que se ha visto agravada por el impacto de la pandemia del coronavirus y la disminución de los precios del petróleo.

El Financial Times informó ayer de que Omán, que es uno de los territorios más pobres del Golfo, está buscando en sus vecinos más ricos la tan necesaria ayuda financiera. Según el informe, Qatar ya ha depositado 1.000 millones de dólares en el banco central de Omán, con promesas de más en el futuro.

Los vínculos entre Mascate y Doha se han profundizado tras el embargo impuesto a Qatar por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en 2017. Omán fue uno de los pocos países vecinos que eludió el bloqueo aéreo, terrestre y marítimo, proporcionando una ruta comercial alternativa.

Los Emiratos Árabes Unidos también pueden prestar cierta asistencia, aunque los funcionarios omaníes temen que se produzcan condiciones que puedan erosionar la neutralidad del sultanato, que se ha mantenido durante mucho tiempo en los asuntos regionales. Omán mantiene vínculos con Irán y también facilita las conversaciones por la vía indirecta entre el gobierno dirigido por los hutíes en el Yemen y los saudíes.

LEER: El muftí de Omán apoya el boicot a los productos franceses

Hace dos semanas la calificación soberana de Omán fue rebajada a B+ por S&P Global Ratings y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pronosticado que su PIB se contraerá en un 10% este año debido a la disminución de los ingresos del petróleo y al efecto de la pandemia de coronavirus en su economía. Un informe publicado a principios de esta semana por Oil Price, señaló que Omán estaba considerando "todas las opciones financieras", ya que se enfrenta a un creciente déficit presupuestario y presenta al sultanato tres opciones principales: producir más petróleo y gas a pesar de los precios más bajos, vender activos estatales o pedir más dinero a China.

Según se informa, Omán también ha introducido medidas de "aumento de los ingresos y reducción de los gastos", incluido un impuesto sobre las ventas del 5% el año próximo y planes para gravar a las personas de mayores ingresos. En un informe publicado hoy por Gulf News, Muscat también introducirá un aumento del 5% en las tasas de visado para expatriados a fin de apoyar su Sistema de Seguridad Laboral (JSS), que ofrece beneficios financieros temporales a los ciudadanos omaníes que pierdan su empleo.

Tras las recientes políticas de omanización del Gobierno que tienen por objeto reducir la población de expatriados e incentivar a más omaníes para que se incorporen a la fuerza de trabajo, el número de expatriados indios en Omán ha disminuido a 499.431. Sin embargo, la comunidad india sigue siendo la mayor comunidad de expatriados en el sultanato, donde los extranjeros representan más del 40% de los 4,6 millones de habitantes de Omán.

Categorías
FMINoticiasOmánOriente MedioQatar

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines