Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Dinamarca penalizará la financiación extranjera de mezquitas en un esfuerzo por "contrarrestar el extremismo"

Los invitados llegan el 19 de junio de 2014 para la inauguración oficial de la primera mezquita de Dinamarca con cúpula y minarete en Rovsingsgade, en el arenoso noroeste de Copenhague, después de recibir una donación de 27,2 millones de dólares de Qatar [THOMAS LEKFELDT/AFP vía Getty Images]

Dinamarca presentará un nuevo proyecto de ley que penalizará la financiación de mezquitas remitidas por países y entidades extranjeras, en el marco de los nuevos esfuerzos por contrarrestar el extremismo religioso.

El proyecto de ley fue anunciado en un post de Facebook por el ministro danés de Integración Mattias Tesfaye a principios de este mes, quien dijo que el gobierno criminalizaría la financiación de mezquitas en el país por parte de cualquier individuo, organización o incluso países que "se opongan o socaven los valores democráticos, las libertades fundamentales y los derechos humanos".

El proyecto de ley propuesto por el gobierno danés llega después de que el periódico danés Berlingske revelara en enero que Arabia Saudí había estado enviando alrededor de 790.000 dólares a la mezquita de Taiba en la capital, Copenhague, a través de su embajada.

LEER: Erdogan pide el boicot a los productos franceses

En el mes siguiente, el gobierno emitió un acuerdo parlamentario con los partidos de la oposición que apuntaba al flujo de dinero de entidades extranjeras, acordando también oponerse y prohibir "los predicadores religiosos que tratan de socavar las leyes y los valores daneses y apoyar las ideas jurídicas paralelas".

En virtud de esa ley, se convertiría en delito penal que las mezquitas aceptaran dinero de determinadas entidades, organizaciones y otros donantes, de los que Dinamarca compilaría y establecería una lista.

En 2014, la primera "Gran Mezquita" oficial de Dinamarca abrió sus puertas en Copenhague con financiación de Qatar, en una medida que suscitó controversia en el país.

El nuevo proyecto de ley de Dinamarca se produce en medio de una ola de sentimientos y políticas islamófobas en todo el continente, ya que su vecina Francia lleva a cabo su propia campaña contra el "separatismo islámico" y también ha propuesto una ley para obligar a los imanes a ser aprobados por el Estado y restringir los extranjeros.

Categorías
DinamarcaEuropa y RusiaNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines