Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Recordando el acuerdo de intercambio de prisioneros de Gilad Shalit

En un día como hoy, hace nueve años, tuvo lugar el histórico acuerdo de intercambio de prisioneros entre Israel y el grupo de resistencia palestina Hamas, cuyos efectos perdurables todavía tienen repercusiones en la actualidad.

¿Qué?

Israel y Hamas realizaron un intercambio de prisioneros tras el acuerdo Gilad Shalit alcanzado una semana antes, liberando a más de 1.000 prisioneros palestinos a cambio de un soldado israelí retenido durante seis años.¿Dónde? Palestina y Egipto.

¿Cuándo?

18 de octubre de 2011.

¿Qué ocurrió?

Un día como hoy, hace nueve años, tuvo lugar el histórico acuerdo de intercambio de prisioneros entre Israel y el grupo de resistencia palestina Hamas, cuyos efectos siguen repercutiendo en la actualidad. Conocido como el “trato de Gilad Shalit”, supuso la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, que fue capturado por Hamas cerca de la valla que separa Gaza e Israel en 2006, a cambio de la liberación de 1.027 prisioneros palestinos.

El acuerdo se firmó en Egipto el 11 de octubre de 2011 y fue el resultado de meses de conversaciones clandestinas entre los dirigentes de Hamas e Israel, en las que las autoridades egipcias y alemanas participaron en la elaboración de la lista de prisioneros que debían ser liberados.

Fue aclamado como un éxito por muchos, tanto en la parte palestina como en la israelí, ya que la primera lo consideró una oportunidad de oro para devolver a miles de sus habitantes de las cárceles israelíes, a cambio de un soldado. Mientras que el segundo lo vio como una victoria moral que significa la noción de que una vida israelí vale más que mil vidas palestinas. Sin embargo, también fue visto como un fracaso por otros en ambos lados. Algunos en Israel despreciaban la liberación de combatientes y figuras palestinas que tenían “sangre israelí en sus manos”, por un solo soldado, y algunos en el lado palestino se mostraban escépticos ante la garantía israelí de que devolvería a todos los prisioneros como se había acordado.

Una semana más tarde, el 18 de octubre, el intercambio finalmente tuvo lugar de forma escalonada. Shalit fue transportado por Hamas a través del paso fronterizo de Gaza a Egipto, donde fue retenido por la Cruz Roja y las autoridades egipcias durante unas horas, antes de ser transportado a Israel. Ese mismo día, 27 de los prisioneros palestinos fueron liberados y enviados a Egipto, seguidos de otros 450, como parte de la primera fase del trato.

LEER: La Lista Árabe Conjunta votará en contra de los Acuerdos de Normalización entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel en la Knesset

Como parte de la segunda fase de la liberación, dos meses después, en diciembre, otros 550 prisioneros fueron liberados por Israel, finalizando públicamente el trato.En general, los prisioneros palestinos eran una multitud mixta, y los detenidos provenían de diversos partidos y organizaciones, como Hamas, Fatah, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) y el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (DFLP). Otros no estaban afiliados a ningún grupo político o militante, y algunos ni siquiera eran palestinos, sino que procedían de Ucrania, Jordania y Siria.

A muchos de los 1.027 prisioneros liberados se les permitió regresar a sus hogares y familias en la Franja de Gaza, la Ribera Occidental y Jerusalén Oriental. Sin embargo, hubo unos pocos cientos que fueron liberados con la condición de que fueran deportados y exiliados, debido al peligro que supuestamente representaban para Israel.

¿Qué ocurrió después?

Israel traicionó el tratoAunque el trato fue cumplido por Israel tras la devolución de Shalit por parte de Hamás -al menos sobre el papel-, en los años siguientes surgieron una serie de escollos en el intercambio, que revelaron que Israel ha eludido y traicionado algunos de los términos establecidos en el trato. El primero de esos obstáculos apareció en la segunda fase, cuando Israel liberó a los que no estaban afiliados a actos de terrorismo o resistencia y no tenían “sangre en las manos”.

Se reveló que una cantidad significativa ni siquiera era efectiva desde el punto de vista diplomático con su liberación, ya que 300 de los prisioneros liberados tenían la intención de ser liberados en el plazo de un año, independientemente de ello. Además, Israel también se negó a liberar a muchas figuras destacadas de la resistencia palestina, como Marwan Barghouti y Ahmad Sa’adat, manteniéndolos encarcelados. Según se informa, esto se hizo con el propósito de dar a Israel una influencia en las futuras negociaciones para el intercambio de prisioneros.

LEER: Pompeyo persuade a Arabia Saudita para que normalice los lazos con Israel

En 2014, Israel inició una serie de detenciones en todos los territorios palestinos en respuesta a la captura de tres adolescentes israelíes en la Ribera Occidental, volviendo a detener a 60 de los que fueron liberados como parte del acuerdo Shalit. Todas estas medidas del lado israelí demostraron a los dirigentes palestinos, independientemente de su facción, que Israel había incumplido los términos del acuerdo y esencialmente traicionado el acuerdo durante los años posteriores al intercambio inicial de prisioneros.

Los efectos del engaño de Israel siguen siendo motivo de resentimiento para Hamas, que anunció en junio de este año que no habría más negociaciones para el intercambio de prisioneros hasta que los que fueron detenidos de nuevo por Israel en 2014 sean liberados una vez más.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaVideos y Fotos Historias

Muhammad Hussein actualmente lee política en una universidad en Londres Muhammad Hussein actualmente lee política en una universidad en Londres Muhammad Hussein actualmente estudia política en una universidad de Londres. Tiene un gran interés en la poliítica de Oriente Medio e internacional.

Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines