Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El libanés Bassil critica los esfuerzos de Hariri para formar gobierno

El ex ministro de Relaciones Exteriores Gebran Bassil en Beirut, Líbano, el 23 de agosto de 2019 [Agencia Cem Özdel/Anadolu]

El cristiano y político libanés Gebran Bassil criticó el martes al ex primer ministro suní Saad al-Hariri por presentarse a dirigir un gobierno que defenderá una iniciativa francesa para resolver la profunda crisis económica del país.

Hariri ha iniciado consultas con el presidente, el presidente del parlamento y los bloques políticos libaneses sobre la formación de un gobierno que ponga en práctica la hoja de ruta del presidente Emmanuel Macron para las reformas y desbloquee la ayuda internacional.

Ha dicho que su misión era formar un gobierno de tecnócratas de seis meses de duración para llevar a cabo rápidamente el plan de reforma establecido en la iniciativa de Macron.

“No sabíamos, y nadie nos informó, que el presidente Macron había nombrado un alto comisionado… para el Líbano, y nos nombró un prefecto para que supervisáramos su iniciativa y el alcance de su aplicación”, dijo Bassil en un discurso dirigido a sus partidarios.

LEER: Líbano: Hariri puede presentarse a primer ministro, si los bloques parlamentarios lo apoyan

“Quien quiera dirigir un gobierno de tecnócratas tiene que ser él mismo un tecnócrata”, dijo Bassil, que dirige el mayor bloque cristiano del Líbano, el Movimiento Patriótico Libre. Ex ministro de Relaciones Exteriores, Bassil es también el yerno del presidente Michel Aoun.

Aoun celebrará consultas formales el jueves sobre la designación de un primer ministro para formar un nuevo gobierno que sustituya al gabinete de Hassan Diab, que renunció hace dos meses después de que una poderosa explosión dañara gran parte de Beirut y matara a 200 personas.

El reemplazo de Diab no ha podido formar un gobierno después de que el poderoso grupo chiíta Hezbollah y sus aliados políticos insistieron en nombrar al ministro de finanzas.

El Líbano está sufriendo su peor colapso financiero desde la guerra civil de 1975-1990. Los donantes extranjeros han dejado claro que no habrá nueva ayuda a menos que los líderes libaneses lancen reformas para abordar el problema del fraude y mejorar la gobernabilidad, y se comprometan en las negociaciones con el FMI.

Categorías
FMIFranciaLíbanoNoticiasOriente Medio
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines