Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudita sigue ocultando sus abusos de los derechos humanos

Fotos del periodista saudí Jamal Khashoggi durante una protesta frente a la Embajada de Arabia Saudita en Londres, Reino Unido, el 6 de octubre de 2019 [Nevzat Yıldırım/Anadolu Agency]

Dos años después de la brutal muerte del respetado periodista Jamal Khashoggi, ¿por qué no se ha pedido aún cuentas a Arabia Saudita?

Khashoggi, un veterano periodista de Arabia Saudita, fue visto por última vez entrando al Consulado Saudita en Estambul en octubre de 2018, donde debía obtener los documentos para su próxima boda con su prometida Hatice Cengiz. Fue grabado por las cámaras de seguridad al entrar en el consulado saudí, donde sufrió un brutal y deliberado ataque que le causó la muerte. Al pasar las horas y no haber regresado, su prometida alertó a la policía ya que temía por su seguridad. Las imágenes de las cámaras de vigilancia mostraron un doble parecido a khashoggi entrando y saliendo en un esfuerzo por afirmar que ya no estaba en la propiedad saudita.

En noviembre de 2018, la CIA concluyó que el príncipe heredero Mohammed Bin Salman había ordenado el asesinato de Khashoggi, contradiciendo las afirmaciones del gobierno saudí de que no estaba involucrado en el asesinato. El príncipe heredero admitió su responsabilidad en un documental de la PBS y declaró que el asesinato “ocurrió bajo mi vigilancia”. A pesar de la creciente evidencia que sugiere la participación directa de Bin Salman en el asesinato, ¿por qué no ha prevalecido la justicia? ¿Por qué seguimos esperando para llevar a juicio a los que están en el poder?

En un intento de quitar la presión al creciente escándalo, Arabia Saudita sentenció a ocho sicarios implicados en el asesinato a muerte y puso a otros tres en la cárcel con una sentencia de 20 años. Las sentencias que se dictaron a cada uno de los hombres nunca han sido reveladas. El juicio no estuvo abierto a los medios de comunicación y no se dieron nombres de los procesados, lo que creó más sospechas y suscitó especulaciones de que se trataba de una treta del gobierno.

LEER: Biden terminará con el apoyo de EE.UU. a la guerra de Yemen

Desde el brutal asesinato, Riad ha tratado agresivamente de renovar su imagen gastando miles de millones de dólares en campañas de eventos que esperan desviar la imagen del país de ser un violador de los derechos humanos. Sin embargo, celebridades como Nicki Minaj y John Cena se han mantenido firmes y han decidido no actuar en el país, pero eso no ha impedido que el príncipe heredero atraiga al país a otras celebridades de alto perfil como los actores de Hollywood Ryan Phillipe y Ed Westwick.

El campeonato de Fórmula 1 aterrizará en el reino en 2023 después de una serie de importantes eventos deportivos y de entretenimiento que ya se han celebrado en el país desde 2018. Los grupos de derechos han dicho repetidamente que son esfuerzos de las autoridades para encubrir los abusos del país.

MBS y la verdad sobre Khashoggi – Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente Medio]

Arabia Saudita afirma que quiere impulsar su economía, a la vez que pulir su imagen en el extranjero y atraer a los jóvenes, pero las figuras públicas que han aceptado la invitación del príncipe heredero se han enfrentado a críticas por ser “sinvergüenzas” y pasar por alto los numerosos abusos de los derechos humanos que siguen siendo rechazados.

Jamal Khashoggi era un respetado y veterano periodista que hablaba en contra de la injusticia y defendía la democracia. El legado que deja es el de alguien que fue valiente y que no debe ser olvidado, por eso es imperativo que se haga justicia y que su voz siga viva. Arabia Saudita debe rendir cuentas ante la ley y los que están en el poder deben pronunciarse.

En este aniversario esperemos que se haga justicia a Jamal Khashoggi y a todos sus seres queridos y que su legado sea eterno en los años venideros.

LEER: Arabia Saudita reanuda la Umrah tras un paréntesis de seis meses

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
Arabia SauditaArtículosArtículos de OpiniónOriente MedioTurquía

Periodista, autora y escritora galardonada. Tasnim es también embajadora de la Federación para la Paz Universal.

Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines