Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudita obliga a los empresarios a poner fin a sus inversiones en Turquía

Antiguo patio con varias tiendas y vendedores de productos tradicionales en Estambul, Turquía, el 30 de marzo de 2014 [Miguel Virkkunen Carvalho/Flickr]

Los comerciantes saudíes que importan bienes de Turquía hacia el reino han firmado recientemente compromisos para que el Ministerio de Comercio saudí no vuelva a importar bienes de allí, según reveló el domingo la cuenta de Twitter de Mujtahidd.

Los comerciantes saudíes fueron convocados al ministerio y sus actividades comerciales fueron investigadas; luego se les pidió que dejaran de importar bienes desde Turquía.

En otro tweet, el denunciante afirmó: “Los que tienen grandes inversiones en Turquía fueron obligados a autorizar a una tercera persona para vender sus inversiones y devolver el dinero al reino”.

La cuenta añadía: “Se les impidió salir del país y los que se negaron …. fueron encarcelados”.

“Los afortunados inversores que estaban en el extranjero, perdieron sus propiedades en el país. Algunos intentaron vender sus propiedades antes de que fueran expropiadas y las vendieron a bajo precio.”

Estos informes confirman la información publicada por el periódico turco Cumhuriyet que dice que los saudíes pretenden cortar todas las relaciones económicas con Turquía.

En los últimos años, las relaciones entre Turquía y algunos de los Estados del Golfo, como Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, han sido particularmente tensas debido a las diferencias en los objetivos e iniciativas de política exterior. Mientras que Turquía apoya a la oposición en Siria y al gobierno respaldado por las Naciones Unidas en Libia, por ejemplo, Arabia Saudita y sus aliados regionales mantienen relaciones más cálidas con el régimen sirio y respaldan al mariscal de campo renegado Khalifa Haftar en el Estado del norte de África.

LEER: Turquía prepara la acusación contra seis saudíes en el caso del asesinato de Khashoggi

Otra cuestión entre Ankara y Riad sigue siendo el asesinato del periodista saudí exiliado Jamal Khashoggi en octubre de 2018, que tuvo lugar en el consulado saudí de Estambul. Mientras que Arabia Saudita ha negado la responsabilidad oficial del asesinato y lo ha atribuido a agentes deshonestos, Turquía ha presentado pruebas que, insisten, demuestran que fue ordenado por el príncipe heredero Mohammad Bin Salman. Este mes, Turquía ha sometido a juicio a 20 sospechosos, a saber, que formaban parte del escuadrón asesino saudí que mató a Khashoggi.

Se han visto pequeños ejemplos de esta rivalidad cuando, por ejemplo, el príncipe Faisal Bin Bandar Bin Abdulaziz se negó a beber el café turco que se le ofreció el año pasado. El príncipe Abdullah Bin Sultan Al Saud pidió entonces que se boicoteara a Turquía y sus productos hasta que “Ankara revise sus políticas con el reino”.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente MedioTurquía
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines