Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Etiopía dice a la ONU que “no tiene intención” de usar la presa para dañar a Egipto y Sudán

Trabajadores de la Gran Presa del Renacimiento en Etiopía el 26 de diciembre de 2019 [EDUARDO SOTERAS/AFP/Getty Images]

El primer ministro etíope Abiy Ahmed dijo el viernes a las Naciones Unidas que su país no tiene “ninguna intención” de perjudicar a Sudán y a Egipto con una gigantesca presa hidroeléctrica en el Nilo Azul que ha causado una amarga disputa por el agua entre los tres países, según informa Reuters.

Etiopía, Egipto y Sudán no lograron llegar a un acuerdo sobre la puesta en marcha de la Gran Presa del Renacimiento Etíope antes de que Etiopía comenzara a llenar el embalse en julio. Pero los tres estados han vuelto a la mediación dirigida por la Unión Africana.

“Quiero dejar muy claro que no tenemos intención de perjudicar a estos países”, dijo a la Asamblea General de las Naciones Unidas, compuesta por 193 miembros, en una declaración en vídeo, pregrabada debido a la pandemia de coronavirus.

“Somos firmes en nuestro compromiso de abordar las preocupaciones de los países que se encuentran en la fase posterior y de alcanzar un resultado mutuamente beneficioso en el contexto del proceso en curso dirigido por la Unión Africana”, dijo Abiy, Premio Nobel de la Paz.

LEER: La marina egipcia mató a tiros a dos pescadores palestinos

Las negociaciones se han tambaleado anteriormente por la exigencia de Egipto y el Sudán de que todo acuerdo sea jurídicamente vinculante, por el mecanismo de solución de controversias futuras y por la forma de gestionar la presa durante los períodos de reducción de las lluvias o de sequía.

Egipto dice que depende del Nilo para más del 90% de sus escasos suministros de agua dulce, y teme que la presa pueda tener un efecto devastador en su economía.

Abiy dijo a las Naciones Unidas que el proyecto contribuye a la conservación de los recursos hídricos, “que de otro modo se habrían perdido por evaporación en los países situados río abajo”.

“Lo que estamos haciendo esencialmente es satisfacer nuestras demandas de electricidad de una de las fuentes de energía más limpias. No podemos permitirnos el lujo de seguir manteniendo a más de 65 millones de nuestros habitantes en la oscuridad”, dijo.

El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi expresó su preocupación por el proyecto cuando se dirigió a las Naciones Unidas el martes.

“El río Nilo no debe ser monopolizado por un solo estado. Para Egipto el agua del Nilo es un asunto existencial. Sin embargo, esto no significa que queramos socavar los derechos de nuestros hermanos y hermanas que comparten con nosotros la cuenca del Nilo”, dijo.

“Sin embargo, es inaceptable que las negociaciones continúen para siempre en un intento de imponer las realidades sobre el terreno”, dijo Sisi.

Categorías
ÁfricaEgiptoEtiopíaNoticiasSudánUN
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines