Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Libia: La ONU acoge con beneplácito el alto el fuego

Representante especial adjunta para asuntos políticos en Libia, Stephanie Williams, el 16 de febrero de 2020 en Munich, Alemania [Abdulhamid Hoşbaş/Anadolu Agency]

Las Naciones Unidas acogieron con beneplácito la decisión de las partes libias de cesar el fuego y activar el proceso político.

Esto se produjo de acuerdo con una declaración de Stephanie Williams, subjefa de la misión de apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) para asuntos políticos, en la que comentaba las declaraciones simultáneas del jefe del consejo presidencial del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), Fayez Al-Sarraj, y del presidente del Parlamento de Tobruk, Aguila Saleh.

Williams acogió con beneplácito los puntos de acuerdo mencionados en las declaraciones emitidas por Al-Sarraj y Saleh, coincidiendo en que: “Constituye una valiente decisión de la que Libia está muy necesitada en estos tiempos difíciles”.

En su declaración añadió que esta iniciativa conjunta: “vuelve a dar esperanzas de encontrar una solución política y pacífica a la prolongada crisis libia” para lograr la voluntad del pueblo libio de vivir en paz y con dignidad.

Williams expresó su esperanza de que: “El llamamiento de las dos declaraciones a un alto el fuego aceleraría la aplicación de los acuerdos del Comité Militar Conjunto (5+5), y comenzaría la deportación de todas las milicias y mercenarios extranjeros presentes en el suelo libio”.

El funcionario de la ONU pidió: “La urgente y rápida implementación del llamado hecho por los dos líderes para levantar el bloqueo a la producción y exportación de petróleo, y para implementar las instrucciones financieras mencionadas en las dos declaraciones”.

Ella hizo hincapié en eso: “Seguir privando al pueblo libio de su riqueza petrolera es una forma de intransigencia inaceptable que se rechaza a nivel local e internacional”.

Williams instó a todas las partes a..: “Elevarse al nivel de este momento histórico y asumir plenamente sus responsabilidades ante el pueblo libio”.

LEER: La UE condena los asesinatos de jóvenes activistas en Irak

El viernes pasado, el gobierno libio anunció un alto el fuego inmediato en todo el país, convocando a elecciones presidenciales y parlamentarias para el próximo mes de marzo.

Mientras tanto, Saleh pidió en una declaración simultánea un armisticio inmediato y que Sirte sea la sede temporal del nuevo Consejo Presidencial.

El presidente del Alto Consejo de Estado, Khalid Al-Mishri, anunció el miércoles su deseo de reunirse con Saleh en Marruecos, en el marco de los esfuerzos realizados por Rabat para resolver la crisis de Libia.

Estos acontecimientos se producen dos meses después del conflicto en las provincias de Sirte (norte) y Jufra (centro). Los Estados Unidos y Alemania pidieron la transformación de la zona en una zona desmilitarizada con la apertura de campos y puertos petroleros.

En junio pasado, el ejército libio liberó la mayor parte de la región occidental de las milicias del general Khalifa Haftar y de mercenarios extranjeros.

Sangriento Haftar – Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente Medio]

La milicia de Haftar, con el apoyo de países árabes y europeos, lanzó un ataque contra Trípoli el 4 de abril de 2019, que causó lesiones y muertes entre la población civil, así como una destrucción masiva. Sin embargo, las fuerzas occidentales sufrieron grandes pérdidas después de que el ejército nacional interviniera en medio de llamamientos generalizados al diálogo y a una solución política a la crisis que se estaba agravando.

Durante años, Libia ha sido testigo de un conflicto armado, ya que las fuerzas de Haftar, con el apoyo de los países árabes y occidentales, impugnaron al gobierno libio, reconocido internacionalmente, por su legitimidad y autoridad en el país rico en petróleo.

Categorías
ÁfricaLibiaNoticiasUN
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines