Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Ghannouchi: La neutralidad sobre Libia no tiene sentido

El Presidente del Parlamento tunecino, Rashid Al Ghannouchi, asiste al cuarto congreso de las ramas estudiantiles del movimiento Nahda en la Universidad de Túnez, en Túnez (Túnez), el 18 de enero de 2020. [Yassine Gaidi - Agencia Anadolu]

El “deber y la necesidad” obligan a los vecinos de Libia a tomar medidas y “no pueden ser indiferentes” mientras el país siga en disturbios, subrayó ayer el Presidente del Parlamento tunecino Rached Ghannouchi.

En una entrevista con la Agencia Anadolu, Ghannouchi dijo: “En medio de los acontecimientos en Libia, los países vecinos no pueden ser indiferentes. Si se produce un incendio en la casa de tu vecino, no puedes permanecer neutral. El deber y la necesidad te impulsarán a ayudarle a apagar el fuego, así es este caso en el que la neutralidad negativa no tiene sentido”.

Continuó: “Pedimos una neutralidad positiva basada en empujar a todas las partes hacia una solución política y pacífica (…). Nuestra visión es que una solución política en Libia es la forma más viable de superar la inseguridad y el caos.”

LEER: Libia: Las milicias de Haftar se retiran dejando 48 cuerpos atrás

En cuanto a algunos partidos de la oposición tunecina que se niegan a comunicarse con el Gobierno libio del Acuerdo Nacional (GNA), reconocido internacionalmente y encabezado por Fayez Al-Sarraj, Ghannouchi subrayó que su comunicación “no sobrepasaba el ámbito de la diplomacia tunecina”.

Explicó que las autoridades tunecinas y el Presidente Kais Saied están en contacto con el gobierno de Al-Sarraj porque es “el representante de la soberanía según la legitimidad internacional”. Nos habíamos reunido anteriormente con Aguila Saleh, el representante [presidente] del parlamento de Tobruk [en el este de Libia], lo que podría considerarse como una neutralidad positiva”.

“Compartimos con Libia los valores de la hermandad, la cooperación, la paz y la buena vecindad. Por lo tanto, trabajamos y nos comunicamos de acuerdo con esta visión.”

Añadió: “Los que protestan contra nuestra comunicación con Libia proponen un sustituto de la legitimidad, como el contacto con organizaciones no reconocidas, que no sirve a los intereses del Estado tunecino y su pueblo”.

“No hay país independiente que no se vea afectado por su entorno. En lo que respecta a Libia, Túnez está directa y profundamente afectado por lo que sucede en su país hermano, Libia”.

Añadió: “Tenemos largas fronteras comunes con Libia, intercambio comercial y lazos económicos y sociales. La seguridad y la economía de Túnez se ven afectadas por lo que sucede en su vecina Libia. Por lo tanto, la seguridad libia se ve afectada por la de su homóloga tunecina y viceversa”.

LEER: Libia: Los enfrentamientos continúan en Trípoli a pesar de la llamada al alto el fuego de la ONU

El Presidente del Parlamento tunecino expresó su esperanza de que “el pueblo de Libia recurra al diálogo y acepte la coexistencia y supere la exclusión”.

Desde el derrocamiento del antiguo gobernante Muammar Gaddafi en 2011, han surgido dos escaños de poder en Libia: El general de brigada Khalifa Haftar, en el este de Libia, que dirige el Ejército Nacional Libio (LNA) y cuenta con el apoyo de Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, y el Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA) en Trípoli, que goza de reconocimiento internacional y de las Naciones Unidas.

Con el apoyo de los países árabes y europeos, Haftar lanzó un ataque para capturar Trípoli. Un año después ha sufrido grandes pérdidas y ha sido responsable de la muerte de miles de civiles.

Categorías
ÁfricaLibiaNoticiasTúnez
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines