Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los eruditos islámicos y las ONG piden que La Meca y Madinah se pongan bajo control internacional

Los musulmanes rezan en la Gran Mezquita durante el peregrinaje anual del Hayy en la ciudad santa de La Meca, Arabia Saudita, el 8 de agosto de 2019 [REUTERS/Waleed Ali]

Una organización no gubernamental llamada Comisión Internacional para la Supervisión de la Administración Saudita de las Dos Mezquitas Sagradas, también conocida como Al Haramain Watch, ha lanzado una campaña y una petición para establecer una administración internacional que gestione los asuntos de las dos mezquitas sagradas de La Meca y Madinah.

La campaña, que ya ha obtenido el apoyo de unos 100 eruditos musulmanes y activistas de derechos humanos, tiene por objeto dirigirse a los países árabes y de mayoría musulmana, así como a las comunidades musulmanas de Europa y los Estados Unidos, a fin de dar a conocer las políticas recientemente promulgadas por la Arabia Saudita en relación con la administración de las ciudades y la peregrinación.

Según Al Haramain Watch, el reino está violando tanto el derecho internacional como la moral de sus fundadores al no proteger los derechos inequívocos de acceso de los musulmanes a los lugares sagrados. En los últimos años, Arabia Saudita ha impuesto una serie de limitaciones a determinados grupos y naciones para realizar la peregrinación del Hayy y para visitar el país, como por ejemplo la actual prohibición de que los nacionales de Qatar realicen la peregrinación y la prohibición de que los nacionales iraníes la realicen hasta que se levantó en 2017.

LEER: El tercer petrolero iraní llega a Venezuela a pesar de las amenazas de EE.UU.

La petición de la organización dice: “Debido al permanente fracaso de Arabia Saudita en la gestión de las dos santas mezquitas y los sentimientos y la permanente politización y la ausencia de desarrollo estratégico, pedimos a los países y gobiernos islámicos que tomen la iniciativa y a los medios de comunicación para formar un marco provisional que establezca las primeras bases para un plan a largo plazo para el proceso de gestión de los dos santos lugares”.

Instó a la comunidad musulmana internacional a establecer “una administración islámica que se encargue de la administración de los Dos Lugares Santos y la Santa Bekaa, cuyos miembros son todos los países musulmanes”. La forma en que esto funcionaría, afirma, sería que los estados “escojan un alto comité que será elegido por un período de 4 años y sujeto a revisión periódica por una asociación de trabajo supervisada por todos los estados miembros”.

Al Haramain Watch se estableció en 2018 con el fin de asegurar que Arabia Saudita mantenga una buena gestión de los santos lugares islámicos, preservando la historia islámica y evitando la politización de las peregrinaciones religiosas.

Una figura clave en esta petición es el erudito malasio Azmi Abdul Hamid, que afirmó haber obtenido un importante documento histórico escrito personalmente por el rey fundador del reino, Abdulaziz Bin Saud, en el que, según se informa, se afirma que todos los musulmanes -tanto los habitantes de la región del Hiyaz como los del mundo musulmán- tienen derecho a administrar los asuntos de las mezquitas sagradas.

LEER: El Hayy, el coronavirus y la innovación técnica

Entre las demás demandas de la petición estaba la de establecer un fondo soberano gestionado por los países musulmanes, que consistiría principalmente en los ingresos obtenidos de las peregrinaciones del Hayy y la Umrah.

La petición publicada por Al Haramain Watch se produce en medio de llamamientos similares de otras figuras en los últimos años, incluyendo un político turco en 2014 y el llamamiento de un grupo de expertos turcos para un “Vaticano Islámico“.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente Medio
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines