Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Recordando el arresto de Ahed Tamimi

Durante su detención, Tamimi fue acosada sexualmente por un interrogador israelí, alegó su abogado Gaby Lasky.

Qué: Encarcelamiento de Ahed Tamimi

Cuándo: 19 de diciembre de 2017

Dónde: Pueblo de Nabi Saleh, en la Cisjordania ocupada

Cuando la mayoría de la gente piensa en los manifestantes palestinos, una niña joven de ojos azules y cabello rubio no se le viene a la mente.

Pero hace dos años, la rubia Ahed Tamimi cambió eso. Con solo 16 años, después de que un vídeo de su enfrentamiento con un soldado israelí y su posterior arresto se volviera viral, atrajo la atención del mundo tras aparecer en los titulares internacionales y se convirtió en un símbolo de resistencia de la noche a la mañana.

Así es como la voz, el comportamiento y las manifestaciones de Tamimi desafiando la ocupación israelí de la tierra palestina, la impulsaron a la prominencia mundial.

 

¿Qué ocurrió?

Tamimi, que fue arrestada en medio de la noche por soldados israelíes en su casa en la ocupada Cisjordania, fue sentenciada a ocho meses bajo custodia israelí como parte de un acuerdo de culpabilidad, donde admitió haber agredido e incitado al soldado.

El incidente inicial que condujo al arresto de Ahed fue estar involucrada en una protesta, organizada para denunciar el disparo a su primo, Mohammed Tamimi, de 14 años, que fue disparado en la cara por los soldados israelíes con una bala de goma. Fue gravemente herido pero sobrevivió.

El altercado ocurrió poco después de que el presidente estadounidense Trump reconociese a Jerusalén como la capital de Israel.

A lo largo de los años, la aldea de Tamimi, Nabi Saleh, ha sido objeto de protestas contra la ocupación, a las que los soldados israelíes responden con gases lacrimógenos, arrestos y, a veces, munición real.

El vídeo de la adolescente palestina, defendiendo a su hermano, abofeteando y pateando a un soldado fuertemente armado en la entrada de la casa de su familia, fue grabado durante la protesta. Estaba claro que no representaba una amenaza real para ellos, lo que la convirtió en un símbolo de la oposición palestina al gobierno militar israelí.

Leer: Rights groups: Israel arrested 374 Palestinians last month

Esa simpatía y asombro enfureció a los israelíes de derecha.

Para muchos israelíes de derecha, es una terrorista y una agitadora que busca publicidad, pero para los partidarios palestinos, se convirtió en la cara, y la voz, de la causa y la resistencia palestinas.

Amnistía Internacional condenó el arresto y dijo que violaba el derecho internacional y subrayó que la detención de menores solo debe utilizarse como último recurso.

Su activismo llamó la atención de los medios en 2012, después de que las imágenes de ella amenazando con golpear a un soldado israelí que intentaba detener a su hermano se volvieron virales, y un vídeo de 2015, que mostraba a Ahed, entonces de 15 años, mordiendo la mano de un soldado israelí enmascarado y armado que nuevamente intentaba detener a su hermano Mohammed, de 12 años, y que le estaba estrangulando. Pero pocos fuera de Oriente Medio sabían de ella.

Pero fue el vídeo de ella enfrentándose al soldado israelí con todo su equipo militar lo que transformó a Ahed Tamimi en un ícono global del movimiento de resistencia palestina.

Protesters hold posters and banners during a protest in solidarity with the16-year-old Palestinian Ahed al-Tamimi, who was taken into custody by Israeli soldiers, and Palestinian prisoners in Israeli jails at Grand Central Terminal in New York, United States on January 5, 2017 [Atılgan Özdil / Anadolu Agency]

Los manifestantes sostienen carteles y pancartas durante una protesta en solidaridad con los prisioneros palestinos en cárceles israelíes y con la palestina Ahed al-Tamimi, de 16 años, que fue detenida por soldados israelíes, en la Terminal Grand Central de Nueva York, Estados Unidos, el 5 de enero de 2017 [Atılgan Özdil / Agencia Anadolu]

Según el padre de Ahed, Bassem Tamimi, un activista que Amnistía Internacional calificó de “preso de conciencia”, los soldados entraron violentamente a la casa y arrestaron a la menor Ahed sin dar ninguna razón.

Al menos 30 soldados y oficiales de inteligencia, que también confiscaron dispositivos electrónicos, como ordenadores portátiles, cámaras y teléfonos móviles, estuvieron involucrados en la redada y el arresto de Ahed.

En marzo de 2018, Ahed, que cumplió 17 años en prisión, aceptó un acuerdo de culpabilidad y se declaró culpable de cargos que incluyen asalto e incitación, después de ser juzgada en un tribunal militar cerrado.

Fue sentenciada a ocho meses, menos el tiempo que estuvo detenida, y recibió una multa de 5.000 séqueles israelíes (1.436 dólares) y una suspensión de sentencia de tres años.

Durante su arresto, Tamimi fue acosada sexualmente por un interrogador israelí durante su detención, alegó su abogado Gaby Lasky.

En las imágenes publicadas, a Ahed le hicieron pasar a la oficina de un interrogador, una semana después de que fuese detenida. Se ve a dos interrogadores israelíes preguntándole sobre su participación en protestas recientes. Los hombres también hicieron comentarios sobre su piel blanca y amenazaron con detener a los miembros de su familia si ella no cooperaba con ellos.

Durante sus preguntas grabadas en vídeo, Tamimi se negó repetidamente a responder las preguntas o comentarios de los interrogadores sobre su apariencia física.

Fue interrogada por un grupo de hombres, sin mujeres ni interrogadores especializados en el trato con menores presentes, lo cual es una violación de la ley israelí.

Una versión extendida del vídeo también mostró a un interrogador haciendo comentarios insinuantes hacia Tamimi cuando comentó: “Tienes ojos de ángel” en árabe, lo que equivale a acoso sexual.

Luego el interrogador trató de explicar que ella es como su hermana que “gasta todo su dinero en ropa”, según el informe de The Daily Beast.

Las autoridades israelíes utilizan habitualmente el acoso y el abuso sexual, incluida la violación, para humillar y torturar a prisioneros palestinos, tanto hombres como mujeres.

La historia de Ahed llamó la atención sobre la difícil situación de los niños palestinos recluidos en las cárceles militares israelíes.

Leer: Israel arrests female Palestinian activist days after releasing father 

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, la invitó a Estambul y le otorgó un premio por su valor. Además, la edición de este año de Los 500 musulmanes más influyentes del mundo declaró a Tamimi “una heroína en el campo”, elogiando sus esfuerzos por defender la causa palestina.

A pesar de los castigos sufridos durante su detención, salió más decidida que nunca a transmitir el dolor y la lucha de su pueblo al mundo, y prometió continuar su lucha contra la ocupación israelí.

La activista adolescente dijo que usó sus ocho meses de prisión como una oportunidad para estudiar derecho internacional y espera algún día liderar casos contra Israel en tribunales internacionales.

Fue liberada en julio del año pasado y rindió homenaje a todas las mujeres palestinas actualmente encarceladas por Israel.

Tras su liberación, declaró: “Mi felicidad no está completa sin mis hermanas [prisioneras palestinas], que no están conmigo. Espero que también sean libres”.

El ícono palestino también dijo: “La resistencia continuará hasta el fin de la ocupación”.

“Los mensajes que les dejo a los prisioneros son que la lucha popular contra la ocupación continuará y que los prisioneros piden la unidad nacional palestina, así como un llamado de apoyo para los residentes de Khan Al-Ahmar y los residentes de Gaza, y apoyo para la continuación de la Marcha del Retorno”.

“Al-Quds fue y seguirá siendo la capital del pueblo palestino, y el pueblo palestino es la base de la lucha por la libertad”.

Cientos de periodistas, activistas internacionales y familiares se reunieron cerca de la casa de Tamimi en las afueras de la aldea de Nabi Saleh en Cisjordania para celebrar su liberación.

 

¿Qué pasó después?

La historia de Ahed atrajo considerable atención de los medios de comunicación internacionales, que de otra manera han ignorado a menudo el coraje y el sufrimiento de numerosas niñas y mujeres palestinas que viven bajo la ocupación y asedio militar israelí durante muchos años. Al abordar este hecho, la madre de Ahed, Nariman Tamimi, sugirió que fue la apariencia de su hija la que llamó la atención: “Francamente, es probable que la apariencia de Ahed haya provocado esta solidaridad mundial, y eso es racista, por cierto, porque muchos niños palestinos están en la posición de Ahed, pero no fueron tratados de esta manera”.

Ella explicó: “Una vez, un periodista escribió en Haaretz sobre por qué simpatizaban con Ahed cuando intentaban arrestarme una vez; me detuvieron y ella estaba llorando. Es porque sentían que ella se parecía a ellos, dijo. Entonces, tal vez el mundo mostró más solidaridad porque se parece a sus hijos, pero todos los niños palestinos son Ahed Tamimi”.

Es demasiada verdad para ser negada. El cabello dorado de Ahed a menudo se ha convertido en el centro de atención porque, después de todo, ¿qué hizo ella que otras mujeres palestinas nunca hayan hecho antes que ella?

El cabello largo y rubio muchas veces ha sido político debido a los atributos estereotipados asociados con la blancura, la piel clara y los colores del cabello, convirtiéndose en un símbolo de superioridad racial.

Palestinian activist Ahed Tamimi (C) attends a protest organized by the Stop the War Coalition and Palestine Solidarity Campaign in support of the Palestinian people on May 11, 2019 in London, England [ Tayfun Salcı / Anadolu Agency]

La activista palestina Ahed Tamimi (centro) asiste a una protesta organizada por la Coalición Stop the War y la Campaña de Solidaridad Palestina en apoyo del pueblo palestino el 11 de mayo de 2019 en Londres, Inglaterra [Tayfun Salcı / Agencia Anadolu]

El debate en Israel a menudo se ha centrado en la apariencia de Ahed. Ha adquirido connotaciones sexistas y raciales. Algunos israelíes incluso llegaron a cuestionar abiertamente si ella era realmente palestina. Un artículo en el Times of Israel se preguntaba si ella era “una actriz o una ex judía”.

El artículo de Haaretz titulado “¿Y si Ahed Tamimi fuera tu hija?”, señala, “vemos los rizos dorados; una vez más, vemos la figura de Botticelli con el uniforme marrón del servicio de seguridad del Shin Bet y las esposas, que se parece más a una niña de Ramat Hasharon que a una niña de Nabi Saleh”.

El escritor, que es hombre, describió la apariencia de Ahed como “no árabe” y a menudo se refirió a ella como “la rubia de Nabi Saleh”. Al final del artículo, concluye: “Los israelíes ya no son capaces de identificarse con una niña valiente, incluso cuando se parece a sus hijas, simplemente porque es palestina”.

Existe una obsesión con la apariencia, particularmente cuando se trata de mujeres, ya que a menudo se basa en el valor de una mujer, y Tamimi se convirtió en un símbolo de ese debate tóxico.

La madre de Ahed agregó: “Hay miles de historias a las que los medios deben prestar atención y resaltar todos los crímenes de la ocupación, porque la ocupación debe ser vista como el crimen de guerra que es y se deben tomar medidas legales a tal efecto”.

Leer: Israel plans to stop returning bodies of Palestinians

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEn ese díaEn ese díaIsraelOriente MedioPalestinaReportajes y AnálisisVideos y Fotos Historias
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines