Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Recordando la muerte de Muammar Gaddafi

El derrocamiento y la muerte de Muammar Gaddafi dejaron un vacío en la región y en Libia, que aún no se ha llenado.

 

Qué ocurrió: La muerte de Muammar Gaddafi

Cuándo: 20 de octubre de 2011

Dónde: Sirte, Libia

¿Qué pasó?

Tras el levantamiento y la revolución libia en 2011, el dictador Muammar Gaddafi fue derrocado y asesinado en las calles de Libia, poniendo fin a cuatro décadas de gobierno autoritario sobre el país rico en petróleo del norte de África.

Nacido el 7 de junio de 1942 en la ciudad de Sirte, y criado en una tienda beduina en el desierto de Libia, Gaddafi pertenecía a una familia tribal llamada Al-Qadhafah en una época en que Libia estaba bajo el control colonial italiano. El país obtuvo su independencia en 1951 bajo el gobierno del rey Idris, un aliado de Occidente. En 1961, Gaddafi ingresó en la escuela militar de la ciudad de Benghazi, influenciado por el creciente movimiento nacionalista árabe y asombrado por el representante de la ideología en forma del presidente egipcio Gamal Abdel Nasser.

Muammar Gaddafi en su tienda con Vladimir Putin [Wikipedia]

Después de completar su entrenamiento militar, cuatro de los cuales se llevaron a cabo en Reino Unido, Gaddafi se graduó y comenzó a ascender de manera constante en las filas del ejército libio. Un movimiento de jóvenes oficiales surgió a lo largo de los años a medida que la sociedad libia gradualmente se iba sintiendo insatisfecha con el Rey Idris; fue dentro de este grupo de oficiales que comenzó el liderazgo de Gaddafi.

El 1 de septiembre de 1969, mientras el monarca libio estaba en Turquía para recibir tratamiento médico, los jóvenes oficiales lo derrocaron con Gaddafi a la cabeza. A los 27 años, el carismático joven fue nombrado presidente del Consejo de Comando Revolucionario y comandante jefe de las fuerzas armadas.

En el poder

Una vez en el poder, una de las principales preocupaciones de Gaddafi fue conservarlo. En particular, se sintió amenazado después de un intento de golpe de Estado por parte de sus colegas en diciembre de 1969, por lo que introdujo leyes que penalizaban las protestas políticas y la disidencia.

Un atributo clave de su gobierno fue su vehemente antiimperialismo, lo que le hizo expulsar a los italianos de Libia que habían permanecido allí después de su independencia; ordenar el cierre de bases militares británicas y americanas dentro del país; y exigir a las compañías petroleras extranjeras que operaban allí que compartiesen más de sus ingresos con el gobierno. Gaddafi también implementó medidas culturales y religiosas contra la influencia extranjera e imperial, incluida la sustitución del calendario gregoriano por la versión islámica, y prohibió la venta de alcohol.

Muammar Gaddafi y sus guardias [Wikipedia]

A pesar de su popularidad inicial y el renacimiento del control libio sobre el país, el gobierno de Gaddafi se volvió cada vez más autoritario, con un círculo interno cada vez más pequeño de asesores de confianza hasta que se compartió el poder entre él y un pequeño grupo de asociados y familiares. También hubo informes de que sus agentes de inteligencia viajaban por todo el mundo para asesinar e intimidar a disidentes y libios que vivían en el exilio.

A lo largo de su gobierno, Gadafi involucró a Libia en una serie de conflictos, tanto directa como indirectamente, como las guerras civiles sudanesas y libanesas, así como en Egipto, Chad y Tanzania; Libia también fue bombardeada por los EE.UU. en 1986. La mayoría de estos conflictos resultaron en la derrota, la retirada y el estancamiento de la Libia de Gaddafi, con solo una victoria importante. Sin embargo, las intervenciones y alianzas militares ayudaron a proyectar su imagen tanto a nivel internacional como, quizás lo más importante, en el escenario africano. Finalmente se percibió a sí mismo como “el Rey de África” ​​y adoptó una cosmovisión más panafricana en lugar de una centrada en la identidad de Oriente Medio y árabe de Libia.

Imagen internacional

Además de ser carismático y luego represivo, Gaddafi también se convirtió en una figura excéntrica, utilizando un grupo cuidadosamente seleccionado de guardaespaldas femeninas, reemplazando su traje con ropas inusuales de diseño pseudoafricano, y llevando con él una tienda de campaña para alojarse cada vez que viajaba al extranjero.

Su imagen en el ámbito internacional empeoró ya que no solo se involucró con innumerables movimientos antioccidentales y grupos militantes. Financió al Ejército Republicano Irlandés (IRA), por ejemplo, y tenía vínculos significativos con movimientos independentistas como el Congreso Nacional Africano (ANC) de Sudáfrica, cuyos miembros fueron entrenados en campamentos dentro de Libia.

Leer:  Ex-South Africa president denies hiding Gaddafi money

Gran Bretaña rompió las relaciones diplomáticas tras el asesinato de la policía británica Yvonne Fletcher por un diplomático libio en una protesta frente a la embajada en Londres en 1984. La Libia de Gaddafi fue acusada de ser responsable del atentado contra un club nocturno en Berlín Occidental en 1986, como también el bombardeo de 1988 del vuelo 103 de Pan Am sobre la ciudad escocesa de Lockerbie, que mató a 243 pasajeros y a 16 tripulantes, así como a 11 personas en tierra.

Occidente y muerte

A partir de la década de 1990, las relaciones entre Occidente y Libia comenzaron a mejorar a medida que Gaddafi fue persuadido por Nelson Mandela de Sudáfrica de entregar al sospechoso de Lockerbie; compartió información con los servicios de inteligencia de Estados Unidos y Gran Bretaña y abandonó la investigación de armas nucleares a instancias de Occidente en 2003. Gaddafi y su familia, incluido su hijo Saif Al-Islam, fueron recibidos en los círculos políticos occidentales, formando amistades personales con algunos líderes europeos; se levantaron las sanciones de la ONU y recibió ofertas de lucrativos contratos de compañías petroleras extranjeras que una vez más estaban dispuestas a operar y establecerse en Libia.

Leer: Investigations reveal the fate of Gaddafi’s billions which have vanished in Belgium

En 2011, la “Primavera Árabe” comenzó en Túnez y se extendió por las regiones de Oriente Medio y África del Norte. Zine El Abidine Ben Ali (1936-2019) de Túnez fue derrocado primero, seguido por el egipcio Hosni Mubarak y luego, después de meses de protestas, violencia y campañas de bombardeo de la OTAN, el gobierno de Muammar Gaddafi fue derrocado para ser reemplazado por el Consejo Nacional de Transición de los rebeldes (NTC), que fue reconocido por más de treinta países como el gobierno legítimo de Libia en julio de 2011.

El 20 de octubre de 2011, después de meses de buscar al ex dictador que todavía tenía seguidores leales, Gaddafi fue encontrado escondido en un desagüe en su ciudad natal de Sirte. Le dispararon con su propia pistola y su cuerpo fue arrastrado por la ciudad por combatientes rebeldes.

Legado

Aunque su gobierno de 40 años estuvo lleno de represión e injusticias, Gaddafi fue una figura peculiar. Convirtió a Libia en uno de los países más estables y prósperos de África. También publicó su propia filosofía política y económica en su famoso Libro Verde, que describió su crítica del capitalismo contemporáneo y la democracia liberal, al tiempo que citó sus propias políticas como la solución a los problemas que crearon. Sin embargo, fue un ejemplo clásico de un dictador, manteniéndose en el poder para sí mismo y para su familia inmediata y sus socios cercanos, con poco que mostrar de la propiedad supuestamente compartida del gobierno y los comités populares autoformados de los que se jactaba.

El derrocamiento y la muerte de Muammar Gaddafi dejaron un vacío en la región y en Libia, que aún no se ha llenado. La guerra civil en curso en el país demuestra que ocho años después de su brutal asesinato, la influencia del dictador todavía se puede sentir en la Libia posterior a Gaddafi.

OPINION: Libya gave the world a unique treaty which should be copied by all ex-colonial powers

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónEn ese díaEn ese díaLibiaNoticiasOriente MedioRegiónReportajes y AnálisisVideos y Fotos Historias

Muhammad Hussein actualmente lee política en una universidad en LondresMuhammad Hussein actualmente lee política en una universidad en LondresMuhammad Hussein actualmente estudia política en una universidad de Londres. Tiene un gran interés en la poliítica de Oriente Medio e internacional.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba