Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Macron hizo una oferta de última hora para que Trump y Rouhani hablaran en Nueva York

El presidente iraní Hassan Rouhani (5° derecha) se reúne con el presidente francés Emmanuel Macron (4° izquierda) en Nueva York, Estados Unidos, el 24 de septiembre de 2019. [Presidencia iraní / Agencia Anadolu]

Antes de salir de Nueva York la semana pasada, el presidente Emmanuel Macron hizo un esfuerzo de último minuto para que el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente iraní Hassan Rouhani hablaran al margen de la reunión anual de la ONU de líderes mundiales, según varias fuentes familiarizadas con la situación, informa Reuters.

Macron había estado tratando de calmar las tensiones entre Washington y Teherán, que alcanzaron su máximo después del ataque del 14 de septiembre contra las instalaciones petroleras saudíes que Arabia Saudí, Estados Unidos y Europa atribuyeron a Irán. Teherán ha negado su participación.

El presidente francés fue a cenar a una pizzería en el centro de Manhattan el martes por la noche, antes de dirigirse al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, y una fuente diplomática francesa dijo que él “había decidido intentarlo de nuevo: haz que las dos partes hablen por teléfono”.

Sería un empujón final para poner fin a los dos días de diplomacia itinerante de Macron en Nueva York entre Trump y Rouhani. Macron, que ha estado tratando de salvar el acuerdo nuclear con Irán a pesar de la retirada de Washington, les había dicho a los periodistas justo antes de la cena que creía que se estaban dando las condiciones para que Trump y Rouhani hablasen.

Fuentes familiarizadas con la situación, hablando bajo condición de anonimato, dijeron que Trump aceptó una llamada telefónica. Sin embargo, Trump había planeado reiterar que no levantaría las sanciones contra Irán, dijo una fuente.

Según las fuentes, se envió un mensaje a Rouhani de que Macron quería verle, pero cuando se le dijo a Rouhani que Washington no había acordado levantar las sanciones, Rouhani declinó encontrarse con él. Las sanciones han paralizado la economía de Irán y han cortado sus exportaciones de petróleo.

Leer: Israel is worried about the targeting of Saudi Arabia by Iran and its allies 

El presidente francés se presentó en el hotel de Rouhani frente a la sede de la ONU, dijeron las fuentes, y se instaló una línea telefónica segura en una de las habitaciones de la planta de Rouhani.

“Si los iraníes no hubieran querido llamar, no nos habrían permitido instalar la línea segura”, dijo la fuente diplomática francesa, y agregó que Macron no vio a Rouhani en el hotel esa noche “porque Rouhani no respondió a la llamada”.

En cambio, Macron habló con Trump por la línea telefónica segura, dijo la fuente, “para agradecerle su disponibilidad”.

El intento de Macron de negociar una llamada entre Trump y Rouhani fue publicado por primera vez por la revista The New Yorker.

Antes de los ataques a las instalaciones petroleras saudíes, Francia había propuesto ofrecer a Irán unos 15.000 millones de dólares en líneas de crédito hasta fin de año si Teherán volvía a cumplir completamente con su acuerdo nuclear de 2015. Eso habría dependido de que Washington aliviase algunas sanciones.

Irán ha dicho repetidamente que no irá a Estados Unidos a menos que Washington levante las sanciones al país y regrese al acuerdo que frenaba el programa nuclear de Teherán, a cambio de la eliminación de las sanciones de la ONU, Estados Unidos y Europa.

Trump renunció al acuerdo nuclear el año pasado, negociado bajo su predecesor, Barack Obama, y ​​volvió a imponer sanciones, exigiendo a Teherán que negociase un pacto más amplio que detuviese su trabajo con misiles balísticos y su apoyo a las fuerzas asociadas en Oriente Medio.

Obama y Rouhani hablaron en 2013, el mayor contacto entre los dos países en tres décadas.

Leer: Iran repatreates 1,800 artefacts from University of Chicago

Antes de la última llamada de Macron a Trump y Rouhani, Trump le había dicho a la Asamblea General de la ONU: “Ningún gobierno responsable debería subvencionar la sed de sangre de Irán. Mientras continúe el comportamiento amenazador de Irán, no se levantarán las sanciones; se intensificarán”.

El miércoles, Rouhani se dirigió al organismo mundial de 193 miembros. En un golpe encubierto por tanta fanfarronería de las tres reuniones públicas de Trump con el líder norcoreano Kim Jong Un, Rouhani dijo que dichas sesiones fotográficas deberían ser la última parada de una negociación, no la primera.

Él dijo: “Nuestra respuesta a las conversaciones bajo presión es NO”.

Las autoridades iraníes han dicho que Teherán rechazó ocho solicitudes de Estados Unidos para una reunión entre Trump y Rouhani al margen de la reunión de la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2017.

En las Naciones Unidas el año pasado, Trump publicó en Twitter que “a pesar de las solicitudes”, no tenía planes de reunirse con Rouhani, y agregó: “Tal vez algún día en el futuro”.

Categorías
Arabia SauditaAsia y AméricaEuropa y RusiaFranciaIránNoticiasOriente MedioUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba