Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Erdogan dice que los esfuerzos con Estados Unidos para la zona segura de Siria van según lo previsto

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, visita Anitkabir, el mausoleo del fundador de la República de Turquía, Mustafa Kemal Ataturk, con miembros del Consejo Militar Supremo, en Ankara, Turquía, el 1 de agosto de 2019. [Volkan Furuncu - Agencia Anadolu]

Los preparativos de Turquía y Estados Unidos sobre una zona segura para los refugiados en el noreste de Siria van según lo previsto, según dijo el presidente turco Tayyip Erdogan, después de acusar anteriormente a Washington de demorarse, informa Reuters.

Los dos aliados de la OTAN comenzaron patrullas conjuntas por tierra y aire a lo largo de parte de la frontera de Siria con Turquía. Ankara quiere que Washington despeje a la milicia kurdo-siria de las YPG de un área fronteriza de 480 km de largo (300 millas de largo), y Erdogan advirtió que Turquía actuaría unilateralmente si el grupo no se retiraba.

El apoyo de Estados Unidos a las YPG, un aliado clave de Estados Unidos contra el Estado Islámico en Siria, ha enfurecido a Turquía. Ankara considera a las YPG una organización terrorista.

En declaraciones a los periodistas en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, NTV citó a Erdogan diciendo: “Los esfuerzos programados están en marcha. A medida que avanza el calendario, todos nuestros preparativos en la frontera se van completando”.

“Al regresar (a Turquía), tendremos evaluaciones … sobre qué tipo de medidas tomaremos e implementaremos … porque Turquía no es un país que pueda estancarse”, dijo.

Leer: Israel pide a sus ciudadanos que no viajen a Egipto, Jordania y Turquía

En una sesión informativa al margen de la Asamblea General de la ONU, el enviado especial estadounidense en Siria, James Jeffrey, dijo a los reporteros que Washington se estaba moviendo “fielmente y lo más rápido posible”, pero advirtió contra la acción unilateral en la región.

“Hemos dejado en claro a todos los niveles que ninguna operación unilateral conducirá a mejorar la seguridad de nadie”, dijo Jeffrey. “Los turcos tienen una opción, por supuesto, para actuar militarmente”.

“Elaboramos una propuesta de una zona segura con la participación de todos, en la que las YPG retiran sus fuerzas y sus armas pesadas a diferentes distancias, según la ubicación y su tipo de actividad”, dijo Jeffrey, y agregó que a las YPG también les gustaría deshacerse de sus fortificaciones en ciertas áreas.

Según dice, las Fuerzas Democráticas Sirias lideradas por las YPG que se retirarán hasta 14 km (8,7 millas) en algunas áreas, pero Turquía dice que Estados Unidos acordó que la zona segura debería extenderse 30 km (18,64 millas) en Siria. Erdogan ha dicho que hasta dos millones de refugiados sirios podrían regresar a esa área.

En una entrevista con Reuters antes de su viaje, Erdogan dijo que cuando estuviese en las Naciones Unidas discutiría con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la zona segura y la posibilidad de comprar los sistemas de defensa estadounidense Patriot.

En cambio, los dos líderes mantuvieron una llamada telefónica y se reunieron en un evento en Nueva York el miércoles, dijo Erdogan el viernes sin dar más detalles, según NTV.

Los lazos entre Ankara y Washington se han tensado por una serie de problemas, incluidas las políticas contradictorias en Siria y la amenaza de posibles sanciones de Estados Unidos por la decisión de Turquía de comprar sistemas de defensa antimisiles S-400 rusos.

Washington ha expulsado a Turquía de su programa de aviones F-35 por el acuerdo y no ha descartado las sanciones, a pesar de los comentarios comprensivos de Trump.

El viernes, Erdogan dijo que le había propuesto a Trump que Turquía compre los sistemas de defensa estadounidense Patriot en condiciones similares al acuerdo de Turquía para los sistemas S-400.

“No podemos decir que el problema del F-35 está completamente resuelto todavía, pero les hice mi propuesta”, dijo Erdogan.

“Le dije al señor Trump: ‘Podemos comprar Patriots al mismo tiempo que los S-400’ y él dijo: ‘Si habla en serio, trabajemos en esto’. Hice una oferta seria”, dijo.

Erdogan también dijo que era imposible para Turquía detener su adquisición de petróleo y gas natural de Irán, a pesar de la amenaza de sanciones estadounidenses, y que el comercio con Irán continuará. Dijo que Turquía no temía las sanciones de Estados Unidos.

Los mercados turcos han estado observando de cerca el viaje de Erdogan en busca de indicios de que una reunión entre los aliados de la OTAN podría disipar la amenaza de sanciones estadounidenses por el acuerdo S-400.

El martes, CNN Turk informó que el embajador de los Estados Unidos en Ankara hizo una presentación en el palacio presidencial sobre un posible acuerdo de libre comercio, que incluiría la participación de Turquía en el programa F-35, así como la compra del Patriot.

Sin embargo, cuando se le preguntó sobre el posible acuerdo, Erdogan dijo el viernes que los dos países no habían discutido los detalles de dicho acuerdo, y agregó que éste era un problema entre los ministerios de comercio de Turquía y Estados Unidos.

Categorías
Asia y AméricaEuropa y RusiaNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioRusiaSiriaTurquíaUNUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba