Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El líder de los Hermanos Musulmanes llora a su hijo: “Le torturaron con descargas eléctricas y le rompieron la nariz”

Fuerzas de seguridad egipcias [foto de archivo]

El líder de los Hermanos Musulmanes, Abdel Khaleq Abdullah Al-Sharif, lloró el martes a su hijo mayor, Hassan, diciendo que las fuerzas de seguridad egipcias lo mataron bajo tortura.

Al-Sharif escribió en su página de Facebook que recibió la noticia de su muerte el lunes como una muerte natural en el hospital, pero luego leyó sobre los detalles del crimen el martes.

Al-Sharif dijo que los agentes de seguridad egipcios secuestraron a su hijo cuando iba de camino al trabajo y le “hirieron de gravedad con descargas eléctricas en varias partes de su cuerpo”, señalando que su hijo mayor fue al hospital con la nariz rota y una herida en la cabeza.

Abdel Khaleq Al-Sharif esperaba que su hijo se encontrase entre los mártires, diciendo: “El niño de mis ojos está en los extensos cielos de (Allah) el Más Misericordioso. Busca el perdón para tu padre en el Día del Juicio … Que Allah te bendiga, hijo mío”.

La declaración del líder de los Hermanos Musulmanes recibió una gran cantidad de condolencias por parte de sus seguidores, antes de que la publicación fuese eliminada más tarde, en vista de las amenazas de seguridad contra su familia en Egipto, informó una fuente local al New Khalij.

Leer: Egypt military calls for Sisi to be ousted

Esto se produjo en un comunicado tras la declaración del Ministerio del Interior egipcio el martes, que detallaba el asesinato de seis miembros de los Hermanos Musulmanes en la ciudad de Seis de Octubre, en la Gobernación de Giza, al oeste de El Cairo.

Según las repetidas versiones de seguridad del incidente, publicadas por los periódicos egipcios, las víctimas fueron asesinadas durante “un enfrentamiento armado con las fuerzas policiales durante una redada en su guarida en la ciudad”.

Los miembros de las fuerzas de seguridad egipcias generalmente no resultan asesinados ni heridos durante las redadas, mientras que ninguno de sus objetivos permanece vivo.

El ministerio justificó el asesinato alegando que “los Hermanos Musulmanes estaban preparándose para llevar a cabo una serie de operaciones terroristas en el próximo período”.

La declaración no reveló la identidad de las víctimas, sus fotos ni los cargos en su contra.

Desde las manifestaciones del viernes pasado, que solicitaron la salida del presidente Abdel Fattah El-Sisi, las autoridades han detenido a más de 1.000 egipcios, decenas de las cuales se encuentra todavía bajo desaparición forzada.

Las fuerzas de seguridad egipcias a menudo describen sus asesinatos como el resultado de “enfrentamientos”, conociéndose después que algunos son víctimas de desaparición forzada.

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba