Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Trump está ayudando o perjudicando a Israel?

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (D), se da la mano con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en el Despacho Oval de la Casa Blanca el 5 de marzo de 2018 en Washington, DC [Olivier Douliery-Pool / Getty Images]

Muchos creen que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está ayudando a Israel de una manera sin precedentes y el hijo del primer ministro israelí, Benjamin Natanyahu, Yair, es uno de ellos. En junio pasado describió a Trump como “una estrella del rock en Israel” y “el mejor amigo que Israel y el pueblo judío han tenido en la Casa Blanca”. Mientras que Wayne Allyan Root de Newsmax, un partidario de Trump, comparó al presidente republicano con “el presidente más grande para Israel… y los judíos lo aman como si fuera el Rey de Israel”. Feliz con el cumplido, el presidente Trump retuiteó las palabras de Root después de darle las gracias.

¿Pero está Donald Trump realmente ayudando a Israel o le está haciendo más daño al estado sionista?

A juzgar por sus acciones desde que llegó a la Casa Blanca, parece que Donald Trump ha hecho hasta ahora lo que ningún otro presidente de los Estados Unidos había contemplado antes. En diciembre de 2017 reconoció a Jerusalén como la capital de Israel y trasladó allí la embajada de los Estados Unidos meses después. Detuvo la financiación de los Estados Unidos a UNRWA y, en marzo de 2019, reconoció la soberanía israelí sobre los Altos del Golán.

Aunque a primera vista parece que las acciones de Trump benefician a Israel, el único beneficiario inmediato es el primer ministro Benjamin Netanyahu. El Estado de Israel es el único perdedor a largo plazo. Netanyahu, enfrentando cargos de corrupción. Si gana las próximas elecciones programadas para el 17 de septiembre, solo continuará con sus políticas extremas de apartheid que ponen en peligro cualquier posibilidad de paz con los palestinos. Dada su posición, necesita desesperadamente ayuda para aumentar sus posibilidades de ganar las elecciones, algo que recibió de Trump.

Netanyahu ha estado liderando el gobierno más extremo que haya tenido el estado sionista. Durante la década en la que fue primer ministro, se convirtió en portavoz de la extrema derecha y de los colonos israelíes. Netanyahu ha estado aplicando las políticas más degradantes hacia los palestinos, utilizando las medidas más duras contra los civiles, sin importar sus edades. Su disposición a sucumbir a las demandas de los colonos y los partidos religiosos ha dejado a Israel incumpliendo cualquiera de sus obligaciones bajo el derecho internacional como potencia ocupante. Hasta ahora, sus políticas solo han mejorado la imagen israelí de estado deshonesto que siente un total desprecio por el derecho internacional. Y esto es lo que Donald Trump está apoyando.

El presidente de los Estados Unidos está ayudando a Netanyahu a hacer lo que él ha hecho, ignorar y destrozar los tratados internacionales. Bajo su liderazgo, Estados Unidos se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear con Irán y del pacto de París sobre el cambio climático. Ahora es muy difícil para otros países confiar en los EE. UU. porque está dispuesto a incumplir los acuerdos internacionalmente aceptados y respetados por la mayoría de los gobiernos mundiales.

A nivel nacional, es notable cómo Trump ha estado tratando de crear una brecha entre el Partido Demócrata de los Estados Unidos y los judíos en Estados Unidos; presentando cada vez más a los demócratas como antiisraelíes y, a veces, antisemitas solo porque critican a Netanyahu o sus políticas. En sus tuits y manifestaciones de campaña, Trump nunca pierde la oportunidad de decirle a su público que los republicanos son los verdaderos amigos de Israel.

Leer: UNRWA’s existence might be contested, but it is essential for Palestine refugees 

“Odian a Israel y a todo el pueblo judío”, tuiteó Trump en abril antes de un viaje planeado por las congresistas musulmanas Rashida Tlaib e Ilhan Omar, las cuales iban a visitar Israel como parte de una delegación oficial.

Sus acciones son intentos de silenciar la libertad de expresión y equiparar las críticas de las políticas israelíes con el antisemitismo, que es engañoso y difamatorio. Esto los hace ilegítimos.

Esto dice mucho sobre Israel, que se jacta de ser la única democracia que está floreciendo en la región. Simplemente dice que los valores democráticos, que tanto Trump como Netanyahu afirman que aprecian, no son más que conversaciones baratas.

Si bien Donald Trump cree que está ayudando al estado sionista, de una manera que ninguno de sus predecesores hizo, está causando daños a largo plazo a cambio ganancias potenciales a corto plazo para su amigo Netanyahu.

A su vez, sus esfuerzos por calificar a los demócratas como antisemitas y antiisraelíes tienen el potencial de dañar la democracia estadounidense.

Es la retórica y las políticas ilegítimas lo que acabaron con su proyecto de paz: “el acuerdo del siglo”. Cuando el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, habló de su “acuerdo del siglo” en Bahréin en junio, sus esfuerzos ya fueron socavados por nada menos que su suegro. Esto es seguirle el juego a los partidos de extrema derecha y religiosos que ayudan a Netanyahu a mantenerse en el poder. Tales partidos niegan la idea de que haya un pueblo palestino que merezca su propio estado.

En lugar de desempeñar un papel digno de superpotencia al facilitar la paz para poner fin a la desagradable ocupación israelí de los territorios palestinos, los Estados Unidos bajo Donald Trump están socavando indirectamente sus propias iniciativas incluso antes de que se lancen a políticas completas. Y en el proceso, está haciendo más mal que bien a Israel.

Leer: How to confront Israel’s annexation of the occupied West Bank 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaIsraelOriente MedioPalestinaReportajes y AnálisisUS

Mustafa Fetouri es un académico y periodista libio. Ha recibido el premio de la UE a la Libertad de Prensa. Su próximo libro saldrá a la luz en septiembre. Puede ser contactado en la siguiente dirección: [email protected]

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba