Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las narrativas del pueblo palestino deben protegerse de la explotación de la Autoridad Nacional Palestina

El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, en la ciudad cisjordana de Ramallah el 10 de marzo de 2019 [ABBAS MOMANI / AFP / Getty Images]

Los medios oficiales palestinos están desempeñando un papel importante en la difusión de las narrativas palestinas, según el primer ministro Mohammed Shtayyeh. Partiendo del hecho de que la Autoridad Nacional Palestina (AP) y sus medios siguen retratando la colonización de Israel como un mero “conflicto”, existe una discrepancia entre el concepto del pueblo de las narrativas palestinas y la elección oficial de cómo deben presentarse tales narrativas.

“Cuando la narrativa palestina llega al mundo”, comentó Shtayyeh, “ayuda mucho en la lucha política y el esfuerzo diplomático de los líderes palestinos”. Sin embargo, la comunidad internacional ha demostrado su desinterés en las narrativas palestinas por su fracaso en defender la lucha palestina, una situación a la que la Autoridad  Nacional Palestina no se opone, ya que aumenta su estancamiento diplomático y su obsesión con el compromiso de dos estados.

¿Cómo puede la Autoridad Palestina afirmar que sus medios de comunicación están promoviendo narrativas palestinas cuando la política excluye cuestiones centrales como el derecho palestino de retorno y la liberación de la Palestina histórica? La Autoridad Nacional Palestina ha manipulado tales narrativas para promover la diplomacia internacional y su propio estatus. Los medios de comunicación de la Autoridad Nacional Palestina promueven narrativas que están entretejidas con construcciones externas de narrativas palestinas que normalizan la colonización de Israel y no encuentran contradicción al respaldar 1967 como el punto de partida para la lucha y la política palestina.

En un momento en que Estados Unidos busca eliminar a los palestinos y sus reclamos sobre sus narrativas y tierras, Shtayyeh se ha estado burlando de que los estadounidenses “hablen a favor de la solución de dos estados basada en resoluciones y acuerdos internacionales”. En febrero, el ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina, Riad Al-Maliki, habló de la “necesidad inmediata de salvar la solución de dos estados”.

Leer: The PA’s ‘rights’ rhetoric normalises US-Israel violence against Palestinians

Mientras tanto, el pueblo palestino es poco más que apéndices convenientes para la Autoridad Nacional Palestina. Sin embargo, las personas deben ser protagonistas de sus propios testimonios, en lugar de ser retratadas como telón de fondo de la política que ha devastado sus tierras.

Las narrativas palestinas en realidad poseen el potencial para la unidad. La Autoridad Nacional Palestina no solo ha perdido muchas oportunidades para enfocarse en este aspecto, sino que también ha explotado las narrativas para la conmemoración, como la Nakba de 1948, o ha intentado yuxtaponer una lucha palestina contra la otra, como la preferencia dada a Khan Al- Ahmar por las protestas de la Gran Marcha del Retorno. En estos ejemplos, hay un factor común: la creación perpetua de refugiados y el recuerdo del despojo. Sin embargo, los medios de la Autoridad Palestina tergiversaron estas narrativas de acuerdo con su relevancia dentro de la comunidad internacional, y el resultado fue un desprecio general por la narrativa de los refugiados palestinos a pesar del hecho de que no hay narrativa palestina sin los refugiados.

Protesters gathered in front of the Israeli Embassy in central London, in support of Gaza's anniversary march of the 'Great March of Return', in London, UK on March 30, 2018 [Palestinian Forum in Britain]

Los manifestantes se reunieron frente a la Embajada de Israel en el centro de Londres, en apoyo de la marcha del aniversario de Gaza de la “Gran Marcha del Retorno”, en Londres, Reino Unido, el 30 de marzo de 2018 [Foro Palestino en Gran Bretaña]

Por lo tanto, es pertinente preguntar qué narrativas se difunden en los medios de comunicación de la Autoridad Nacional Palestina: ¿las narrativas del pueblo palestino o los fragmentos selectivos e internacionalmente aceptados de la AP que se utilizan para evitar que los palestinos reclamen sus derechos a la tierra y la memoria?

Leer: The PA’s support for international agendas shuns the Palestinian right of return

Independientemente de las afirmaciones de Shtayyeh, las narrativas palestinas no están subordinadas ni vinculadas a la agenda política de la AP. Son un testimonio colectivo de la experiencia palestina antes y después del despojo de 1948. La AP habla de una Nakba en curso en ocasiones ceremoniales, pero niega el despojo perpetuo de los palestinos y no conecta el trauma histórico con el desplazamiento actual.

 

La política de la AP ha confirmado implacablemente la aceptación de restricciones internacionales sobre lo que la narrativa palestina debería constituir. Sus medios oficiales, por supuesto, no se embarcarán en un curso de acción alternativo. Si la Autoridad Nacional Palestina ha considerado necesario recurrir a las narrativas palestinas para respaldar sus propios planes con la comunidad internacional, se está quedando sin opciones para su propia supervivencia. Más que nunca, las narrativas palestinas deben promoverse, pero también deben protegerse de la explotación de la cual la AP ha demostrado que es capaz.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
Artículos de OpiniónIsraelOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba