Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una zona segura en el norte de Siria garantizaría que los sirios regresen a casa

Imagen de un niño sirio en un campo de refugiados el 10 de mayo de 2015 [foto de archivo]

Mediante el establecimiento de una zona segura en el norte de Siria, con el objetivo de deshacerse del grupo terrorista YPG/PKK en la región, Turquía espera reasentar a una parte de los sirios desplazados que viven actualmente en el país, informa Anadolu.

Los funcionarios militares turcos y sus homólogos estadounidenses discutieron el miércoles pasado los detalles de la zona segura planificada, diciendo que ambas partes acordaron convertir el área en una “zona de paz” y que se tomarían medidas para garantizar el regreso de los sirios obligados a abandonar su país por la violencia.

Desde la erupción de una sangrienta guerra civil en Siria en 2011, millones de personas tuvieron que huir de su país devastado por la guerra. Un total de 3,6 millones de sirios viven actualmente en Turquía, y muchos esperan regresar a su tierra natal.

Mohammad al-Saadi, de 42 años, describió a la Agencia Anadolu cómo anhelaba su patria.

“Han pasado más de cuatro años desde que nos mudamos aquí [Ankara, Turquía] con mi familia. Tenemos muchas oportunidades, pero anhelamos nuestra tierra natal”, dijo.

Saadi dijo que solía vivir en la ciudad de Idlib, en el noroeste de Siria, pero que tuvo que abandonarla debido a los ataques aéreos regulares del régimen y los aviones rusos.

“No puedes imaginar lo difícil que es dormir mientras escuchas el estallido sónico de los aviones de combate, las explosiones y los disparos”, dijo, y agregó que casi todos los ciudadanos sirios que viven en regiones controladas por la oposición sufrieron trastornos psicológicos debido a la interminable campaña bélica del régimen y sus aliados.

Cuando se le preguntó si consideraría regresar a Siria una vez que se estableciera una zona segura en la región norte del país, respondió: “No soy solo yo, hay al menos una docena [de personas] que sé que regresaría de inmediato si se diese el caso. Es posible que [el norte de Siria] no sea mi ciudad natal, pero es parte de mi país”.

Leer: Syrian Constitutional Committee launch imminent

Otro sirio en Turquía, Omar al-Maher, dijo que solía trabajar como mecánico en la ciudad de Homs hasta 2014. Sin embargo, se vio obligado a abandonar su hogar por Idlib después de los enfrentamientos entre las fuerzas de oposición y el régimen, antes de llegar a Turquía.

“No se puede describir cómo se siente vivir bajo la constante amenaza de muerte. Solíamos llevar una vida modesta antes [de la guerra civil], sin embargo, todo cambió en los años venideros”, se lamentó. “Incluso extraño los días de trabajo difíciles de los que solía quejarme durante todo el día”.

“Mi familia y yo regresaríamos a casa, no importa si es al norte o al sur [de Siria] si tuviéramos una oportunidad. Los turcos han sido buenos con nosotros, eso es un hecho. Sin embargo, no quiero ser extranjero en ningún lugar, Turquía o Europa. Sólo queremos regresar, es muy difícil estar lejos de tu tierra natal”, dijo.

Leer: US delegation arrives in Turkey to implement Syria safe zone

Una mujer siria de 29 años, que habló bajo condición de anonimato, afirmó que muchas de las personas que se refugiaban en Turquía regresarían a su tierra natal una vez que el territorio quedara libre de elementos terroristas y se garantizara la seguridad de los sirios.

“Hay personas [grupos terroristas] con malas intenciones, primero deben irse para que podamos llevar una vida normal. A nadie le gustaría vivir en un lugar donde las balas pudieran apuntarle en cualquier momento”, dijo.

“Todo lo que quiero es llevar una vida normal en mi país y criar a mis hijos sin pensar en su seguridad mientras juegan al fútbol”, dijo. “Es correcto vivir sin miedo, soy un ser humano, ¿es demasiado pedir una vida normal?”.

Vanessa Tinker, académica de la Universidad de Ciencias Sociales de Ankara, argumentó que los sirios desplazados podrían enfrentar dificultades iniciales mientras se adaptan a la región y que se debe garantizar su seguridad para facilitar este proceso.

“Dejando a un lado las condiciones de vida, las continuas amenazas de seguridad son más preocupantes. A pesar del acuerdo entre Turquía y Estados Unidos el miércoles para crear una “zona segura”, no ha habido información sobre en qué consistiría este acuerdo”, dijo Tinker, experta en resolución de conflictos.

Agregó que la reubicación de los sirios en Turquía al norte de Siria después de una operación inminente debe organizarse meticulosamente, ya que una colisión —entre poblaciones kurdas y árabes— podría desencadenar disturbios civiles en la región.

Según la ONU, más de 5,6 millones de personas han huido de Siria desde que estalló la guerra civil en 2011. Entre los países que acogen a los sirios, Turquía ha recibido a 3,6 de ellos dentro de sus fronteras. Otros países anfitriones importantes son el Líbano, Jordania, Iraq y Egipto, en orden según la cantidad de sirios alojados.

Bashar Al-Assad'schizophrenia: asking refugees to come back to Syria but at the same time keeps planning chemical attacks - Cartoon [Mohammad Sabaaneh/Middle East Monitor]

La esquizofrenia de Bashar Al-Assad: pide a los refugiados que regresen a Siria pero al mismo tiempo sigue planeando ataques químicos – Viñeta [Mohammad Sabaaneh / Middle East Monitor]
Categorías
Asia y AméricaEuropa y RusiaIrakJordaniaLíbanoNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioRusiaSiriaTurquíaUNUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba