Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El fiscal general de Israel recomienda prohibir a dos candidatos electorales de extrema derecha

Bentzi Gopstein, miembro del partido ultraderechista Otzma Yehudit (Poder Judío), enseñando en un campamento de verano

El fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, recomendó prohibir a dos candidatos del partido de ultraderecha Otzma Yehudit (Poder Judío) participar en las elecciones de septiembre en el país.

Mandelblit presentó ayer su opinión legal al Comité Electoral Central de Israel –que supervisa el proceso electoral del país– de que a dos miembros de Otzma, Baruch Marzel y Benzi Gopstein, que ocupan el quinto lugar en la lista del partido, no se les debe permitir participar en las próximas elecciones generales el 17 de septiembre.

Mandelblit basó su recomendación en una ley israelí llamada “Ley Básica: La Knesset”, que establece que los partidos políticos o los candidatos no pueden postularse para un cargo si incitan al racismo. El fiscal general citó la evidencia presentada contra la pareja como una “imagen clara de incitación al racismo por su parte”, y enfatizó que “no hay duda de que Marzel y Gopstein han cruzado la línea y están ‘inmersos’ en territorio prohibido”.

La misma ley se utilizó para prohibir al líder de Otzma Yehudit, Michael Ben Ari, participar en las elecciones de abril, citando su uso frecuente de la retórica antipalestina. Ayer, Mandelblit no recomendó prohibir al sustituto de Ben Ari, Itamar Ben Gvir, para postularse en las elecciones de septiembre, diciendo que no había pruebas suficientes para hacerlo.

Sin embargo, Mandelblit notó que Ben Gvir estaba mucho más cerca de la “línea roja” que cuando se presentó una petición similar en su contra antes de las elecciones de abril. Se sabe que Ben Gvir tiene una foto en su casa de Baruch Goldstein –un colono extremista que llevó a cabo la masacre de la mezquita Ibrahimi de 1994 en Hebrón–, pero es más selectivo en su retórica, probablemente debido a su cargo como abogado.

Leer: Israel far-right party launches election campaign calling for expulsion of Palestinians

Por su parte, Marzel y Gopstein tienen una larga historia de retórica antipalestina y comportamiento abiertamente racista.

Baruch Marzel vive en el asentamiento ilegal de Tel Rumeida en Hebrón, en el sur de la Cisjordania ocupada. Durante la década de 1990 trabajó como portavoz del partido Kach, un grupo extremista al que se le prohibió la participación electoral en Israel y que Estados Unidos designó como una organización terrorista. Después de que el líder del grupo –el rabino Meir Kahane– fuera asesinado, Marzel dirigió el partido de Kach. Desde entonces ha continuado esta violencia antipalestina, atacando al activista palestino Issa Amro en su casa de Hebrón.

Gopstein también tiene un largo historial de asociación con el movimiento Kahane, elogiando previamente el asesinato de 29 fieles palestinos en la mezquita de Ibrahimi. Además, Gopstein dirige una organización llamada Lehava, que significa “provocación”, que trabaja para evitar cualquier relación o matrimonio entre judíos y palestinos y ha organizado manifestaciones fuera de las bodas mixtas judío-musulmanas.

El Comité Electoral Central ahora votará si se debe prohibir a que Marzel y Gopstein se presenten a las elecciones de septiembre en las próximas semanas. Se sabe que el comité, que está compuesto por representantes de cada parte de la Knesset israelí, ignora la recomendación del fiscal general, en lugar de votar de acuerdo a la línea de las facciones.

Si esto ocurre, la apelación puede llegar a la Corte Suprema de Israel para un veredicto final.

Leer: Israel minister: We would all like the state to follow Jewish law

Todavía no está claro si Otzma Yehudit ganará suficientes votos para cruzar el umbral mínimo del 3,25 por ciento necesario para sentarse en la Knesset.

Las encuestas recientes han sugerido que el apoyo al partido está creciendo, situándose en el 2,7 por ciento de los votos con poco más de un mes antes del día de las elecciones. Los comentaristas han atribuido este creciente apoyo a la sensación entre los votantes de extrema derecha de que el partido ha sido maltratado por aliados y opositores por igual.

Es probable que esto sea una referencia al hecho de que figuras de alto rango en la Unión de Partidos de Derecha (URWP), de los cuales Otzma Yehudit era miembro anteriormente, incumplieron su promesa de traer a los candidatos de Otzma a la Knesset, a pesar de que están muy por debajo en la lista.

Por tanto, la recomendación del fiscal general podría arriesgarse a provocar este sentimiento, empujando a los votantes desilusionados a apoyar al partido y a impulsar su clasificación por encima del umbral.

Leer: Netanyahu seeks Trump go-ahead for Israel’s West Bank annexation to help win election

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba