Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Emiratos Árabes Unidos minimiza una desavenencia con Arabia Saudí después de que los separatistas tomen la ciudad de Yemen

Aeropuerto Internacional de Adén en el sur de Yemen [osamahadrami / Twitter]

Emiratos Árabes Unidos (EAU) minimizó el lunes una desavenencia con el aliado Arabia Saudí sobre Yemen, después de que los separatistas que respalda tomaron el control de Adén, que era la base del gobierno respaldado por Arabia Saudí, según informa Reuters.

Pero los EAU no llegaron a pedirle a los combatientes del sur que cedieran el control del puerto yemení, mientras Arabia Saudí apoya al gobierno del presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi.

La coalición musulmana sunita liderada por Riad se ha fragmentado, después de más de cuatro años luchando por el gobierno internacionalmente reconocido de Hadi contra el movimiento hutí alineado con Irán.

Los hutíes controlan Saná, la capital de Yemen, y las zonas más pobladas. Hadi reside en Arabia Saudí, pero su gobierno, tropas y partidos aliados dirigieron Adén hasta que los separatistas, que tienen una agenda rival, invadieron las bases del gobierno el fin de semana.

La guerra en Yemen desde 2015 ha matado a decenas de miles de personas y ha empujado a una nación ya empobrecida al borde de la hambruna.

Arabia Saudí está apoyando directamente a Hadi después de que los separatistas respaldados por los Emiratos Árabes Unidos se apoderaron de áreas militares y rodearon el palacio presidencial casi vacío en el puerto del sur el sábado.

El príncipe heredero de Abu Dhabi se reunió el lunes con el rey Salman bin Abdelaziz y el príncipe heredero Mohammed bin Salman en La Meca, en un aparente esfuerzo por detener el deterioro de su alianza, lo que alentaría a los hutíes y a su enemigo musulmán chiíta Irán.

“Los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí hacen un llamado a las partes enfrentadas de Yemen a que den prioridad al diálogo y a que razonen por el interés de Yemen”, dijo la agencia estatal de noticias WAM citando al príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Mohammed bin Zayed al-Nahyan, después de la reunión.

La coalición ha prometido nuevos ataques para desalojar a los combatientes del sur, después de atacar un área separatista el domingo.

Emiratos Árabes Unidos, el principal aliado militar de Arabia Saudí en el terreno durante la mayor parte de la guerra, ha reducido sus fuerzas desde junio en medio de la presión de Occidente para poner fin a la guerra.

El jeque Mohammed, el gobernante de facto de los Emiratos Árabes Unidos, dijo que los lazos entre los dos países del Golfo siguen siendo fuertes y que “enfrentarán firmemente” cualquier potencia que amenace la seguridad regional.

Leer: Saudi king, Abu Dhabi crown prince discuss Yemen

El líder separatista y presidente del Consejo de Transición del Sur, Aidaroos al-Zubaidi, ha acordado una cumbre de emergencia propuesta en Arabia Saudí para discutir la crisis de Adén.

Zubaidi dijo que sus combatientes aún apoyan a la coalición contra los hutíes, quienes expulsaron a Hadi de Saná a finales de 2014.

No se comprometió a retirar las fuerzas de las áreas que tomaron tras los enfrentamientos, que mataron a 40 personas, incluidos civiles.

Las Naciones Unidas y otros grupos han retirado parte del personal de Adén, que se encarga de las importaciones comerciales y de ayuda.

“Estamos disminuyendo el número de nuestro personal en Adén hasta que podamos determinar que podemos realizar de manera segura todas nuestras tareas una vez más”, dijo el lunes el portavoz de la ONU, Farhan Haq, en Nueva York.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha retirado a 17 empleados de la ONU y otros 21 de la ciudad en barco, dijo a Reuters el portavoz Herve Verhoosel en Ginebra. Dijo que seis empleados del PMA permanecen en Adén.

“Ahora está tranquilo, pero la gente todavía está preocupada. No sabemos hacia dónde se encaminan los acontecimientos”, dijo el residente de Adén Adel Mohammed, preocupado de que la electricidad y el agua puedan verse interrumpidas nuevamente.

Zubaidi dijo que los separatistas, que quieren un sur de Yemen independiente, no tuvieron más remedio que apoderarse de Adén, después de los hutíes atacasen con misiles a las fuerzas del sur a principios de este mes.

Los separatistas acusan a un partido aliado de Hadi de ser cómplice de ese ataque; una acusación que Hadi niega.

La violencia también se ha intensificado en otras partes de Yemen después de que los hutíes, que dicen que su revolución es contra la corrupción, intensificaron los ataques con misiles y aviones no tripulados en las ciudades saudíes.

La coalición dijo que atacó objetivos de los hutíes en la provincia norteña de Hajjah el domingo, alegando que el movimiento mató a 11 civiles. La alianza dijo que estaba investigando las muertes de los civiles.

Categorías
Arabia SauditaEmiratos Árabes UnidosNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioUNYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba