Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

450.000 sirios huyeron de Idlib a Turquía, según un estudio

Equipos de defensa civil y locales realizan trabajos de búsqueda y rescate en medio de los escombros, después de que los ataques aéreos de los aviones de combate del régimen de Assad golpearon la zona de desescalada de Ariha en Idlib, Siria, el 12 de julio de 2019. [Muhammed Said - Agencia Anadolu]

Los bombardeos de las provincias sirias de Idlib y Hama en los últimos tres meses han obligado a más de 450.000 personas a huir de sus hogares hacia las fronteras turcas, anunció ayer Médicos sin Fronteras (MSF), y agregó que la agresión ha dejado cientos de muertos y miles de heridos.

“La violencia se ha intensificado en el último mes, lo que ha llevado a un mayor número de personas asesinadas o heridas, más que en cualquier otro momento en lo que va de año”, dijo la organización con sede en Ginebra, explicando que la mayoría de las personas desplazadas necesitaban asistencia humanitaria.

La mayoría de las personas recién desplazadas, señaló MSF, se dirigieron a “áreas densamente pobladas”, y agregaron que vivían en tiendas de campaña o al aire libre bajo los olivos.

“Cientos de miles de personas desplazadas viven en horribles condiciones”, dijo Lorena Bilbao, coordinadora de operaciones de MSF para programas en Siria, y señaló que la mayoría de los asentamientos estaban “superpoblados con infraestructuras inadecuadas, condiciones de vida antihigiénicas y un grave riesgo de brotes de enfermedades”.

“Si las personas no tienen agua limpia para beber, podemos esperar más pacientes con deshidratación, diarrea y enfermedades transmitidas por el agua en las próximas semanas”, advirtió Bilbao, subrayando que la situación actual en Siria se “deteriora”.

Leer: Syrian regime, opposition exchange prisoners

Al menos 450 civiles han muerto desde que comenzó la ofensiva en abril, llevada a cabo por el régimen sirio y su principal aliado internacional, Rusia.

Turquía y Rusia acordaron en septiembre pasado convertir a Idlib en una zona de desescalada donde los actos de agresión están expresamente prohibidos.

Sin embargo, el régimen sirio y sus aliados han incumplido constantemente los términos del alto el fuego, lanzando frecuentes ataques dentro de la zona de desescalada.

Siria acaba de comenzar a salir de un devastador conflicto que comenzó a principios de 2011, cuando el régimen de Bashar al-Assad tomó medidas enérgicas contra los manifestantes con una dureza inesperada.

Categorías
Europa y RusiaNoticiasOriente MedioRusiaSiriaTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba