Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Yemen: Aumentan las advertencias de desastres ambientales en el Mar Rojo cerca de Hodeida

El petrolero comercial AbQaiq se prepara para recibir petróleo en la terminal petrolera Mina-Al-Bkar (MABOT), una instalación petrolera iraquí en alta mar [US Navy-Wikipedia]

Aumentan las advertencias de un posible desastre ambiental como resultado de un vertido de petróleo de un petrolero flotando en el Mar Rojo. El gobierno de Yemen y el grupo hutí se han acusado recíprocamente al respecto.

El presidente yemení, Abdrabbuh Mansur Hadi, advirtió sobre un posible desastre ambiental en el Mar Rojo ya que los hutíes han impedido que un equipo técnico de la ONU acceda al petrolero.

“El petrolero ‘Safar’ está desgastado, y su explosión o la filtración de sus cargas dará como resultado a una de las filtraciones de petróleo más importantes de la historia”, dijo el ministro de Información del gobierno de Hadi, Muammar Mutaher Al-Eryani, en una serie de tuits.

Dijo que el desastre ambiental afectará la vida marina en el Mar Rojo y el tráfico marítimo en el Estrecho de Bab-el-Mandeb y el Canal de Suez, que son dos de las vías fluviales esenciales en el mundo.

El ministro pidió al mundo que detenga la intransigencia persistente del grupo hutí, que impide que el equipo de las Naciones Unidas se encargue del mantenimiento del petrolero.

Al-Eryani reveló que los hutíes demandan los ingresos del petrolero, estimados en 80 millones de dólares. También advirtió sobre una catástrofe ambiental que podría extenderse a Arabia Saudí, Eritrea, Sudán y Egipto.

Leer: Yemen urges oil companies to restart production

Por el contrario, el líder del grupo de los hutíes, Mohammed Ali Al-Houthi, responsabilizó al gobierno de Hadi, a la Coalición Árabe y a las Naciones Unidas por el desastre ambiental que puede ser causado por el vertido de petróleo del petrolero Safar.

El líder, que es miembro del Consejo Político Supremo de la autoridad de los hutíes en Saná, dijo a través de Twitter que su grupo “no impide el mantenimiento del petrolero” y constantemente pide a las Naciones Unidas que intervengan.

Se preguntó por la razón por la cual la Coalición Árabe y las Naciones Unidas se negaron a vender el petróleo del petrolero “Safar” y distribuir su valor a los salarios de los empleados yemeníes que no han cobrado sus sueldos, diciendo que el rechazo es “irrazonable e inhumano”.

La semana pasada, el Coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, informó al Consejo de Seguridad de la ONU sobre la continuación de los hutíes de obstaculizar el acceso del equipo de evaluación de riesgos al petrolero flotante “Safar”, que se llenó con petróleo crudo hace cuatro años, frente al puerto petrolero Ras Isa en la gobernación de Hodeida, aunque solicitaron asistencia de las Naciones Unidas y se comprometieron a facilitar el trabajo.

El grupo hutí ha estado controlando el puerto petrolero Ras Issa y los puertos de Hodeida y Salif en la gobernación de Hodeida en el Mar Rojo.

 

 

 

 

Categorías
NoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioUNYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba