Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Los Emiratos Árabes Unidos robaron la revolución de Sudán?

El pueblo sudanés se reúne para celebrar las negociaciones en curso entre el Consejo Militar de Transición y la alianza de oposición Fuerzas de la Libertad y el Cambio, en Jartum, Sudán, el 5 de julio de 2019 [Mahmoud Hjaj / Agencia Anadolu]

En un artículo anterior, advertí al pueblo sudanés sobre el destino de su revolución si creían las palabras demasiado amables del ejército, se entregaban a ellos y se convertían en sus socios. Les recordé lo que sucedió en Egipto y cómo la gran Revolución del 25 de enero se perdió bajo el liderazgo de los militares. Les recordé cómo regresaron los militares y tomaron el control del país, poniendo a todos los líderes de la revolución entre rejas. Expresaron posiciones chovinistas y condenaron todas las revoluciones fallidas de la Primavera Árabe.

Somos una sola nación, unida por una cultura, religión e historia conjuntas. Sin embargo, desafortunadamente, la colonización nos dividió en países y naciones rivales que sufren las mismas enfermedades que rodean a la nación. Están sufriendo los mismos síntomas y dolores, y por consiguiente, nuestro tratamiento es uno de ellos. No podemos actuar de manera superior unos con otros, actuar con arrogancia u olvidar nuestras raíces, que están profundamente plantadas en la tierra árabe.

Nosotros, como naciones árabes, debemos enfrentar la verdad en lugar de huir de ella. Todavía estamos bajo el control del colonialismo extranjero y nuestros países todavía están ocupados y dirigidos por las potencias coloniales a través de representantes de nuestra propia sangre. Son más duros y opresivos que los poderes coloniales para mantener sus trabajos. Sí, todos los países árabes, sin excepción, están sufriendo bajo la ocupación. Todo lo que se dice sobre la post-independencia es la mentira más grande en la historia, y las revoluciones árabes son capítulos conectados en una larga historia de la lucha del pueblo árabe y la lucha contra los colonizadores extranjeros, para conseguir la independencia que les permitirá gobernarse a sí mismos. Sin embargo, esto no sucederá a menos que obtengan una libertad total y eliminen a los agentes y representantes de los colonizadores extranjeros de los puestos de autoridad, en lugar de reemplazar a un tirano por otro.

Les avisamos de la traición del ejército. Se enfadaron y dijeron que el ejército sudanés era diferente al ejército egipcio, aunque todos los ejércitos árabes siguen el mismo enfoque: sus armas apuntan a la gente, no a los enemigos de la nación. Esto se debe a que estos ejércitos se formaron bajo la supervisión de estos enemigos para garantizar la perpetuación de su ocupación. Sin embargo, nadie escuchó ni entendió estos consejos genuinos ofrecidos por sus hermanos. Son una nación a la que no le gustan los consejos. Sin embargo, han visto de primera mano la brutalidad y violencia con que los enfrentó al ejército sudanés y cómo fueron asesinados sus compatriotas. El ejército difundió y emitió deliberadamente estos vídeos para infundir miedo en los corazones de la gente tras el acuerdo alcanzado entre el consejo militar y las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, quienes acordaron compartir el poder durante tres años, con el liderazgo militar primero.

Leer: What next for Sudan?

Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio comunistas lograron beneficiarse de los jóvenes no ideológicos que no están afiliados a ningún movimiento o partido, y que sólo son leales al país. Estos jóvenes protestaron y sólo exigieron libertad, dignidad y justicia social. Sin embargo, el movimiento sobrepasó sus demandas y en cambio unió fuerzas con los militares. Ésta no es la primera vez que se alían con el ejército, ya que este puñado de antiguas fuerzas políticas podridas, que arruinaron la vida política en Sudán y siempre aspiraron a gobernar junto con el ejército, apoyaron todos los golpes militares anteriores, desde el golpe de Abboud hasta el de Nimeiry. Estas fuerzas oportunistas controlan la Asociación de Profesionales Sudaneses, quienes fueron los iconos de la revolución y su combustible desde diciembre. La mayoría de sus miembros son jóvenes no políticos que no tienen experiencia política. Por lo tanto, estos jeques corruptos lograron infiltrarse entre ellos y cabalgar con la revolución.

Sudanese protesters burn tyres and set up barricades on roads leading to the army headquarters after the army began attacking demonstrators in Khartoum, Sudan on 3 June 2019 [Stringer/Anadolu Agency]

Los manifestantes sudaneses queman neumáticos y montan barricadas en las carreteras que conducen al cuartel general del ejército, después de que el ejército comenzase a atacar a los manifestantes en Jartum, Sudán el 3 de junio de 2019 [Stringer / Agencia Anadolu]

No es de extrañar que hayan llegado a este acuerdo con los militares, que cortaron la revolución de raíz por órdenes de los Emiratos Árabes Unidos, el hogar de las contrarrevoluciones. Todas las conspiraciones contra las revoluciones de la Primavera Árabe fueron trazadas en los Emiratos Árabes Unidos con la ayuda de israelíes y estadounidenses. No debemos olvidar que varias figuras, entre ellas Mariam hija de Sadiq Al-Mahdi, líder del Partido Umma en Sudánvisitaron los Emiratos Árabes Unidos, mientras que una delegación emiratí visitó Sudán en el apogeo de la revolución y se reunió con miembros del consejo militar. Los miembros de la delegación incluyeron a Mohammed Dahlan, asesor de seguridad del príncipe heredero de Abu Dhabi y el hombre número uno del Mossad en la región.

La delegación también incluyó a Taha Osman, ex jefe de la oficina de Omar Al-Bashir, cuyo intento de ejecutar un golpe de Estado contra Al-Bashir, por órdenes de los Emiratos Árabes Unidos y de Arabia Saudí en 2017, fue expuesto. El plan se creó después de la histórica visita del presidente Recep Tayyip Erdogan a Sudán, durante la cual firmaron varios acuerdos económicos y militares, y Turquía recibió la isla Sawakin en el Mar Rojo. Esto hizo posible que Turquía construyera una base militar en el Mar Rojo, lo que aumentó los temores de Arabia Saudí y de los Emiratos Árabes Unidos. Por lo tanto, conspiraron contra Al-Bashir e instruyeron a Osman para llevar a cabo un golpe de Estado contra él. Le suministraron fondos, pero él no logró llevar a cabo el golpe y su traición fue expuesta. Antes de ser entregado a Al-Bashir, huyó a Riad y el príncipe heredero de Arabia Saudí le concedió la ciudadanía saudí.

Leer: Sudan’s ‘revolution’ was a military coup in disguise

Además, el jefe del consejo militar, Abdel Fattah Al-Burhan, visitó los Emiratos Árabes Unidos el mes pasado, mientras que el jefe adjunto del consejo militar y comandante de las Fuerzas de Apoyo Rápido, viajó a Arabia Saudí y recibió las instrucciones necesarias para poner fin a la revolución. Las agencias de noticias lo describieron como el hombre de Emiratos Árabes Unidos en Sudán, ya que está estrechamente asociado con el liderazgo emiratí y cuenta con el respaldo y el apoyo de Abu Dhabi y Riad. Los miembros de las Fuerzas de Apoyo Rápido están participando en la guerra en Yemen, junto con la alianza de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. Por lo tanto, los Emiratos Árabes Unidos se apresuraron a firmar un acuerdo con él para abastecer a las milicias de Haftar con combatientes armados de las milicias armadas en Sudán, ya que los Emiratos Árabes Unidos proporcionan a las milicias de Haftar fondos, armas y apoyo político.

Los militares se beneficiaron de la experiencia egipcia y tomaron lecciones del consejo militar egipcio que gobernó el país después de la revolución. Sin embargo, los manifestantes y los rebeldes no se beneficiaron de la revolución egipcia y no aprendieron ninguna lección de ella. Los militares tomaron un camino corto, actuaron rápidamente y combinaron la revolución pura de enero con el golpe de Estado de julio –manchado de sangre– en una sola escena. Estos dos caminos no confluyen, ya que están separados por un purgatorio largo y profundo. La Primavera de Sudán se convirtió rápidamente en un invierno tormentoso antes de que pudiéramos regocijarnos en ella.

Leer: Abandoned by the UAE, Sudan’s Bashir was destined to fall

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónEmiratos Árabes UnidosOriente MedioReportajes y AnálisisSudán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba