Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Gaza extrae gas para cocinar del estiércol de los animales

Los palestinos esperan para llenar las bombonas de gas. Los palestinos en la Franja de Gaza están experimentando una escasez de gas y combustible. [Ashraf Amra / Apaimages]

Al principio, la idea de extraer gas para cocinar a partir de los restos de comida y los desperdicios de animales parecía descabellada para el palestino Marwan Abu Muhareb, de 49 años, que vive en Wadi As-Salqa, una aldea en el centro de la Franja de Gaza.

Sin embargo, un experimento exitoso realizado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Gaza, dentro de la pequeña granja de Abu Mouhareb adyacente a su casa, convirtió la ilusión en realidad.

En julio de 2018, el CICR proporcionó un pequeño dispositivo para Abu Muhareb, de no más de dos metros, dividido en varias partes, para convertir esos desechos orgánicos en gas para cocinar.

Las sobras de alimentos o el estiércol de animales se vertieron en una parte del dispositivo llamado “digestor”, que procesa los desechos – en determinadas condiciones – proporcionados por la máquina, para producir gas para cocinar y fertilizante orgánico utilizado en la agricultura.

A través de una tubería larga, Abu Muhareb conecta el dispositivo directamente a la estufa. Ahora depende principalmente del gas producido por el dispositivo.

El agricultor palestino llena el dispositivo con restos de comida y desechos de animales todos los días, por lo que continúa produciendo gas para cocinar y fertilizante orgánico.

Todos los días, sale a la granja a recoger el estiércol de los animales para usarlo más tarde en la producción de gas.

 Leer: Bowling down Israel’s occupation at Palestine Expo

 

Ahorrando dinero

Abu Muhareb, que solía comprar dos bombonas de gas para cocinar al mes por 120 séqueles (alrededor de 33,3 dólares), ahora sólo compra una.

El gas para cocinar que produce la máquina ha ahorrado al agricultor el precio de la segunda bombona de gas (alrededor de 16,6 dólares), dijo a la Agencia Anadolu.

Abu Muhareb describió este dispositivo como un “cambio significativo” que ha acontecido en su vida durante el período anterior.

Señaló que el dispositivo no funcionaba correctamente al principio; sin embargo, después de 21 días, comenzó a procesar gas para cocinar y fertilizante orgánico.

Abu Muhareb limpia el dispositivo cada tres meses y espera 21 días después de cada proceso de limpieza para obtener gas para cocinar.

El dispositivo también proporciona a Abu Muhareb, que solía comprar un litro de fertilizante orgánico por 15 séqueles (más de 4 dólares), con aproximadamente dos litros de fertilizante orgánico gratis cada dos días.

 

Calidad de la agricultura

Abu Muhareb se para frente a sus árboles hoy con total satisfacción, a medida que sus frutos crecieron considerablemente y sabían más dulces.

Declaró: “Desde que comencé a usar fertilizante orgánico, la calidad de la fruta producida por la granja ha mejorado significativamente. El tamaño de la fruta se hizo más grande, y sabía más dulce”.

Explicó que realizó el primer experimento en el naranjo, que le proporcionó un litro de fertilizante orgánico casi todos los meses, lo que mejoró la calidad de las naranjas de una manera completamente diferente a la de años anteriores.

El agricultor también usó fertilizante orgánico para madurar tomates de excelente calidad en el invernadero.

Abu Muhareb confía en que la agricultura es una fuente esencial de ingresos para él y su familia ante el deterioro de la situación económica en la Franja de Gaza.

 

Proyecto experimental

La portavoz del CICR en Gaza, Suheir Zaqout, dijo a la Agencia Anadolu que el proyecto todavía se encuentra en una fase experimental hasta ahora.

Leer: Mandela’s grandson at Palestine Expo: ‘We have a moral duty to support the BDS’

Indicó: “Sólo se importaron diez unidades para la producción de gas natural y se entregaron a los agricultores que se encuentran en zonas fronterizas y poseen animales, en particular los más afectados por el conflicto en la Franja de Gaza”.

El dispositivo utiliza restos de comida y excrementos de animales para producir gas natural y fertilizantes orgánicos, dijo Zaqout.

Según Zaqout, este dispositivo se utiliza para resolver el problema de los desechos orgánicos y difundir la cultura de la agricultura segura en Gaza utilizando fertilizantes orgánicos.

El dispositivo está cargado de “energía solar y reacciones bacterianas que ocurren dentro de él”, mientras que tiene un coste de unos 700 dólares.

Al proporcionar estos dispositivos a los agricultores, el CICR pretende pasar del mecanismo de distribución de ayuda inmediata a proporcionar asistencia que pueda marcar una diferencia duradera en la vida de los beneficiarios previstos.

Zaqout continuó: “Como dice el dicho, dale un pescado a un hombre y comerá un día, enséñale a pescar y comerá todos los días”.

El CICR está haciendo un seguimiento de los resultados del uso de estos dispositivos. Por lo tanto, Zaqout transmitió la satisfacción del Comité con los resultados que dice son “alentadores”.

Zaqout espera que el proyecto se amplíe para llegar a grupos más grandes en la comunidad, pidiendo a las autoridades en la Franja de Gaza y a las organizaciones que operan en ella que creen proyectos respetuosos con el medio ambiente y contribuyan a resolver los problemas económicos que enfrenta la población.

Israel ha impuesto un asedio a la población de Gaza, donde habitan más de dos millones de personas, desde la victoria del movimiento Hamás en las elecciones legislativas de enero de 2006 y su posterior control de la Franja. Esto aumentó las disputas con el movimiento de Fatah, que aún continúan en curso.

El índice de pobreza en Gaza ha superado el 80%, mientras que las tasas de desempleo aumentaron a alrededor del 54%, según el Comité Popular contra el Asedio (PCAS), de carácter no gubernamental, y la Oficina Central de Estadísticas de Palestina (gubernamental).

Según un informe publicado por el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) el 19 de diciembre, alrededor del 70% de los habitantes de Gaza padecen inseguridad alimentaria.

Leer: Gaza farmers grow lettuce without soil 

Categorías
Comité Internacional de la Cruz RojaNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba