Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Trump dice a Irán que las amenazas "pueden volverse en su contra" en el estancamiento nuclear

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la sesión de fotos familiares el primer día de la cumbre del G20 en Osaka, Japón, el 28 de junio de 2019 [Metin Aktas / Agencia Anadolu]

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el miércoles a Irán que no profiera amenazas que puedan "volverse en su contra como nadie lo ha hecho antes", después de que Teherán anunciase que violaría un acuerdo nuclear de 2015, informa Reuters.

El presidente Hassan Rouhani anunció que después del 7 de julio, Irán enriquecería uranio más allá de una pureza fisible del 3,67%, que es el máximo permitido por el acuerdo y un nivel que se considera adecuado para generar electricidad.

Es la segunda vez en esta semana que Teherán anuncia una medida que socava el acuerdo nuclear, que ha tenido problemas desde que Trump retiró a Estados Unidos el año pasado.

“Nuestro nivel de enriquecimiento ya no será de 3,67. Dejaremos de lado este compromiso por la cantidad que consideremos, por la cantidad que sea de nuestra necesidad, que necesitemos. Lo llevaremos por encima de 3,67", dijo Rouhani, según la agencia de noticias IRIB.

El enriquecimiento al 90% produce material a un grado de bomba nuclear.

Trump respondió con una publicación en las redes sociales y dijo: “Irán acaba de emitir una Nueva Advertencia. Rouhani dice que enriquecerán el uranio a ‘cualquier cantidad que queramos’ si no hay un nuevo acuerdo nuclear. Ten cuidado con las amenazas, Irán. ¡Pueden volverse en tu contra como nadie lo ha hecho antes!”.

Los expertos dijeron que Irán no tiene uso legítimo de uranio enriquecido más allá del nivel permitido por el acuerdo.

"No hay justificación", dijo Kelsey Davenport de la Asociación de Control de Armas, una organización de defensa de Washington.

La medida, dijo, tenía como objetivo aumentar la presión sobre las potencias europeas, China y Rusia para compensar a Irán por el impacto de las sanciones estadounidenses impuestas de nuevo por Trump, después de que él renunciara al acuerdo.

“Éstas son decisiones políticas para aumentar la influencia. "No hay indicios de que Irán esté a punto de lanzarse a una bomba o de perseguir armas nucleares", dijo Davenport.

Teherán ha negado cualquier intento de desarrollar armas nucleares.

Rouhani agregó que las acciones de la República Islámica son reversibles. "Todas nuestras acciones pueden revertirse a la condición previa dentro de una hora, ¿por qué está preocupado?", dijo.

Leer: Israel calls for ‘automatic’ European sanctions on Iran over uranium breach

Su tono era inusualmente duro. Rouhani fue el arquitecto iraní del pacto nuclear y se le considera un pragmático, a diferencia de los clérigos de la élite gobernante que se opusieron a su apertura a Occidente y han mantenido sus acusaciones de los Estados Unidos.

Rouhani instó además a la administración de Trump a "adoptar un enfoque racional de nuevo" y regresar a la mesa de negociaciones.

Semanas de tensiones con Washington llegaron a su punto culminante el mes pasado, cuando Teherán derribó a un avión de vigilancia militar estadounidense y Trump respondió con la decisión de lanzar ataques aéreos, solo para detenerlos en el último minuto. Washington también acusó a Irán de estar detrás de los ataques contra varios petroleros en el Golfo, que Teherán niega.

Irán dijo el lunes que ha acumulado más uranio poco enriquecido que los 300 kg (661 lbs) permitidos bajo el pacto nuclear, lo que provocó que Trump advirtiera que estaba "jugando con fuego".

Las naciones europeas que forman parte del acuerdo nuclear dijeron el martes que estaban "extremadamente preocupadas" por el anuncio de almacenamiento de Teherán, mientras que Israel dijo que se estaba preparando para una posible participación en cualquier enfrentamiento militar entre Irán y Estados Unidos.

Rouhani dijo que si las naciones en el pacto no protegían el comercio con Irán prometido en el marco del acuerdo, bloqueado por la imposición de las duras sanciones de Trump, Teherán también comenzaría a reactivar su reactor de agua pesada Arak después del 7 de julio.

Trump's threats to Iran - Cartoon [Arabia21]

Amenazas de Trump a Irán – Viñeta [Arabia21]

Como lo exige el acuerdo, Irán dijo en enero de 2016 que había retirado el núcleo del reactor y lo había llenado de cemento.

"Desde (el 7 de julio) en adelante con el reactor de Arak, si no opera según el programa y el marco temporal de todos los compromisos que nos ha dado, devolveremos el reactor de Arak a su condición anterior", dijo Rouhani.

"Es decir, la condición que usted dice es peligrosa y puede producir plutonio", dijo, refiriéndose a un componente potencial clave de una bomba nuclear. "Volveremos a eso a menos que tome medidas con respecto a todos sus compromisos con relación a Arak".

Mantuvo la puerta abierta a las negociaciones y dijo que Irán volvería a reducir su arsenal de uranio enriquecido por debajo del límite de 300 kg establecido por el pacto si Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China cumplieran sus compromisos del acuerdo.

Irán no ganará nada al apartarse de los términos del acuerdo, advirtió el miércoles el Ministerio de Relaciones Exteriores francés.

"Poner (el acuerdo) en entredicho solo aumentará las tensiones ya elevadas en la región", dijo la portavoz del ministerio, Agnes von der Muhll, a periodistas en una sesión informativa diaria.

Las tensiones entre Washington y Teherán se han intensificado desde que Trump retiró a Washington del pacto en mayo de 2018 y actuó para impedir todas las ventas internacionales de petróleo iraní, el sustento vital económico de la República Islámica.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, niega que Irán esté violando el acuerdo nuclear al sobrepasar el límite máximo de uranio poco enriquecido, y dijo que Irán está ejerciendo su derecho a responder después de la retirada de Estados Unidos.

El acuerdo nuclear levantó la mayoría de las sanciones globales contra Irán a cambio de restricciones en su capacidad de enriquecimiento de uranio.

Su objetivo era prolongar el tiempo que necesitaría Teherán para producir una bomba nuclear, si así lo decidiera, de aproximadamente entre 2-3 meses a un año.

La principal demanda de Irán –en las conversaciones con las partes europeas para el acuerdo y como condición previa para cualquier conversación con los Estados Unidos– es poder vender su petróleo a los niveles impuestos antes de que Trump dejara el acuerdo y restableciera las sanciones.

Categorías
Asia y AméricaIránNoticiasOriente MedioRegiónUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines