Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Testigos presenciales afirman que el palestino asesinado por la policía israelí no representaba una amenaza

Mohammed Samir Obaid, de 20 años, recibió un disparo al final de una protesta contra las incursiones israelíes en la ciudad de Issawiya, en Jerusalén Este
Mohammed Samir Obaid, de 20 años, un joven palestino de Isawiya, una ciudad en la ciudad ocupada de Jerusalén (Screengrab)

El palestino de 20 años de edad que fue abatido a tiros por la policía israelí en la Jerusalén oriental ocupada el jueves por la noche no representaba una amenaza, dijeron dos testigos oculares a Middle East Eye (MEE).

Mohammed Samir Obaid, que pasó cuatro años en las cárceles israelíes cuando era adolescente, recibió un disparo en la ciudad de Issawiya tras una protesta contra las provocaciones militares y policiales, que según los residentes se han disparado en las últimas dos semanas mientras protestan contra las repetidas redadas israelíes.

Sucumbió a sus heridas el viernes temprano.

La policía israelí dijo que los oficiales dispararon a Obaid después de que él les disparara fuegos artificiales, “creando una situación de amenaza para sus vidas”.

Sin embargo, dos residentes, Omar Attiyeh, un trabajador de caridad y el activista Mohammed Abu el-Hummus, dijeron a MEE que no se dispararon tales fuegos.

Los dos habían estado hablando con soldados israelíes, pidiéndoles que abandonaran el área, cuando Obaid recibió un disparo.

“Estábamos muy cerca de los soldados, y si alguien les hubiese disparado fuegos artificiales, también habríamos estado en peligro”, dijo Abu el-Hummus.

Según Abu el-Hummus, un soldado a unos 10 metros de Obaid recogió su arma y corrió detrás del joven de 20 años antes de dispararle.

“Miramos a nuestro alrededor y comenzamos a gritarle al soldado en hebreo: ‘lo mataste'”, dijo.

El soldado intentó arrastrar el cuerpo de Obaid, pero los residentes de Issawiya intervinieron y metieron al joven palestino en un automóvil para llevarlo al hospital, dijo Abu el-Hummus.

Sin embargo, dos vehículos de las fuerzas especiales israelíes detuvieron el automóvil y se llevaron el cuerpo, que aún está en poder de las autoridades.

“Mientras estábamos hablando con ellos, un soldado tomó su arma y le disparó a Mohammed en el corazón. Vi eso y no hay palabras que puedan describir cómo me siento”, dijo Attiyeh.

MEE no puede verificar de forma independiente los relatos y un portavoz de la policía israelí no respondió a las llamadas de comentarios sobre lo que Abu el-Hummus y Attiyeh observaron.

Los enfrentamientos con los soldados israelíes continuaron, y cuatro palestinos resultaron heridos, según la agencia de noticias Wafa. Los residentes quemaron las oficinas de un centro comunitario financiado por el gobierno israelí en la ciudad.

El viernes, un tribunal rechazó la solicitud de Obaids de recuperar su cuerpo y le dio a la policía 48 horas para decidir si lo entregaría a la familia.

 

Redadas regulares, ahora protestas

Durante años, los residentes de Issawiya han sido objeto de redadas y arrestos regulares por parte del ejército y la policía israelíes, con regulares demoliciones de casas en la ciudad.

Los Obaids son una de las familias más grandes de la ciudad, que se encuentra en las laderas orientales de Jerusalén. La entrada principal de la ciudad estaba históricamente cerca de la Universidad Hebrea, pero fue cerrada por las autoridades israelíes durante la Segunda Intifada (2000-2005). Ahora solo los peatones pueden pasar por allí.

Durante su adolescencia, Obaid pasó cuatro años en prisiones israelíes por sus actividades contra la ocupación, según la agencia Wafa. Su padre y su hermana también fueron ex-presos políticos.

Durante el año pasado, los residentes de la ciudad comenzaron a coordinar protestas y sentadas, pidiendo el fin de las redadas que consideran un castigo colectivo.

La protesta del jueves se produjo después de dos semanas de intensificación de intervención militar y policial israelí en el área, dijo Attiyeh.

“Los soldados israelíes han irrumpido en la ciudad durante los últimos 14 días de manera agresiva y provocativa”, dijo. “Caminaban por la ciudad a las 2 de la mañana sin ninguna razón obvia cuando todos estaban dormidos”.

De la protesta de la ciudad, Attiyeh dijo: “Issawiya es conocida como la guarida de los Leones y la pequeña Gaza, donde la ocupación no es bienvenida”.

 

 

Vía Arabia.Watch

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba