Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Estados Unidos se une al impulso diplomático para rescatar un acuerdo en Sudán

Subsecretario de Estado de Estados Unidos para Asuntos Africanos, Tibor Nagy [YouTube]

El máximo diplomático estadounidense para África se unió el miércoles a un esfuerzo internacional para presionar a los gobernantes militares de Sudán y a la oposición hacia un acuerdo sobre una transición a la democracia, después de dos meses del derrocamiento del ex presidente Omar al-Bashir, informa Reuters.

Un enviado etíope ha dicho que los grupos militares y de oposición han acordado reanudar las conversaciones sobre la formación de un consejo de transición que fracasó tras la violenta dispersión de una manifestación de protesta el 3 de junio.

Tibor Nagy, el subsecretario de Estado estadounidense para África, se reunió el miércoles con la principal coalición de la oposición y mantuvo conversaciones con el viceministro de Relaciones Exteriores de Sudán, Ilham Ibrahim.

Antes de las reuniones, el Departamento de Estado dijo que Nagy iba a instar a las partes a trabajar para lograr un entorno propicio para la reanudación de las negociaciones. Estados Unidos también nombró el miércoles al veterano diplomático Donald Booth como su enviado a Sudán.

Leer: Sudan will not be silenced

Después de reunirse con Nagy, la principal coalición de la oposición dijo que solo participaría en conversaciones indirectas e impondría otras condiciones.

“Hemos informado al primer ministro etíope que nos negamos a tener negociaciones directas con el consejo militar de transición”, dijo Madani Abbas Madani, líder de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio.

El punto de discusión entre nosotros es claro y nuestros términos son claros; ahora estamos hablando de temas de transición al gobierno civil y los derechos de los mártires.

El derramamiento de sangre ha suscitado expresiones de preocupación de las potencias mundiales, incluido Estados Unidos, que impuso sanciones a Sudán bajo el mandato de Bashir por su presunto apoyo a los grupos militantes y la guerra civil en Darfur.

La estabilidad en la nación de 40 millones de habitantes es crucial para una región volátil que lucha con conflictos e insurgencias desde el Cuerno de África hasta Egipto y Libia.

El consejo militar se ha visto reforzado por el apoyo de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), que entre ellos han ofrecido 3.000 millones de dólares en ayuda.

Leer: ‘Everyone who resisted was threatened with rape’ says Sudan activist

“La actual distensión en Sudán exige optimismo y pedimos el establecimiento de un acuerdo que impulse la fase de transición a través de una asociación real y estable”, dijo en Twitter el Ministro de Estado de Relaciones Exteriores de los EAU, Anwar Gargash.

También elogió el papel del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, quien voló a Jartum la semana pasada en una misión de mediación y se espera que regrese esta semana.

La represión del 3 de junio provocó al menos 118 muertes, según médicos vinculados a la oposición. El gobierno ha confirmado 61 muertes, incluyendo tres miembros del personal de seguridad.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Sudán convocó el miércoles al embajador británico, Irfan Siddiq, para protestar por sus declaraciones, informó SUNA. Cuando las autoridades intentaron dispersar el área principal de la protesta la semana pasada, tuiteó: “No hay excusa para tal ataque. Esto. Debe. Detenerse. Ahora”.

Las conversaciones entre el ejército y la oposición ya estaban estancadas antes de la represión, cuando las dos partes se enfrentaron por ponerse de acuerdo sobre la formación de un consejo soberano que supervisará la transición.

Leer: Civil disobedience campaign empties streets of Sudan’s capital Khartoum

En Jartum, los empleados regresaron a sus trabajos el miércoles y los dueños de las tiendas abrieron sus negocios, después de que la alianza de manifestantes y grupos de oposición suspendiera una campaña de huelga y desobediencia civil de tres días.

Muchas personas hicieron cola frente a cajeros automáticos y bancos que habían cerrado primero por las vacaciones del Eid a principios de junio, y luego a causa de la huelga.

Sudán sigue sufriendo un corte de internet. Algunas calles secundarias que habían sido cerradas por los manifestantes todavía estaban parcialmente bloqueadas por restos de barricadas, y los contenedores de basura que no se vaciaron durante días se desbordaron.

Categorías
ÁfricaAsia y AméricaEgiptoEtiopíaEuropa y RusiaLibiaNoticiasOriente MedioReino UnidoSudánUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba