Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una empresa propiedad parcial de Trump y Kushner ha sido financiada por Arabia Saudí

El asesor principal del presidente Jared Kushner habla durante el evento Time 100 Summit 23 de abril de 2019 en Nueva York [DON EMMERT / AFP / Getty Images]

Cadre, una empresa inmobiliaria en parte propiedad de Donald Trump y su asesor Jared Kushner, ha recibido una financiación extranjera ambigua de 90 millones de dólares desde el nombramiento de Kushner como asesor de Trump, informó The Guardian.

Según el periódico, los fondos provenían de Arabia Saudí y otros inversionistas a través de una sucursal vinculada a Goldman Sachs en las Islas Caimán, un paraíso fiscal conocido por priorizar el secreto corporativo.

Kushner había retenido una participación en la compañía después de unirse a la Casa Blanca, con un valor estimado de alrededor de 50 millones de dólares, según los documentos que declaraban la situación financiera de Kushner.

The Guardian creía que esta financiación externa podría generar conflictos de interés para Kushner debido a la posición que ocupa en la administración de los EE. UU., según algunos expertos en ética, quienes expresaron su preocupación por la falta de transparencia con respecto a las inversiones.

Leer: The race to fail Palestine: the two-state compromise and Trump’s ‘deal of the century’

Jessica Tillipman, profesora catedrática de derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de George Washington, que enseña sobre ética del gobierno contra la corrupción, declaró que las inversiones saudíes en Cadre “harán que la gente se pregunte si estos fondos tienen un impacto en la naturaleza del trabajo de Kushner”.

Kushner renunció a la Junta de Directores de Cadre y redujo su participación en la propiedad a menos del 25% después de unirse a la Casa Blanca, declararon sus abogados.

La empresa no se incluyó en la primera información ética presentada por Kushner, lo que indica más tarde que esto no fue deliberado sino que fue una omisión involuntaria, al tiempo que destacó que ya no participa en ninguna actividad relacionada con la compañía.

Según The Guardian, “las identidades de los inversores extranjeros que poseen acciones en Cadre son confidenciales”. Por otro lado, dos fuentes familiarizadas con la empresa expresaron que “la mayor parte del flujo de efectivo llegó a las Islas Caimán desde otro paraíso fiscal en el extranjero, mientras que algunas procedían de Arabia Saudí”.

La Casa Blanca y Abbe Lowell, el abogado de Kushner, no respondieron a las preguntas sobre los inversionistas extranjeros y la participación de Kushner en Cadre.

Un portavoz de la compañía se negó a comentar sobre el tema, mientras que el portavoz de Goldman Sachs, Patrick Scanlan, dijo: “Cadre no puede obtener ninguna información sobre los clientes de Goldman Sachs que invirtieron en la compañía”.

Categorías
Arabia SauditaAsia y AméricaNoticiasOriente MedioUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba