Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El gobierno sirio continúa bombardeando Idlib durante las vacaciones de Eid

Un monitor de guerra con sede en el Reino Unido dice que al menos cuatro niños murieron en atentados del gobierno contra provincias controladas por militantes
Las fuerzas del gobierno sirio atacaron la ciudad de Khan Sheikhun en la provincia de Idlib el 5 de junio (AFP)

Al menos ocho personas, entre ellas cuatro niños, murieron en ataques aéreos del gobierno sirio en la provincia de Idlib, un área controlada por militantes en el noroeste de Siria que ha estado bajo un fuerte ataque en las últimas semanas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un monitor de guerra con sede en el Reino Unido alineado con grupos de la oposición siria, dijo que las fuerzas gubernamentales llevaron a cabo decenas de ataques en la provincia de Idlib el miércoles por la mañana.

Cinco personas murieron, entre ellas dos niños, en la ciudad de Kafr Aweed, dijo el Observatorio en su sitio web, mientras que otras 10 personas resultaron heridas.

Los familiares de las víctimas se reunieron en el cementerio de la ciudad el miércoles por la tarde mientras una excavadora excavaba un gran pozo en el suelo, informó AFP.

Los restos dispersos de uno de los niños fueron colocados en una caja de cartón antes de ser enterrados, dijo un fotógrafo de la AFP.

El cadáver de otro estaba cubierto con una funda azul bordada, dijo la agencia de noticias.

Las bajas del miércoles coinciden con la festividad musulmana de Eid, y se producen tras semanas de aumentos en los bombardeos del gobierno en ciudades y pueblos del área de Idlib.

Una mujer y sus dos hijos también fueron asesinados el miércoles cuando una motocicleta fue alcanzada por ataques aéreos del gobierno en la ciudad de Idlib de Maaret al-Numan, informó AFP, citando el Observatorio.

El año pasado, Rusia y Turquía lograron un alto el fuego en Idlib, evitando una ofensiva planificada por las fuerzas leales al presidente sirio Bashar al-Assad, el cual buscaba retomar el control del área de los grupos armados de oposición.

La provincia está en manos de la ex-afiliada de Siria al-Qaeda, Hayat Tahrir al-Sham.

Pero las fuerzas sirias se han apoderado de algunas áreas de Idlib después de que el asalto del gobierno a la provincia aumentase en las últimas semanas y el alto el fuego cesase.

La violencia ha desplazado a casi 270.000 personas solo en mayo, según las Naciones Unidas.

Mohammed Zahed al-Masry, miembro de la Alianza de ONGs Sirias, dijo a Reuters el miércoles que 600 civiles han muerto en la reciente violencia.

"Tenemos 22 instalaciones médicas que han sido atacadas directamente. Tenemos cinco mercados que han sido objeto directo de los ataques, seis centros de los Cascos Blancos [servicio de rescate] también han sido atacados directamente", dijo al-Masry a la agencia de noticias.

MEE informó anteriormente que las instalaciones médicas en la provincia de Idlib fueron destruidas en la ofensiva militar del gobierno.

Miles de familias sirias también han buscado refugio en campamentos improvisados ​​en campos de olivos en el norte de Idlib.

Los campamentos ahora se extienden en unos 50 kilómetros entre Idlib y la ciudad de Atme, en la frontera sirio-turca.

Donald Trump le dijo a Siria y su aliado Rusia el domingo que dejen de bombardear ‘la maldita’ Idlib.

"El mundo está observando esta carnicería. ¿Cuál es el propósito, qué vais a conseguir? ¡PARAD!" tuiteó el presidente de Estados Unidos.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, rechazó las críticas de Trump al día siguiente y dijo que su acción en la provincia estaba justificada porque los militantes usan Idlib como base para lanzar ataques contra objetivos civiles y militares.

 

 

Vía Arabia.Watch

Categorías
Europa y RusiaNoticiasOriente MedioRusiaSiriaTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines