Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Estados Unidos compartió información sobre energía nuclear con Arabia Saudí después del asesinato de Khashoggi

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mira al Príncipe Heredero de Arabia Saudí, Mohammad bin Salman al-Saud, mientras se alinean para la foto de familia durante la jornada inaugural de la Cumbre de Líderes del G20 de Argentina 2018 en Costa Salguero, el 30 de noviembre de 2018 en Buenos Aires, Argentina [ Daniel Jayo / Getty Images]

La administración Trump otorgó dos autorizaciones a compañías estadounidenses para compartir información sensible sobre energía nuclear con Arabia Saudí, poco después del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en octubre, dijo el martes un senador estadounidense que vio las aprobaciones, informó Reuters.

Es probable que el momento de las aprobaciones acumule presión sobre la administración del presidente Donald Trump por parte de legisladores, que se han vuelto cada vez más críticos del apoyo de Estados Unidos a Arabia Saudí desde que Khashoggi fue asesinado en el consulado saudí en Estambul en octubre.

Khashoggi, un nativo de Arabia Saudí, partió en 2017 para convertirse en residente de los Estados Unidos donde publicó columnas en el Washington Post en las que criticaba el liderazgo del reino.

El senador Tim Kaine, un demócrata de Virginia, donde vivía Khashoggi, dijo que el momento de las aprobaciones fue "impactante" y dijo que se suma a un "patrón de comportamiento perturbador" de la política del gobierno en Arabia Saudí. El Departamento de Energía otorgó la primera parte de la autorización 810 el 18 de octubre, 16 días después de la muerte de Khashoggi. La segunda ocurrió el 18 de febrero.

Las autoridades estadounidenses han llegado a la conclusión de que la responsabilidad por la muerte de Khashoggi se encuentra en los niveles más altos del gobierno saudí. Riad ha negado que el príncipe heredero Mohammed bin Salman haya estado involucrado.

Las autorizaciones se encontraban entre las siete otorgadas a las empresas estadounidenses por la administración de Trump desde 2017, mientras Washington y Riad negocian un posible acuerdo más amplio para ayudar a Arabia Saudí a desarrollar sus dos primeros reactores de energía nuclear.

El Departamento de Energía ha mantenido confidencial la información de las aprobaciones a Arabia Saudí, citando la protección de los intereses comerciales.

El departamento confirmó que las dos autorizaciones fueron emitidas después del asesinato de Khashoggi, pero no respondió a una pregunta sobre por qué los nombres de las compañías no han sido revelados. En el pasado, 810 aprobaciones se pusieron a disposición del público en la sede del departamento.

Una autorización 810 "simplemente proporciona a las empresas estadounidenses la capacidad de competir en el mercado nuclear civil internacional", dijo el funcionario.

Leer: French weapons sales to Saudi jumped 50 percent last year

Los legisladores han estado ansiosos por mantenerse al tanto de las conversaciones sobre el desarrollo de la energía nuclear entre la administración y Riad para asegurarse de que cualquier acuerdo contenga estándares estrictos de no proliferación nuclear.

Arabia Saudí y Washington habían iniciado conversaciones sobre el desarrollo de la energía nuclear antes de la presidencia de Trump. Pero el progreso ha sido lento, ya que el reino se opone a las medidas que le impedirían enriquecer uranio y reprocesar el plutonio, dos vías posibles para hacer material fisionable para armas nucleares.

El año pasado, el príncipe heredero dijo que el reino no quería adquirir una bomba nuclear, pero que si su rival Irán lo hiciera, "seguiremos su ejemplo lo antes posible".

Kaine, quien había instado a la administración a dar a conocer las autorizaciones, dijo que las aprobaciones eran "uno de los muchos pasos que está tomando la administración y que está alimentando una peligrosa escalada de tensión en la región".

A finales del mes pasado, Trump declaró una emergencia nacional debido a las tensiones con Irán y eliminó las objeciones del Congreso para completar la venta de más de 8.000 millones de dólares en armas a Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Jordania.

Riad planea emitir una oferta multimillonaria en 2020 para construir sus primeros dos reactores de energía nuclear, dijeron las fuentes en abril. Aunque se había esperado inicialmente el año pasado, la licitación se ha retrasado varias veces.

Estados Unidos, Corea del Sur, Rusia, China y Francia compiten por el negocio. El constructor de reactores Westinghouse, que se ha visto afectado por una caída en la industria de la energía nuclear de EE. UU., probablemente vendería componentes a Arabia Saudí en cualquier acuerdo que involucre tecnología estadounidense. Brookfield Asset Management Inc ahora es propietario de Westinghouse.

Categorías
Arabia SauditaAsia y AméricaChinaEEUUEuropa y RusiaFranciaNoticiasOriente MedioRusia

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines