Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel y la guerra contra Irán

Acuerdo nuclear de Irán o Trump protegiendo a Israel - Viñeta [Sabaaneh / MiddleEastMonitor]

Una guerra liderada por Estados Unidos contra Irán aún es una posibilidad, a pesar del hecho de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado abiertamente su falta de entusiasmo por ahora, a diferencia de su asesor de seguridad nacional, John Bolton. Israel nos viene a la mente en este caso, a pesar de la posibilidad poco probable de que Israel participe directamente en una confrontación militar, especialmente después de que Washington le pidiera explícitamente a Israel que no interfiriera en el acontecimiento bélico. Esto es similar a la postura durante la segunda Guerra del Golfo en 1991.

Sin embargo, Israel es un factor influyente en la escalada de Estados Unidos contra Irán. Nadie puede ignorar la satisfacción y la alegría del gobierno de Benjamin Netanyahu ante las políticas más hostiles de Trump hacia Irán -que no han sido sin la incitación del primer ministro israelí- en comparación con las de su predecesor, Barack Obama. Trump retiró a los Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, y luego designó a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica como una organización terrorista, antes de imponer sanciones al petróleo iraní.

Acuerdo de Irán y ayuda militar de los Estados Unidos para Israel – Viñeta [Cartoon Latuff / MiddleEastMonitor]

Netanyahu cree que Irán está en el centro del desafío planteado por Hamás en la Franja de Gaza y los otros grupos de resistencia. Para él, abordar la percepción de la amenaza iraní es una prioridad porque es quien encabeza y apoya a Hamás; si se debilita y se detiene, piensa, se puede negociar con Hamás más fácilmente. Sin embargo, a pesar de la importancia del apoyo que el movimiento y otros grupos reciben de Irán, Hamás y la Yihad Islámica han logrado desarrollar sus propias capacidades y se han adaptado a las condiciones de asedio. Ya han pasado la fase de auto-formación.

Leer: Iran’s Khamenei calls US blacklisting of Guards a ‘vicious move’

Además, el apoyo extranjero a la resistencia palestina no se limita a Irán, ya que los grupos armados han recibido apoyo de países árabes y musulmanes. Por lo tanto, no existe un vínculo inevitable entre el control de Teherán y el control de Hamás y la Yihad Islámica. Los movimientos se basan en los territorios palestinos ocupados en 1948, así como en los asentamientos de la Franja de Gaza. Estos asentamientos densamente poblados son a la vez una carga y una espina en el lado de Israel, y a Gaza no se le puede silenciar mediante un asedio, el hambre y la opresión militar o económica.

Las herramientas más efectivas de Estados Unidos contra Irán son las sanciones económicas. El despliegue de tropas de Washington es solo para demostrar que va en serio e insinúa su fuerza disuasiva. Las sanciones están destinadas a reducir las exportaciones de petróleo de Irán a cero, ya que son su principal fuente de ingresos. Las sanciones han dañado el valor de la moneda iraní, que se refleja en el aumento del precio de todo en Irán, incluidas las necesidades básicas. El objetivo declarado de esto es forzar a Irán a firmar un nuevo acuerdo nuclear con términos que estén más en consonancia con las visiones de Trump y su administración. La atención se ha centrado en el acuerdo nuclear, sin mencionar otros asuntos o demandas, como el papel regional de Irán y su programa de misiles balísticos. “Simplemente no queremos que tengan armas nucleares”, dijo Trump a los periodistas. “No es mucho pedir”.

Según los analistas israelíes, las sanciones de “máxima presión” impuestas a Irán, que pretende arrinconarle, podrían impulsar a Teherán a dañar la estabilidad de la región. El Canal 13 de Israel reveló que la agencia de espionaje del Mossad israelí transmitió información a los Estados Unidos de que Irán estaba planeando llevar a cabo una operación militar contra sus intereses en la región.

Iran Deal - Cartoon [Sabaaneh/MiddleEastMonitor]

Acuerdo de Irán – Viñeta [Sabaaneh/MiddleEastMonitor]

Dado que Israel está en el centro de los acontecimientos más hostiles en la relación entre Estados Unidos e Irán, está preocupado, junto con los países del Golfo Árabe, por las consecuencias y los peligros potenciales de la guerra. El periódico israelí Maariv citó a fuentes de seguridad que dicen que el estado teme que se propague un conflicto y que Irán se dirija a lugares israelíes en el extranjero a través de grupos de asociados. Israel también teme los ataques de los Altos del Golán sirios ocupados llevados a cabo por grupos guiados e instruidos por Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica. Se está estudiando la posibilidad de apuntar a lugares iraníes en Siria.

En resumen, la escalada del conflicto de Washington con Teherán constituye una amenaza y una oportunidad para Israel. La primera, en el sentido de que las consecuencias de la guerra pueden afectarlo directamente, y la segunda porque se beneficiaría de la contención en Irán, ya sea mediante una guerra militar o económica, ya que esto privaría a Hamás y a la Yihad Islámica del apoyo regional con una presencia iraní activa en el tema palestino. Israel también se beneficiará de vínculos más estrechos con los países del Golfo que se apresuran a normalizar las relaciones con Tel Aviv a costa de Palestina. Al hacerlo, esperará convencer a las capitales regionales de que Israel está más cerca de ellos que Irán, lo que amenaza su seguridad e intereses.

Leer: OPINION: What would happen if a war breaks out in the Gulf?

Este artículo apareció por primera vez en árabe en Al-Arabs Al-Jadeed el 21 de mayo de 2019.

 

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaEEUUIránIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba