Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

“Golpeados, prendidos fuego, obligados a ladrar”: Informe del New York Times sobre la tortura en las prisiones de Assad

Las fuerzas militares del presidente sirio Bashar Al-Assad pasan frente a un complejo militar con una bandera nacional siria en Siria, el 5 de septiembre de 2016 [SANA / REUTERS]

El New York Times ofreció información especial sobre las instalaciones secretas de tortura del régimen de Bashar al-Assad en Siria, en un informe publicado el sábado.

Mientras el ejército del régimen de Assad ha estado luchando contra las fuerzas rebeldes en el territorio, su gobierno estaba librando una guerra total contra sus propios civiles.

La cantidad exacta de civiles detenidos en estas cárceles es desconocida; sin embargo, se considera que 128.000 sirios han sido detenidos o han muerto, según la Red Siria para los Derechos Humanos. Casi 14.000 fueron asesinados por tortura.

"Los millones de familiares de detenidos desaparecidos flotan en un limbo social y psicológico", escribió The New York Times.

Ahora, a medida que el régimen se acerca al final de un brutal y sangriento conflicto de ocho años, el índice de personas detenidas en el país está aumentando.

"El año pasado, la Red Siria registró 5.607 arrestos nuevos que clasifica como arbitrarios, más de 100 por semana y casi un 25% más que el año anterior", escribió The Times en el informe.

El periódico descubrió que los memorandos del gobierno revelan que los funcionarios sirios cercanos a Assad habían ordenado detenciones masivas y sabían todo sobre las atrocidades que estaban ocurriendo.

Siria ha estado atrapada en una guerra civil despiadada desde principios de 2011, cuando el régimen de Bashar al-Assad tomó medidas enérgicas contra las protestas en favor de la democracia.

Desde entonces, cientos de miles de personas han muerto y más de 10 millones han sido desplazadas, según funcionarios de la ONU.

En los últimos meses, el régimen de Assad ha reconocido la muerte de cientos de personas dentro de los centros de detención, en una estrategia táctica dirigida a enviar el mensaje "Ganamos, hicimos esto y nadie nos castigará", según el fundador de la red siria, Fadel Abdul Ghany.

Leer: In intimidation tactic, Syria arrests 50 children in Homs

 

Casos de tortura

El periódico documentó numerosos casos de tortura a manos del régimen.

Muchos de estos casos tuvieron lugar en la prisión de Saydnaya, que se conoce en Siria como el lugar donde los prisioneros fueron enviados en masa para ser ejecutados.

Uno de los casos extremos fue el de Muhannad Ghabbash, un estudiante de Alepo, quien fue arrestado varias veces al comienzo de la guerra civil en Siria.

Después de su tercer arresto, se enfrentó a una serie de duras palizas y, a veces, "se despertaba desnudo en un pasillo helado", y un oficial le metía un arma en la boca.

Otro superviviente de la tortura dijo que presenció que "un adolescente tardó 21 días en morir después de que los interrogadores lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego".

Un guardia, que se hacía llamar Hitler, organizó una "cena sádica como entretenimiento" en la que obligaba a los reclusos a actuar como animales, haciéndolos ladrar como perros o cacarear como gallos.

"El perro tiene que ladrar, el gato maúlla, el cuervo cacarea", dijo Ghabbash a The Times, y agregó:

Hitler intenta domesticarlos. Cuando acaricia a un perro, el otro perro debe actuar celoso.

Dentro de los muros de estas instalaciones secretas de la prisión, la violación y la agresión sexual también son comunes.

El año pasado, un informe de la comisión de derechos humanos de la ONU dijo que mujeres y niñas habían sido violadas y agredidas sexualmente en al menos 20 filiales de inteligencia en el país, y hombres y niños en 15 filiales.

Según el Times, las mujeres que no fueron violadas habían denunciado manoseos, insultos sexuales, amenazas de violación y registro de sus cavidades corporales.

La ONU también ha mencionado que las condiciones insalubres de los centros de detención son tan extremas y sistémicas que "equivalen al exterminio, un crimen contra la humanidad".

Cualquier esperanza de responsabilizar al régimen de Assad sigue siendo desalentador; sin embargo, hay un aumento en el movimiento para hacer justicia a través de los tribunales europeos. Las autoridades francesas y alemanas emitieron órdenes de arresto internacionales para Ali Mamlouk, jefe de seguridad nacional de Assad, y el director de inteligencia de la Fuerza Aérea, Jamil Hassan, sobre los casos de tortura y muerte en estas prisiones.

Leer: Rights group highlights sexual violence against Syrian men

Categorías
NoticiasOriente MedioSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines